Destacamos

Elecciones 2017: Candidatos

Estimados mamás, papás y apoderados, conforme lo acostumbrado, en las próximas reuniones de apoderados a realizarse desde fines de octu...

domingo, 30 de mayo de 2010

Diferencias en la Enseñanza de Ayer y de Hoy: "Así No lo Hacemos en el Colegio, Mamá"

Ayudar en las tareas de matemáticas a los hijos puede ser un problema para los padres, porque la terminología cambió.

Por Rob Eastaway, The Times.

Una niña de 10 años pide que le ayuden a hacer una tarea de matemáticas. ¿Usted podría explicarle algunos conceptos? La mayoría de los adultos ingleses no pasaría esta prueba.

Esto, porque los métodos y el lenguaje que se emplean para enseñar matemáticas en la enseñanza básica han cambiado.

Y la terminología que se usa hoy para la mayoría de los padres es puro blablá.

Este desconocimiento ha producido una barrera comunicacional entre padres e hijos a la que se le ha dado poquísima atención en todo el debate sobre la educación de las matemáticas.

Es probable que el nuevo gobierno aborde varios problemas clave en relación con esta asignatura, pero yo sugeriría uno que no se ha tomado en cuenta y que es cada vez más común: las pataletas.

Las que se desatan cuando el niño, después de pedir ayuda a un padre, grita: "¡Pero no lo hacemos así en el colegio!".

Cuando la mayoría de nosotros estaba en la escuela, la forma en que nos enseñaban tenía que ver con que la sociedad necesitaba cientos de miles de empleados para que hicieran cálculos cotidianos.

Sin embargo, las necesidades cambiaron. Ahora las calculadoras hacen el esfuerzo. Aun así, la necesidad de entender las matemáticas nunca ha sido más grande, porque las requerimos para todo.

Por lo tanto, el énfasis de la enseñanza hoy es que los alumnos entiendan cómo funcionan los números y cómo resolver problemas.

El nuevo lenguaje puede intimidar a los papás, pero las ideas detrás de él son simples y los métodos se remontan a siglos.

Sin embargo, muchos padres se sienten comprensiblemente ofendidos que su experiencia en hacer cálculos se haya dejado de lado en favor de una cantidad de novedosas jerigonzas.

El primer paso para cualquier padre debería ser familiarizarse con los nuevos métodos. Entonces, la habilidad más importante que hay que desarrollar es la paciencia.

Los padres pueden sentirse frustrados si su hijo no "capta", pero esto desgasta al niño. Si las cosas se vuelven angustiosas, tome un descanso.

No lo elogie por ser más inteligente al lograr la respuesta correcta porque cuando llega a las matemáticas más difíciles y le empiezan a salir las cosas mal, se siente estúpido. Mejor es alabar el esfuerzo.

Cuando su hijo encuentra una respuesta, aunque sea correcta, hay que pedirle que le explique cómo lo logró.

Los niños se dan cuenta de sus errores mientras van expresando su idea, pero si explican sólo cuando la respuesta está mal, creerán que es un castigo y se negarán a hablar.

sábado, 29 de mayo de 2010

Nuevo Edificio: Asociación Recorre las Obras Gruesas en Celebración de Tijerales

Por César Antonio Campos, periodista Asociación de Padres.

Tal y como dicta la costumbre nacional, esta tarde se efectuó la tradicional celebración de los Tijerales, del edificio que se está construyendo en el patio posterior del salón Eduardo Frei Montalva.

Capataces, ingenieros calculistas, arquitectos, una veintena de trabajadores, la dirección del colegio y como invitados el directorio de la Asociación de Padres y la directiva del Centro de Alumnos compartieron de un apetitoso almuerzo.

También, fue la oportunidad para que los representantes de las familias institutanas recorrieran los avances de la obra de tres pisos, unos mil metros cuadrados y que comenzó el 15 de enero pasado.

video

El padre rector José Agustín Tapia explicó que el nuevo edificio albergará 5 salas de clases, un auditorio para 130 personas y un laboratorio. Asimismo, dijo que habrá un pasillo que conectará con el edificio antiguo.

video

La presidenta de la Asociación de Padres, Pilar Mendoza, destacó el rápido avance de las obras, que están siendo desarrolladas por la empresa constructora Mines Limitada.

video

Una misma opinión tuvo la directora Tesorera, María de los Ángeles Urzúa, quien subrayó la buena calidad de la construcción que, al igual que el colegio, soportó de buena forma el terremoto del pasado 27 de febrero.

video

Para el 30 de enero próximo, se espera que se inaugure oficialmente el nuevo edificio.

FOTOGRAFÍAS

Tradición de los Tijerales

Se llama Tijerales a la costumbre chilena de realizar un festejo, generalmente en la forma de asados, cada vez que en una construcción se han instalado los tijerales o cerchas.

En edificaciones de hormigón se realiza cuando se ha terminado la obra gruesa, ya que se considera que la obra está prácticamente terminada.

La importancia es que toda construcción que llega a este punto (postura de techo o cubierta) ya se puede auto sustentar y conservar en el tiempo, aunque deba ser detenida la construcción.

De no alcanzarse este punto y se debe parar la construcción, las fuerzas de la naturaleza destruirán los avances.

En dicha celebración se coloca, de modo espontáneo la bandera nacional, en la quilla o parte más alta de los tijerales.

Este festejo tiene un carácter casi ceremonial en el ambiente de la construcción, de modo que se cree que el no realizarlo traerá mala suerte tanto a la construcción como al propietario o mandante.

Por esta razón participan todos los obreros involucrados directamente en la construcción, así como sus superiores más directos -capataces, jefes de obra, proyectistas, etcétera-. En ocasiones, y dependiendo de la importancia de la obra, miembros ejecutivos de la o las empresas relacionadas con la construcción pueden hacerse presentes, incluso el propietario del inmueble, quien debe financiar todo el festejo.

viernes, 28 de mayo de 2010

Primera Fecha: Con Polémicas entre Padres y Goleadas Parte Campeonato de Baby Fútbol


Por César Antonio Campos, periodista Asociación de Padres.

Con gran efervescencia, entusiasmo y polémica, se inició esta tarde el Campeonato de Baby Fútbol Papás en el gimnasio del Instituto.

Un pequeño grupo de mamás y niños pequeños acompañaron a sus padres jugadores. Plumeros, tambores y fuertes gritos fue la forma como los alentaron a ganar.

El director de Deportes de la Asociación, Juan Manuel Mella, fue el encargado de dar el vamos a una controvertida primera fecha del torneo.

video

Polémica Jornada

Pese a las advertencias de un juego limpio, se produjeron dos condenables incidentes entre papás. El primero ocurrió durante el partido entre el 1° básico D y el 1° básico C.

Tras una serie de jugadas osadas, el apoderado Nelson Soto, 1° básico D, y Esteban Pinto, 1° básico C, se trenzaron en una acalorada discusión que casi termina a golpes. Ambos jugadores fueron expulsados.

Una parecida trifulca sucedió, con pocos minutos de diferencia, en la cancha 2. Mauricio Fernández, 4° medio B, y Carlos Cornejo, 2° básico B, protagonizaron un desafortunado espectáculo.

En una actitud descontrolada, el apoderado del 4° medio fue en busca de su contrincante para agredirlo. Afortunadamente y gracias la intervención de sus compañeros, se pudo evitar el ataque.

Todo habría comenzado por insultos proferidos entre uno y otro. El árbitro determinó amonestarlos con tarjeta amarilla.

El director de Deportes anunció que los papás involucrados pasarán al tribunal de disciplina del torneo para evaluar su sanción.

Resultados Primera Fecha

Una jornada goleadora de vivió esta tarde. El 1° básico C se impuso por 11 tantos al 1° básico D, que sólo pudo conseguir 4 anotaciones.

video

En la cancha adyacente, el 2° básico B sorprendió al 4° medio B, al marcar 16 goles contra 6 de su contrincante.

video

En el segundo turno de partidos, el combinado “Los del A”, integrados por el Kínder A, 1° básico A y 3° básico A, fue superior por 13 goles contra 2 del 5° básico C.

video

Y no llegó. El 2° medio B ni se apareció para enfrentarse contra el 1° básico B-Pre Kínder B. Éste último, se quedó con las ganas de debutar en el Campeonato.

Tabla de Posiciones




Segunda Fecha

La segunda fecha del emocionante torneo 2010 se realizará el próximo viernes 4 de junio en el gimnasio del colegio.

Los equipos que competirán a las 20 horas serán: 5° básico A, 6° básico A-B, 4° básico A-Pre Kínder A y 2° básico B. Mientras, que a las 21 horas se enfrentarán: 5° básico B-3° básico C, 2° básico D, 3° básico B-4° básico D y “Los del A”.

Siga todos los detalles del Campeonato Baby Fútbol Papás en SOMOS PAPÁS COMPROMETIDOS blog.

VER FOTOGRAFÍAS

jueves, 27 de mayo de 2010

Informe Desarrollo Humano 2010: El Tiempo Libre de las Chilenas

La mitad de las mujeres le dedica todo su tiempo libre a la familia y hasta para descansar ella es multitarea. La igualdad de género en el uso del tiempo libre es un desafío pendiente.

Po Paula Leighton, El Mercurio.

La mirada de Alicia es una mezcla de perplejidad y sorpresa cuando le preguntamos en qué ocupa su tiempo libre.

Tras unos segundos responde "después del trabajo me voy a la casa, hago el aseo, veo las tareas con los niños y preparo la comida para cuando llegue mi marido".

¿Pero su tiempo libre? "Bueno, disfruto harto con los niños y los fines de semana vamos al club deportivo donde las mamás aprovechamos esas dos horas en que los niños y los maridos juegan para conversar de nuestras cosas".

Alicia es el ejemplo más clásico de cómo las mujeres experimentan el tiempo libre asociado a su rol tradicional en la familia y como una simultaneidad entre varios ámbitos.

"Veo la tele mientras hago la comida" o "descanso mientras manejo o me baño", son frases que rescata el Informe sobre Desarrollo Humano (IDH) en Chile 2010, lanzado la semana pasada y cuyo tema central es "Género: los desafíos de la igualdad".

El informe revela que la mayor inserción laboral femenina o un ingreso equitativo para ambos géneros no son los únicos desafíos para la igualdad.

En Chile el tiempo dedicado al esparcimiento también muestra brechas entre hombres y mujeres.

Para las mujeres el descanso es un bien más escaso que para los hombres. Mientras ellas tienen 270 minutos libres a la semana, ellos cuentan con 305.

El 50% de las mujeres dice que le dedica todo su tiempo libre a la familia, en comparación con 33% de los hombres.

Y de ellas, el 40% dice que siempre piensa en las necesidades de los demás antes que en las propias, opinión que identifica a 25% de los hombres.

Lograr un Equilibrio

"Las mujeres se dan poco tiempo para ellas mismas. En general, su tiempo libre se estructura en función de los tiempos y necesidades de otros. El hombre, en cambio, al no hacerse responsable de la misma cantidad de labores domésticas y familiares puede mantener más tiempo para sí y esa diferencia muchas veces pone un estrés a la relación", explica Pablo González, coordinador del informe del PNUD.

Érika Castro, psicóloga y directora del Instituto Familia Educa, plantea que cuando las mujeres están desbordadas por su multiplicidad de roles, les sugiere una analogía con el aterrizaje de emergencia: póngase la máscara de oxígeno primero para después poder ponérsela a sus hijos.

"Muchas reaccionan totalmente en contra: '¡cómo voy a posponer a mis hijos!'", cuenta. Y en realidad, agrega Castro, "una mujer que logra un equilibrio entre la vida familiar y su desarrollo personal también beneficia a todo su entorno: se siente más realizada y, por lo tanto, está más disponible y serena para ejercer sus roles de madre, esposa y profesional".

La antropóloga Sonia Montecino, subraya que el tiempo libre mezclado con alguna labor doméstica o de crianza "es un 'destino' que las mujeres no podrán mutar solas.

Transformar esta realidad es también tarea de los hombres, en la medida en que es preciso reorganizar equitativamente el peso de las labores domésticas entre ambos".

Una mayor participación social de la mujer, a juicio de Montecino, amplía y enriquece los espacios políticos y culturales.

"Y permite que no sólo las mujeres accedan a nuevos horizontes, también los hombres pueden acceder a otros mundos: los privados y sus sentidos reproductivos".

Más Amigos

Uno de los avances que refleja el informe del PNUD es que en los últimos 10 años han bajado de forma importante las personas que dicen no tener amigos.

Entre 2001 y 2009 la cifra cayó de 41% a 22% entre las mujeres y de 30% a 13% para los hombres.

Para la mujer, dice el estudio, esto podría vincularse con un aumento de su participación en el espacio público (educacional, laboral y de organizaciones sociales) y una disminución relativa en el peso de la familia como parte de la propia identidad.

Para Sonia Montecino, esta alza en los amigos podría deberse también a un nuevo concepto de 'amigo' asociado a las redes sociales virtuales, "pero que no implica necesariamente la sociabilidad presencial, que compone el diálogo amistoso entre los seres humanos".

Concurso Literario: Departamento de Lenguaje Nos Invita al “Campino en 110 Palabras”

Por César Antonio Campos, periodista Asociación de Padres.

En el año del Bicentenario de Chile y el Aniversario 110 de nuestro colegio, el Departamento de Lenguaje y la Biblioteca nos invitan a participar del concurso literario “Campino en 110 Palabras”.

Alumnos, apoderados, profesores, ex alumnos, funcionarios administrativos y auxiliares pueden participar de la competencia, que busca rescatar en 110 palabras situaciones significativas en el Instituto.

Los microcuentos se recibirán hasta las 16:00 horas del 31 de julio en la Biblioteca y en un Buzón que estará ubicado en la recepción.

La premiación de los ganadores se realizará en la Semana Aniversario del Instituto en el mes de septiembre.

Bases Concurso de Microcuentos “Campino en 110 Palabras”

¿Quiénes pueden Participar?

1) Podrán participar todos los miembros de la comunidad Institutana, entendiéndose como tal: alumnos, ex alumnos, apoderados, profesores, funcionarios administrativos y auxiliares.

Temática:

2) La temática de los microcuentos debe estar relacionada con la vida Institutana, considerando sus 110 años de historia: anécdotas, situaciones cotidianas, vivencias, experiencias, etc.

Originalidad:

3) Los microcuentos deben ser estrictamente inéditos y no superar las 110 palabras (sin contar el título).

Procedimiento de Entrega:

4) Cada participante puede presentar un máximo de dos microcuentos, los cuales deben ser entregados de la siguiente forma:

a) En un sobre, incluir una copia de cada microcuento firmado con un seudónimo.

b) En este mismo sobre debe venir otro sobre cerrado con los datos del autor: especificando el nombre completo, la edad, la dirección y el teléfono del autor.

c) Los microcuentos deben estar escritos en computador con letra arial 12 e interlineado 1.5 o en máquina de escribir.

Lanzamiento:

5) El concurso se lanzará el viernes 23 de abril.

Fecha de Recepción:

6) Plazo de recepción de los trabajos finalizará el 31 de julio a las 16:00 horas. Los trabajos se entregan en Biblioteca y en el Buzón que habrá en recepción.

El Jurado:

7) El jurado estará integrado por los profesores del Departamento de Lenguaje y Comunicación. El plazo para evaluar los trabajos es hasta el 31 de agosto.

Categorías:

8) Habrá tres categorías:

a) 5° a 8° básico.

b) 1° medio a 4° medio.

c) Ex alumnos, apoderados, profesores, administrativos y auxiliares.

Selección y Premiación:

9) El jurado seleccionará 6 microcuentos finalistas, por categoría, y entre estos dirimirá un primer, segundo y tercer lugar. Por lo tanto, habrá tres distinciones y premios por cada nivel de participantes.

La premiación será en la Semana Aniversario del Instituto de Humanidades Luis Campino.

10) Los microcuentos ganadores serán difundidos a nivel institucional a través de la página web, Campinísimo, Anuario, etc.

Consideraciones:

11) No se devolverán los trabajos recibidos.

12) Los trabajos deben ser inéditos (no haber sido publicados antes en cualquier formato). En caso de infringirse lo anterior, el participante será inmediatamente descalificado de este concurso.

13) La sola participación en el concurso implicancias la aceptación de estas bases y otorga el derecho a los organizadores a editar, publicar, distribuir y reproducir en cualquier medio, sin fines de lucro, las obras participantes.

martes, 25 de mayo de 2010

Opinión: Testimonio de Amistad

"Necesitamos evolucionar hacia una sociedad más inclusiva".

Por Neva Milicic, sicóloga

Todas las personas por diferentes razones estamos expuestas a que alguien de nuestras familias o nosotros mismos experimentemos alguna discapacidad, ya sea física o mental.

Las personas en esta situación requieren de apoyo y contención para poder lograr desarrollarse a pesar de sus limitaciones, y encontrar en los vínculos con los otros un sentido a su existencia.

También necesitan tener un espacio para entregar su aporte a la sociedad.

Un maravilloso ejemplo de cómo los vínculos fortalecen y acompañan en situaciones de discapacidad adquirida es la obra teatral de Elena Muñoz "Ojos que suenan".

Es una obra para ver en familia y para conversar de un tema que como sociedad nos atañe a todos.

Porque el cuidado y la protección de los que se encuentran en un estado de mayor vulnerabilidad supone un compromiso personal.

La obra está basada en la historia de Alberto Vega, director teatral y que fue además director de la Escuela de Teatro de la Universidad Católica de Chile.

En el año 2006, Alberto quedó inmovilizado, con el síndrome "Locked in" (encerrado en sí mismo), a raíz de un accidente en bicicleta.

En este síndrome se produce una parálisis global, pero la mente sigue estando lúcida, a pesar de que sólo puede mover los ojos.

Además de plantearnos el imperativo ético de hacernos cargo de la discapacidad, es una oda a la amistad, pues aquí se da testimonio de la importancia de tener gente que entregue afecto en forma incondicional.

Nos hace ver cómo es posible compartir en un mundo, viendo una película, leyendo un libro o simplemente haciendo presente los recuerdos de las experiencias vividas juntos.

El protagonista sólo puede comunicarse con los demás a través de abrir y cerrar los ojos, según quiera decir sí o no.

Gracias a una rehabilitación realizada por computador, Alberto Vega ha ido comunicándose y expresando lo que piensa y siente.

Resulta reconfortante con la humanidad saber que hay personas que acompañan y están cerca de otras que sufren algún tipo de discapacidad.

Necesitamos evolucionar hacia una sociedad más inclusiva y desarrollar en nuestros hijos una actitud de apertura hacia las personas que presentan problemáticas diferentes.

No se trata de una forma de asistencialismo, sino que de un principio de justicia y de entregar oportunidades educativas y de rehabilitación a quienes lo necesitan.

"Necesitamos evolucionar hacia una sociedad más inclusiva".

lunes, 24 de mayo de 2010

Clases de Rock & Roll: Parten Inscripciones para Segundo Taller para Padres

Por César Antonio Campos, periodista Asociación de Padres.

Terminado el exitoso taller de yoga comienza en junio todo el ritmo del rock and roll en el colegio.

Ya están abiertas las inscripciones para el segundo curso extraprogramático para apoderados, organizado por la Asociación de Padres.

Los apoderados interesados pueden apuntarse personalmente en nuestra oficina ubicada en el colegio o al teléfono 334-9613.

La directora de Cultura, María Teresa Pesce, explicó que aún no están definidos los horarios en que se desarrollarán las clases, puesto que dependerá de la disponibilidad del salón Eduardo Frei Montalva.

Asimismo, llamó a los papás interesados a anotarse rápidamente porque los cupos son limitados y aclaró que el curso no tiene costo para las familias institutanas.

video

domingo, 23 de mayo de 2010

Nuevas Formas de Consumo: Chilenas Compran, Venden y Vitrinean en Facebook

Desde encargar verduras hasta hacerse la manicure. Todo tipo de servicios se comercializan en esta red social, una gran plataforma para jóvenes empresarios y una especie de mercado público para cientos de compradores.

Por Pamela Carrasco, El Mercurio.

Carteras, vestidos, zapatos, jeans, collares, perfumes, comida gourmet, muebles retro, artículos de decoración y hasta servicios de manicure.

De todo se puede encontrar en Facebook, una red social que además de lugar de encuentro entre amigos se ha convertido en una especie de "Mall 2.0", donde emprendedores y clientes se encuentran y hacen negocios sin moverse de su computador.

Luz Olivares es una de las fanáticas del sistema. Dice que a diario le llegan un montón de sugerencias de páginas que venden y ofrecen cosas interesantes. Por eso, hace cerca de un año se decidió a probar y no paró más.

"Además, algunas amigas mías comenzaron a vender y yo empecé a comprar. Lo más atractivo de este sistema es que no te mueves de tu computador. Además, la compra en línea facilita la coordinación de entrega, y si requieres algún cambio o ajuste en algunos casos; es una atención personalizada", dice esta diseñadora gráfica que, reconoce, ya tiene sus tiendas favoritas. Lo que más compra son ropa y accesorios.

A Rosario Sepúlveda, administradora de servicios, lo que más le gusta es la posibilidad de vitrinear en horarios en que el comercio convencional no está abierto.

Además, encuentra cosas distintas de diseñadores jóvenes, que no encuentra en las tiendas tradicionales.

"Puedes conseguir artículos menos masivos o te encuentras con personas que traen cosas de otros países, así que tampoco llegan tantas unidades", dice.

Además, la mayoría de quienes venden son jóvenes que están partiendo con sus negocios y ofrecen buenos precios.

"Yo compro ropa, perfumes, accesorios, cosas ricas para comer... Hay veces en que no compro directamente por Facebook, sino que veo lo que va a estar expuesto en alguna feria o tienda para ver si vale la pena ir", cuenta.

Negocio Prometedor

No sólo los compradores salen ganando. La periodista Francisca Reyes hace ya tiempo que sospechó que la red de amigos se podía transformar en un potencial negocio.

Amante de los colores y las telas, siempre diseñaba y hacía ropa con su mamá, Myriam Tapia.

Hasta que un día se decidió a crear su página en la red social, subió las fotos de sus modelos y a través de Twitter empezó la difusión.

Hoy su tienda en línea Zandía tiene más de 1.900 seguidores, y todos los días la "agregan" como amiga unas quince personas que llegan sólo a través del boca a boca.

"Estoy siempre conectada, y la gracia es que las clientas pueden preguntar precios, tallas e incluso encargar un diseño que les guste en algún color o tela especial, y luego lo pasan a buscar a mi casa", cuenta Francisca, quien hace unos meses dejó su trabajo formal para dedicarse ciento por ciento a la empresa.

Del Hobby al Negocio

Hoy, como ella, hay varias tiendas online que replican el modelo. "No habría podido partir sin este empujón virtual", dice José Miguel Lozano.

Fanático de las antigüedades y los muebles con onda, pasaba buena parte de su tiempo libre recorriendo ferias y persas en busca de algunos con diseño retro para restaurar.

Pero no tenía capital para lanzarse con una empresa formal. Y creó Hechizada, una tienda virtual en que ofrece muebles "vintage" de buena factura.

"Ni siquiera vale la pena tener un sitio web, porque la verdad es que la gente está en Facebook, y uno tiene que ir a ofrecerles las cosas allá", dice.

Es que si para los clientes el máximo atractivo es la comodidad de vitrinear y comprar sin moverse de la casa, para los empresarios el gancho está en los bajos costos que ofrece la plataforma para partir con el negocio.

"Puedes ofrecer lo que tú vendes sin necesidad de invertir en una tienda", cuenta la diseñadora gráfica Lucía Gormaz, quien junto a cuatro amigas decidieron dedicarse a lo que les apasiona.

Montaron la empresa de belleza a domicilio Beauty Delivery, en la que ofrecen manicure, pedicure, peluquería y maquillaje.

Comenzaron con parientes y conocidos y, en pocos meses, han recibido llamadas de clientes que llegan a través de "la amiga de la amiga" que las recomiendan por internet o porque etiquetan sus fotos.

"La difusión es tremenda y la recepción ha sido súper buena, porque la gente se ha acostumbrado a la comodidad de acceder a todo desde el computador", dice.

“Las redes sociales permiten arriesgarse. Por ahora, todas mantenemos nuestros trabajos aparte, pero al paso que vamos yo creo que luego nos podremos dedicar totalmente a este negocio". Lucía Gormaz Beauty Delivery, servicios de belleza a domicilio.

''La plataforma de Facebook da para muchísimo. Y yo veo que entre mis amigos y conocidos se ha ido masificando como un lugar para comprar, sobre todo por un tema de tiempo y exclusividad". Rosario Sepúlveda, administradora de servicios.

6,9 millones de cuentas de Facebook existen en Chile.

jueves, 20 de mayo de 2010

Día del Rector: Sorprendido Padre José Agustín Recibe Camiseta de Chile de Alumnos

Por César Antonio Campos, periodista Asociación de Padres.

Un gimnasio bullicioso y atiborrado de alumnos y alumnas celebró esta mañana al Padre José Agustín Tapia, en una nueva conmemoración del Día del Rector.

Alumnos, profesores, funcionarios y por supuesto los apoderados del Instituto representados por la Asociación de Padres, lo saludaron afectuosamente por el decimotercer aniversario de su ordenación sacerdotal.

Al emocionado Padre José Agustín le faltaban manos para agradecer el cariñoso saludos de los cientos de alumnos, que le entregaron regalos, dibujos, abrazos y emotivas palabras.

video

video

En representación de las familias institutanas, participaron los directores de la Asociación de Padres: Pilar Mendoza, María Teresa Pesce, Viviana Gutiérrez, Paz Puig y Juan Manuel Mella.

La presidenta de la organización, Pilar Mendoza, fue la encargada de darle al sacerdote un presente y el afectuoso saludo de los apoderados, por su “cumpleaños sacerdotal”.

video

Sin duda, el obsequio que más sorprendió al padre rector fue el del Centro de Alumnos. Sus delegados le regalaron la camiseta de Chile número 10, con su nombre estampado en la espalda.

Pese a las cosas materiales que recibió, el sacerdote nos reveló el mejor presente que le gusta recibir.

video

VER FOTOGRAFÍAS

Catalina, Mamá de Niño que hace Bullying: "Me han dicho Muchas Veces que Mi Hijo es Malo"

Iván tiene 10 años y ya ha pasado por cuatro colegios. El problema: golpea a sus compañeros. Su madre Catalina no sabe qué hacer con él, aunque está consciente de que su hijo es más agresivo que los demás. Le da pena que así sea y muchas veces se ha culpado a sí misma. También ha tratado de todo para ayudarlo: desde castigarlo hasta llevarlo a terapia. Este es el testimonio de una mamá preocupada porque su hijo está en el lado más cuestionado de la violencia escolar.

Por María Paz Cuevas, revista Ya, El Mercurio.

Hace un par de días, Iván (10) llegó a su casa de regreso de la escuela, registró su mochila y sacó una tarjeta de su interior.

Todavía con el uniforme puesto, le extendió el papel a su madre Catalina (50) y le dijo: "Mamita, te hice una cartita en clases por el Día de la Madre".

Catalina sonrió y abrió la tarjeta. Adentro, Iván le había escrito: "Te quiero mucho, mamita".

Catalina aún estaba emocionada con el regalo, cuando Iván le habló de nuevo:

-Mamita, te traje otra cartita más.

-¿Del día de la mamá también? -le preguntó ella.

-No, mami. Léela mejor.

Entonces, antes de tomar el papel, Catalina supo de qué se trataba: era otra citación de la profesora para que fuera a hablar con ella al colegio.

Por enésima vez la habían mandado a buscar por Iván. Desde que su hijo, el conchito, el menor de cinco hermanos, tenía seis años, Catalina no había parado de recibir citaciones de las cuatro escuelas por las que Iván había pasado.

Ahora, se repetía la misma historia. Catalina respiró, cansada y resignada. A estas alturas, ya sabía lo que le esperaba en la oficina de la profesora.

"Su hijo es un Satanás"

Iván tenía seis años y estaba en primero básico en un colegio municipalizado cuando la profesora llamó por primera vez a Catalina a una reunión privada. Ahí la docente le dijo:

-Su hijo es un niño problema. Le pegó patadas y combos a un compañerito.

Catalina no se sorprendió: en el jardín infantil, algunas tías ya le habían comentado que Iván era peleador con otros niños.

Que les pegaba sin razón aparente y que cuando se enrabiaba, parecía incontrolable.

Iván, un niño delgado, ensimismado, cariñoso con pocas personas, tenía además una fuerza física enorme para su edad.

-Es un niño malo -continuó ahora la maestra.

-Profe, yo sé que Iván tiene problemas, pero tiene seis años. ¿Cómo un niño va a ser malo? - le preguntó ella.

Catalina salió preocupada de esa reunión. Pero durante ese año, se fue preocupando aún más: Iván botó a un compañero de curso al suelo y le provocó un esguince en una mano.

A otro chico, peleando, le hizo un corte en la cabeza. Iván pegaba combos certeros y fuertes a quienes no le caían en gracia o lo molestaban.

Los demás niños le tenían miedo. Iván no tenía un solo amigo, pero era conocido por ser el más fuerte del curso. Él se jactaba de eso.

A Catalina empezaron a llamarla todas las semanas del colegio para notificarla del comportamiento de su hijo.

Cuando estaba a solas con él en casa, Catalina le pedía que se portara bien y le preguntaba por qué les pegaba a sus compañeros. Iván le contestaba:

-Es que, mami, a mí me molestan y cuando no los aguanto más, los agarro a combos. Cuando me da rabia, la embarro. Pero te prometo que ahora me porto bien.

Iván nunca cumplía su palabra. A los pocos días, Catalina tenía una nueva citación del colegio. Cada vez, en tonos más duros hacia su hijo.

Entonces se empezó a autoculpar. Lloraba a veces porque sentía que había sido una mala mamá.

"Al principio creía que todo era mi culpa por haberme separado del papá de Iván cuando él tenía cinco años".

La culpa creció cuando un día Iván le dijo: "Mami, te prometo que yo cambio si tú vuelves con mi papá".

Catalina, que ya tenía esa idea dando vueltas en su cabeza, regresó con su ex marido. Pero al poco tiempo se distanciaron de nuevo, lo que empeoró la agresividad de Iván en clases y detonó una depresión de su mamá.

"Tenía pena por todos los problemas que tenía con Iván. Pucha, mi conchito es malo, por qué, pensaba yo. Y también me empezó a dar rabia con él porque se seguía portando mal y yo ya no sabía qué contestarles a las profesoras", cuenta.

Entonces en casa, subió el tono de voz. "¡Iván! ¡Todo el tiempo tengo problemas por tu culpa en el colegio!", le gritaba.

Lo cierto era que Iván no sólo golpeaba cuando lo molestaban, sino que también cuando un chico no le agradaba.

Catalina siguió las recomendaciones de la dirección de la escuela y llevó a Iván al psiquiatra infantil del hospital de su sector.

El especialista le dio tranquilizantes. "Iván andaba tranquilo, pero parecía zombi, como si estuviera curadito.

Estaba completamente dopado. Me dio miedo que le pasara algo. Sólo alcanzó a tomarlas tres días", recuerda.

Sin los tranquilizantes, Iván volvió a ser el mismo de antes. Faltaban sólo tres meses para que Iván terminara segundo básico cuando la directora del establecimiento le dio una mala noticia: o retiraba inmediatamente a Iván de la escuela o lo expulsarían.

A esas alturas, Catalina ya había recibido más de 40 reclamos por las peleas que causaba su hijo.

"Pensé en hacer un esfuerzo y meterlo a un colegio particular subvencionado religioso donde los niños eran más tranquilos. Me costó un poco, pero me lo recibieron. Ahí Iván pudo terminar el segundo básico".

Pero sólo fue eso: terminar segundo básico. Porque en los tres meses que estuvo ahí, Iván también agarró a combos a sus compañeros.

Casi al término del año escolar, la profesora jefe llamó a Catalina y le dijo: "Iván está revolucionando a todo el ganado. Tu hijo es un Satanás".

La madre se enfureció. Se sintió humillada. Decidió sacar a su Iván de ese lugar de inmediato.

Pero, a esas alturas, las palabras de la profesora y de las anteriores retumbaban en su cabeza. Se cuestionaba si tendrían razón. ¿Sería su hijo malo de verdad? Y Catalina volvía a echarse la culpa a sí misma.

El Pesado del Curso

Iván comenzó tercero básico en su nueva y tercera escuela. No pasó nada para que volviera a tener los mismos problemas de siempre: golpeó a sus compañeros, les tiró piedras a las puertas de las salas de clases, les dio puntapiés en las canillas a las profesoras que intentaron detenerlo cuando peleaba.

Las profesoras entonces lo empezaron a castigar. A dejarlo sin recreos.

A encerrarlo en oficinas durante algunas horas y aislarlo de las actividades en las que Iván quería participar.

"Mami, las tías me dicen que soy el pesado del curso y no me pescan. Los otros niños tampoco me pescan. Entonces a mí me da rabia y me porto mal".

La profesora jefe no tardó en convocar a Catalina a una reunión. "Iván parece delincuente", le dijo. Catalina se salió de sus casillas y le respondió: "No trates a mi hijo de delincuente.

¡Tiene sólo ocho años! ¿Tú no tienes hijos? ¿No eres mamá? ¿No te das cuenta de que una mamá jamás quisiera que sus hijos fueran así?" y se fue indignada de la sala.

"Yo nunca me hice la loca con lo que hacía mi hijo. Sé cómo es: arrebatado, tiene mal genio y hace las cosas sin pensar. Entiendo que para otras mamás es complicado que haya niños como el mío. Pero yo siempre asumí la situación y traté de hacer cosas para que cambiara. Lo que me daba rabia era que las profesoras lo aislaran nomás y con eso, sólo empeoraron el problema. Una profe debe ser igual con todos los alumnos y entender que son niños".

Cuando Iván ya estaba a mediados de cuarto básico en ese colegio, la situación se hizo insostenible: auxiliares de aseo iban a buscar a Catalina a su trabajo hasta dos veces al día para que fuera a retirar a su hijo después de alguna pelea.

"Yo estaba cansada de que me mandaran a llamar. Cada vez que veía a la tía, sabía al tiro por qué era".

Antes de que terminara el año, la directora le informó a la mamá que tenía que buscar un nuevo colegio para Iván porque ahí no lo querían tener más.

Con tal de que se fuera rápidamente, le hicieron un informe suavizado en el que no contaban los problemas de conducta del pequeño. Sólo mencionaban que tenía "problemas familiares".

Catalina encontró otra escuela para Iván, la cuarta ya, que lo recibió a mitad de cuarto básico el año pasado.

Y decidió tomar medidas más drásticas: dejó uno de sus dos trabajos por una jornada de menos horas para pasar más tiempo con Iván, a pesar de que eso le significa menos ingresos para su familia.

Averiguó en distintas instituciones si tenían alguna terapia que pudiera servirle a su hijo sin necesidad de volver a doparlo.

Hace seis meses encontró una fundación donde lo acogieron y, desde entonces, Iván asiste cada quince días a tratamiento psicológico.

Ahora Iván, quien ya pasó a quinto básico porque nunca le ha ido mal con las notas, pelea menos con sus compañeros y tiene un amigo en su nuevo colegio con quien juega play station, algo que antes nunca había ocurrido.

"Ha cambiado de a poquito. No voy a decir que ya no pelea, pero está más tranquilo. A veces me pregunto por qué esto me pasó a mí.

He creído que es por mi culpa, por haberme separado, porque trabajo mucho y todo eso quizás perjudicó a mi hijo. Pero es mi guagua y lo adoro.

Por eso mismo me da pena que nadie lo quiera, que lo expulsen de todas partes. Yo nunca he negado lo que me dicen las profes, pero también me habría gustado tener más apoyo de los colegios, que trabajaran con él antes de excluirlo de buenas a primeras", dice Catalina.

Aún tiene miedo con respecto del futuro de Iván. El principal, que siga siendo un niño agresivo cuando llegue a la enseñanza media.

"Me da susto porque ahí están más grandes y toman otras medidas. También agarran otras cosas para agredir. Quiero que este problema se le pase antes. Y también me gustaría que las otras mamás entiendan como madres que son, que una también sufre desde el otro lado, que una no necesariamente tiene la culpa de tener un hijo así. También hay otros problemas detrás. Lo importante es que todos los niños tienen derecho a cambiar", explica.

Ahora con una nueva citación en sus manos -Iván le dijo que peleó con la profesora porque dio por ganadoras a las niñitas del curso injustamente en un concurso- Catalina espera sin incertidumbre.

Ya sabe que en el colegio, la profesora le dirá lo mismo que ella ya ha escuchado cientos de veces y que algún día espera dejar de oír para siempre.

¿Qué Hacer con un Niño Agresor?

Según los expertos en bullying, el psicólogo Jorge Varela, investigador de Paz Ciudadana y del Centro de Centro de Estudios Evolutivos e Intervención en el Niño (CEEIN) de la Universidad del Desarrollo, e Isidora Mena, psicóloga de Valoras de la Universidad Católica, hay varios factores que inciden en la agresividad de un niño:

Estilos de crianza. "Por ejemplo, si provienen de familias que permiten la violencia entre hermanos", dice Isidora Mena.

Un entorno escolar que, al omitir las agresiones, las permite.

Que el niño sienta que es incapaz de rendir lo que se espera de él y eso le provoque rabia que enfoca en los demás.

Que el niño tenga intolerancia a la frustración y mayor impulsividad.

Que el niño esté dentro de un curso que autorice o incentive la violencia entre compañeros.

El problema se agudiza frente a las reacciones más comunes en la mayoría de los colegios y entre los padres: que los papás de un agresor minimicen, nieguen o justifiquen la agresividad de su hijo y que los colegios se limiten a expulsar a los agresores sin haber trabajado el conflicto con ellos o que no traten el tema de la violencia escolar por miedo a ser estigmatizados o porque prioricen sólo el rendimiento académico por sobre la educación emocional.

Para los padres de un niño agresor: "Lo más importante es que tengan la madurez y la valentía para reconocer el problema que tiene su hijo", afirma el psicólogo Jorge Varela.

"Es importante que los padres entiendan que la resolución pacífica de los conflictos es un aprendizaje que para algunos niños es más difícil. No significa que el niño sea malo, sino que el 99,9% de los chicos con problemas de violencia los tienen sólo por falta de enseñanza al respecto", dice Isidora Mena.

Los especialistas recomiendan después de asumir el tema, mostrarle a su hijo que por la agresión no va a recibir agresión de vuelta, sino formación.

"Es importante que entiendan que la víctima sufre, porque la mayoría de los agresores no se dan cuenta de que causan daño", dice Varela.

"Por eso los padres deben ayudar a sus hijos más tarde a planear una reparación que puede ser desde pedirle disculpas al compañero hasta hacerle un regalo o invitarlo a alguna actividad", explica Mena.

Para profesores y autoridades del colegio: Lo esencial es que el colegio actúe frente a cualquier mínimo acto de violencia escolar.

"Esto implica detener la acción, ver la respuesta del agresor y ver de qué manera puede haber una reparación. No castigar al agresor. Sólo aumenta la rabia y lo que ese niño necesita es desarrollar mayor empatía y disminuir su ira", dice Isidora Mena.

Jorge Varela también cree que una buena opción es trabajar las normas sobre la violencia escolar entre profesores y alumnos.

"Así los niños se sienten parte de eso y hacen un contrato, no se sienten con reglas impuestas".

miércoles, 19 de mayo de 2010

Campeonato Baby Fútbol: Equipo Triunfador del 2009 Juega el Primer Partido del Torneo

Por César Antonio Campos, periodista Asociación de Padres.

Ya estamos en la cuenta regresiva. Una nueva etapa del Campeonato de Baby Fútbol Papás se vivió esta tarde en el colegio.

Ante la presencia de 7 delegados de deportes y el director de la Asociación, Juan Manuel Mella, se efectuó el sorteo de los equipos que integrarán los tres grupos en competencia.

Luego que el lunes pasado se había cerrado el proceso de inscripción de los competidores. Este año serán 15 los combinados que disputarán una inscripción en la copa del torneo.

Los ganadores del 2009, el ex Kínder C hoy el 1° básico C, será uno de los equipos que abrirá el campeonato, cuando se dispute la primera fecha.

video



El director de Deportes de la Asociación, además, informó que el partido que dará inicio al Campeonato se efectuará el próximo viernes 28 de mayo en el gimnasio del Instituto.

“Esperamos que las mamás y los niños vengan a apoyar a los equipos con plumeros, tambores, silbatos, carteles y con muchas ganas, para darles el ánimo para ganar”, dijo Juan Manuel Mella.

Primera Fecha

Primer Turno 20:00 horas.
Cancha 1: 1° básico C v/s 1° básico D
Cancha 2: 2° básico b v/s 4° medio B

Segundo Turno 21:00 horas.
Cancha 1: 5° básico C v/s Los del “A”.
Cancha 2: 1° básico B – Pre Kínder B – 2 medio B.

VER FOTOGRAFÍAS.

martes, 18 de mayo de 2010

Clases de Yoga: Con Ganas de Más Ejercicios Termina Concurrido Taller para Padres

Por César Antonio Campos, periodista Asociación de Padres.

Con gusto a poco quedaron esta tarde algunos papás con el taller de yoga. Tal y como estaba programado, se desarrolló la última de las 8 clases que contemplaba el curso ofrecido por la Asociación de Padres.

La directora de Cultura, María Teresa Pesce, no descartó realizar una segunda parte de la actividad durante el segundo semestre.

Tras una hora de ejercicios en el salón Eduardo Frei Montalva, los 12 asistentes compartieron, junto al profesor, de un trozo de torta y una taza de café como forma de finalización.

Opinión: El Lugar Favorito

"Así como los niños se apegan a las personas, eligen lugares que perciben como su lugar".

Por Neva Milicic, psicóloga.

¿Recuerda usted un lugar durante su infancia o adolescencia en el cual se sintiera especialmente tranquilo(a) y seguro(a) cuando estaba a solas?

Probablemente su respuesta sea afirmativa, ya que la mayoría de los niños y los adolescentes tienen necesidad de un lugar que tenga el sello de lo propio, para vivir su intimidad, para meditar o simplemente para estar en paz.

Los lugares se cargan de significados, según las experiencias vividas en ellos.

La pieza de los niños puede constituir ese espacio propio; dependerá de con quién la comparta, de la libertad que tenga para decorarla, y si es adolescente, del permiso que tenga para cerrar sus puertas y estar a solas cuando lo desee.

Estar debajo de un árbol puede constituir un espacio en que el niño se reencuentre con sus recuerdos y fantasías.

Un lugar que da seguridad. Si es así, déjele tiempo para disfrutarlo. Así como los niños se apegan a las personas y establecen vínculos con ellas, se relacionan con su entorno físico y eligen lugares que perciben como "su lugar".

Hablan de ellos como "mi pieza", "mi plaza". Es un tema de territorialidad. El niño también atribuye la posesión de "espacios únicos" a otros: "Este es el sillón de mi papá".

Estos lugares les ayudan a "segurizarse" y a reabastecerse emocionalmente. Los sienten como algo muy íntimo.

Es muy fácil identificarlos con una pregunta tan simple como: ¿Cuál es tu lugar preferido? La respuesta es muy iluminadora para saber en qué espacio al niño se le activarán emociones positivas y le favorecerá su equilibrio emocional.

Por ejemplo, Christian, de 6 años, dijo: "Mi lugar favorito son los columpios de la plaza".

Conversando más en profundidad, se vio que el niño vive en una casa pequeña con cuatro hermanos y se siente muy agobiado por el hacinamiento.

El columpio le proporciona una enorme sensación de libertad y de tener espacio, que lo hace muy feliz.

Los lugares se cargan de significado según las experiencias, y al lugar propio siempre se podrá volver en la imaginación, para buscar seguridad.

Quizás para entender esta necesidad de sus hijos sería bueno que usted se preguntara: "¿Cuál era mi espacio preferido cuando era pequeño?", y cuál es el lugar en que usted ahora puede encontrarse consigo mismo, en una atmósfera de tranquilidad.

Los lugares preferidos van cambiando; para un niño en edad preescolar la plaza donde juega con sus amigos puede ser el lugar preferido, en tanto que para un adolescente sentarse al atardecer en la terraza puede transformar un día opaco y aburrido en algo maravilloso.

Porque definitivamente hay lugares que ponen bien y lugares que ponen mal.

Hay padres que logran entregar a sus hijos la vivencia de un espacio mágico muy propio, aunque vivan en condiciones muy reducidas, en cambio otros que tienen más medios no logran conectar a sus hijos con la sensación de un espacio propio, donde les sea posible encontrarse consigo mismo.

lunes, 17 de mayo de 2010

Campeonato Baby Fútbol: 15 Equipos se Disputarán este año la Copa del Torneo

Por César Antonio Campos, periodista Asociación de Padres.

A las 17 horas de hoy, se cumplió el plazo para inscribir los equipos que competirán en el Campeonato de Baby Fútbol Papás 2010, organizado por la Asociación de Padres.

El director de Deportes de la organización, Juan Manuel Mella, informó que fueron 15 los equipos y 21 los cursos que se anotaron para el torneo de este año.

Destacó el interés de los representantes del 4° medio B y 2° medio B, puesto que los padres de enseñanza media van dejando de participar en este tipo de actividades, a medida que sus hijos van creciendo en edad.

Los combinados que participarán este año son:

El director de Deportes, asimismo, dijo que este miércoles se realizará el sorteo de los equipos que integrarán los grupos del Campeonato.

Finalmente, Juan Manuel Mella agregó que la convocatoria disminuyó respecto del torneo anterior.

“El año pasado se inscribieron 17 equipos y este año bajó en dos equipos”, aclaró.

Campeonato Baby Fútbol: Hoy Se Cumple el Plazo para Inscribir Equipos de Cada Curso

Por César Antonio Campos, periodista Asociación de Padres.

A las 17 horas de hoy se cumple el plazo definitivo. Los delegados de deportes de cada curso tienen hasta esa hora para entregar la inscripción de los equipos que competirán en el Campeonato de Baby Fútbol Papás 2010.

La recepción de las listas con el detalle de los jugadores será en la oficina que la Asociación de Padres tiene en el colegio.

El director de Deportes, Juan Manuel Mella, informó que hasta el viernes pasado sólo se habían recibido tres inscripciones de equipos.

El directivo agregó que “vamos, a ponerse las pilas para que realicemos un entretenido Campeonato este año”.

Este miércoles y con la presencia de los representantes deportivos de los cursos, se realizará el sorteo de los grupos y los equipos de competirán en la primera fecha.

El primer partido del torneo se efectuará el próximo 28 de mayo a las 19:45 horas en el gimnasio del Instituto.

domingo, 16 de mayo de 2010

Los Papás "Geeks" Comparten con sus Hijos Armando Robots y Jugando con la Tecnología

Un libro recién publicado sugiere entretenidos panoramas. Conocer más a los niños y pasar juntos tiempo de calidad son las motivaciones principales de los padres para realizar estas actividades en familia.

Por Amalia Torres, El Mercurio.

Ponerle luces a pila a un volantín y hacerlo volar en la noche para ver su movimiento o utilizar un juguete, una cámara digital y el computador para armar un cómic con sello propio.

Éstas son algunas de las ideas que el ingeniero Ken Denmead entrega en su libro "Geek Dad: Awesomely Geeky Projects and Activities for Dads and Kids to Share" ("Papá geek: Proyectos y actividades increíblemente geeks para que compartan padres y niños", en Amazon desde 12 dólares), que fue lanzado en Estados Unidos a comienzos de mes.

"Hay muchos libros sobre paternidad que nos dicen qué cosas hacer para nuestros hijos o que nos entregan guías de crianza, pero hay muy pocos que nos den ideas de qué cosas hacer con nuestros niños. Por eso quise poner algunos proyectos entretenidos junto a actividades que ayuden a los padres a pasar tiempo interesante y a la vez educativo con sus hijos", explica Denmead a "El Mercurio".

Los padres computines, agrega, "están hoy más orgullosos de compartir su afición con sus hijos", ya que "ser geek es cada vez más aceptado".

Y parece tener razón. En Chile no es difícil encontrar a padres fanáticos de la tecnología que comparten este pasatiempo con sus hijos.

Georg Gromsch es uno de ellos. Muchas tardes de sábado, su mejor panorama es pasar horas armando robots junto a su hijo Heinrich (18). En la casa ya tienen seis.

Aprender Juntos

"Es muy entretenido pasar tiempo con mi padre, compartir con él, aprender de él. Desde que estaba en séptimo básico que construimos robots juntos. Es una suerte que tengamos intereses comunes", dice Heinrich.

La mesa del comedor es el centro de operaciones para crear estos robots que, después de armados, programan para que caminen o levanten objetos. "Hacemos que hagan lo que se nos ocurra", agrega Heinrich.

A veces también incluyen al abuelo en la iniciativa familiar. Para Georg, ésta es una manera irreemplazable de pasar tiempo con su hijo. "Así logro conocerlo en otro plano, más como un amigo o compañero", dice.

Este hobby común los llevó a organizar un concurso de robótica en el colegio al que asistía Heinrich, buscando motivar a otros padres con su pasión.

En NeoSecure, la empresa donde trabaja Georg, también crearon un día de la robótica, donde todos los trabajadores arman un robot junto a sus niños.

Jugar Wii juntos, desarmar computadores o buscar a través de Google Earth las calles de Orlando y California que recorrerán durante las vacaciones son algunas de las actividades "geeks" que Gerardo Kri, gerente general de Neotek, realiza con sus hijas Río (10) y Gía (7).

"A mí me encanta estar con mis hijas, y la mayoría de las actividades que hacemos juntos son tecnológicas. Que uno sea bicho raro y que las actividades que comparta con ellas sean techie me parece bien", dice seguro.

Aunque Mateo, el hijo de Manuel Contreras, apenas tiene 4 meses, su papá ya usa la tecnología para estar en contacto con él.

Sobre su cuna instaló una cámara que está conectada directamente a su celular y computador.

"Así puedo ver si se quedó dormido. Y cuando salgo de una reunión o tengo un mal día puedo oírlo reírse".

También puso una cámara en su coche para poder grabar y subir a internet los paseos de Mateo por el parque.

Confiesa que está ansioso de que crezca para poder realizar otras actividades "geek" con él.

¿Qué es un Geek?

La palabra geek es muy usada en EE.UU. y se refiere a una persona fanática de la tecnología. Vendría del término alemán "geck", que significa loco o raro.

jueves, 13 de mayo de 2010

Actualidad: Niños Obesos son más Vulnerables al Hostigamiento de sus Pares

Según estudio, un niño obeso tiene un 63 por ciento más de posibilidades de ser hostigado que un niño delgado.

Por Agencia Reuters.

Los niños pequeños obesos son más propensos a sufrir el hostigamiento de sus pares que los niños delgados, sin importar su sexo, etnia, capacidades sociales o logros académicos, según demostró un estudio publicado en Pediatrics.

Este resultado es "muy alarmante", dijo a Reuters Health la doctora Julie C. Lumeng, de la University of Michigan, Ann Arbor, que dirigió el estudio.

"A diferencia de la década de 1980, hoy hay muchos niños obesos. En algunas escuelas, la mitad de la clase tiene sobrepeso (...) de modo que pensé que ser obeso ya no provocaba el hostigamiento entre pares. Estaba equivocada", afirmó.

El estudio incluyó a 821 varones y mujeres de entre 8 y 11 años. En tercer grado, el 17 por ciento de los niños eran obesos y el 15 por ciento tenían sobrepeso.

Un cuarto de los participantes dijo que era víctima del hostigamiento entre pares, aunque sus madres dijeron que el 45 por ciento sufría este problema.

Según el equipo, un niño obeso tenía un 63 por ciento más de posibilidades de ser hostigado que un niño delgado.

Y eso era "igualmente significativo" para varones y mujeres, blancos y no blancos, hijos de familias con y sin recursos, y en todo tipo de escuelas en las 10 ciudades donde se realizó el estudio.

Lumeng creyó también que encontraría factores protectores, como poseer buenas capacidades sociales o tener un buen rendimiento escolar.

"Pensé que eso protegería a los niños obesos del acoso. Pero sin importar cómo realizáramos el análisis, la relación entre ser obeso y ser víctima del hostigamiento entre pares se mantenía", dijo Lumeng.

"Los padres de niños obesos consideran que esta es una de las principales preocupaciones para la salud de sus hijos", escribió el equipo.

Además, los niños obesos víctimas del hostigamiento padecen más depresión, ansiedad y soledad.

Este problema ha recibido más atención desde el suicidio en enero de Phoebe Prince, de 15 años.

Prince había sido víctima del hostigamiento de otros estudiantes durante meses en un colegio secundario de South Hadley, Massachesetts.

"No existe una solución sencilla para este problema", dijo Lumeng a Reuters Health.

"Pienso que refleja el prejuicio general que existe contra la gente obesa" y los niños, aun muy pequeños, ya lo perciben.

Desde el punto de vista social, "es importante utilizar mensajes para reducir los halagos a la delgadez y los estereotipos negativos asociados con la obesidad o el sobrepeso", dijo el equipo en la revista Pediatrics.

Lumeng está precoupada también por la "visión perversa" de que la obesidad se debe a la falta de autocontrol con la comida y el sedentarismo.

Si bien comer en exceso y no hacer ejercicio son parte de la enfermedad, "ésta es mucho más compleja que eso, y realmente debemos trabajar para cambiar esa visión sobre las causas de la obesidad", señaló.

El doctor Matthew Davis, que no participó en el estudio, coincidió con la autora.

Opinó que debería alentarse a los adultos a "modelar la buena conducta de los niños a través de no realizar comentarios negativos sobre el peso de otras personas".

"Las escuelas enfrentan cada vez más el problema del hostigamiento, pero no siempre, o frecuentemente, los programas incluyen el peso de los niños como eje de la prevención", dijo a Reuters Health.

Davis, que dirige la Encuesta Nacional de Salud Infantil del Hospital de Niños CS Mott, de la University of Michigan, agregó: "Dado que la obesidad afecta a uno de cada cinco o seis niños en Estados Unidos, los padres deberían promover que las autoridades escolares se ocupen de la enfermedad en las intervenciones preventivas".

martes, 11 de mayo de 2010

Opinión: La Disciplina Autoritaria

"El autoritarismo lleva a que los niños se vayan alejando de sus padres, y daña los vínculos afectivos"

Por Neva Milicic, psicóloga.

Pareciera que algunos padres piensan que es relativamente fácil, con un sistema autoritario, lograr que sus hijos les obedezcan y les sean sumisos, especialmente en la infancia, ya que está claro -para cualquier persona- que en la adolescencia el tema se vuelve definitivamente más complejo.

Sin embargo, existe consenso entre los expertos que el autoritarismo no resulta positivo para el desarrollo socioemocional de los niños, y que afecta negativamente el vínculo del niño con sus padres.

Cuando los niños sienten que los adultos hacen abuso de la fuerza y del poder para controlarlos, realizan cualquier maniobra para defenderse: mienten, evaden y finalmente si se someten, quedan con un sentimiento de humillación o de terror y de haber sido degradados en su dignidad por quienes más debían quererlos.

Y ello, sin duda, deja huellas en el vulnerable psiquismo de los niños. Lo más grave es que la sumisión puede ser transferida a otras relaciones.

Los mecanismos utilizados por los niños para liberarse de la opresión paterna son muchos. Algunos de ellos son:

La resistencia pasiva: Aquí el niño no da la guerra, pero finalmente y simplemente hace lo que quiere.

Contesta con un sí papá o un sí mamá, que no tiene la menor intención de cumplir. Sí, ya voy a estudiar; se va a su pieza y no hace el menor esfuerzo.

Sabe que se arriesga a un castigo, pero es su forma de resistir.

La rebelión: esta defensa va surgiendo desde la infancia como rabias contenidas y acumuladas que muchas veces son intensas y proporcionales a las humillaciones recibidas.

El daño en el vínculo padres-hijos es tan intenso que el niño opta por practicar creencias y opiniones, contrarias a las de sus padres.

Refugiarse en la fantasía: Es una defensa que tiende a aislar al niño o a la niña de una realidad que siente como dolorosa.

Una dosis homeopática de evasión en la fantasía ayuda y enriquece la vida de las personas, pero en dosis muy altas puede alejarlo de la realidad y distorsionar la percepción de los otros.

La mentira: Es otro mecanismo de evasión frente a padres que son muy autoritarios y castigadores, por temor a perder el amor de los padres.

Los padres en general minimizan los efectos de sus castigos y amenazas en la mente infantil.

Los niños imaginan que esas amenazas hechas en un momento de rabia por los adultos se harán realidad.

Por cierto, establecer una disciplina positiva es algo que requiere de reflexión por parte de los padres y exige asimismo una enorme dosis de paciencia, empatía y autorregulación.

domingo, 9 de mayo de 2010

Día de la Madre: Saludamos Cariñosamente a Todas las Mamás Institutanas

Por César Antonio Campos, periodista Asociación de Padres.

Un cariñoso y afectuoso saludo en su día envía a todas las mamás y apoderadas del colegio, el directorio de a la Asociación de Padres.

La presidenta de la organización, Pilar Mendoza, expresó su mayor reconocimiento a la importante labor que tienen las madres en cada una de las familias.

“A nombre del Directorio saludó especialmente a todas las mamás y apoderadas del Instituto que desarrollan una labor importantísima al interior de la familia. Espero que este domingo puedan disfrutar junto a sus hijos”, dijo Pilar Mendoza.

Además, el director de Pastoral, Freddy Chávez, recordó que durante los sábados de mayo, en la tradicional Eucaristía de las 19:30 horas, se desarrollarán misas por los padres de cada curso.

El recién pasado se efectuó la de los 4°tos, 5 °tos y 6 °tos básicos. Esta semana, será para los cursos del Ciclo Mayor y el 29 para los papás y mamás de la Pre Básica.

Tendencia: Las Polémicas "Mamás Profesión Colegio"

No hay cómo sacarlas de las salas. Acosan a las profesoras. Les hacen las tareas a sus hijos. Son perfeccionistas, detallistas, "catetes", la pesadilla de educadoras y coordinadoras de ciclo. "Nosotros podemos deshacernos de estas madres. Cada año nos vamos turnando a las mamás "cacho", que todas ya sabemos quiénes son. Pero los niños no pueden deshacerse de ellas. Y lo que esas mamás logran son hijos inseguros, con cero tolerancia a la frustración, con muy baja autoestima y niveles de autonomía: sin la ayuda de un tercero no son capaces de hacer nada".

Por Ximena Urrejola, revista Ya, El Mercurio.

Las profesoras les arrancan a perderse. "Ayudándote a sentir", se dicen entre ellas para consolarse cuando una de las mamás "catetes" o "invasoras" les toca en su curso.

Porque saben a qué se tendrán que enfrentar durante todo el largo año escolar que se viene por delante.

Y los esfuerzos que deberán realizar para que ese hijo/alumno no se vea afectado en su autoestima, su independencia, su desarrollo.

¿Ejemplos? Una mamá que llega a mediodía al colegio de su hijo de sexto básico con el almuerzo calentito y se sienta con él a comer en la mitad del patio.

Una mamá que toca la puerta de la sala a las once de la mañana y dice: "Permiso, mi hijo se tiene que tomar un remedio". Y entra, interrumpiendo la clase, sin inmutarse.

Los testimonios de profesoras de colegios particulares del sector oriente son infinitos: Una mamá que es capaz de escribirle en un solo día a la profesora jefe cinco e-mails distintos sobre diferentes ítems que tienen que "evaluar".

Y enviarle 20 comunicaciones a través de la libreta en una sola semana. Una mamá que todos los días le dice a la educadora de su hijo que tiene que obligar al curso a comer harina de pescado para que sean más inteligentes.

Una mamá que les da instrucciones a las profesoras: "Si yo fuera tú, haría la clase de tal y cual manera".

Son perfeccionistas. Detallistas. Aprensivas. Mamás que, además, se involucran en las actividades del curso y del colegio, para poder circular por el establecimiento sin problemas y tener acceso a los "círculos de poder", es decir, el rector o la directora, los coordinadores de ciclo.

Y que hacen sentir como advenedizas a las madres que no son como ellas: participativas y preocupadas.

Según cuentan profesoras y psicopedagogas de diferentes establecimientos del sector oriente de Santiago, cuando alguna aparece, se corre la voz de inmediato.

-Llegó la mamá de fulanita -alarma la secretaria.

-Dile que estoy ocupada -es la respuesta espontánea de muchas educadoras.

Anamaría Cabrera, psicopedagoga que trabaja en un colegio mixto de Las Condes y en sus casas con niños de varios establecimientos privados con destacados puntajes en la PSU, explica:

-Es como el cuento del lobo, porque cuando el hijo o hija de esa mamá tenga realmente un problema, le va a costar que la reciban, ya nadie le va a creer. A las mamás abrumadoras la inspectora no las quiere recibir; la coordinadora, tampoco. En los colegios nos damos cuenta de que estas madres no les dan tiempo a sus hijos para madurar sus temas, sus problemas. Quieren solucionar todo en el momento, y las cosas no funcionan así, los niños tienen que vivir sus procesos y sacarlos adelante por ellos mismos.

Anamaría Cabrera cuenta, como anécdota, que en uno de los colegios donde trabaja los padres podían ingresar con facilidad.

Y muchas de las madres abrumadoras interpretaron esa apertura como que podían estar todo el día dentro del colegio.

¿Resultado? Se colocaron grandes puertas con ventanales para ponerles un freno. Otro tanto ocurría con la cafetería donde se juntaban en la mañana a tomar café después de dejar a los niños en las salas: nunca más se iban. ¿Resultado? La cafetería fue cerrada.

Anamaría Cabrera: "Esos pobres niños a veces dicen: no quiero que mi mamá entre, quiero que se quede afuera".

LA AYUDA INNECESARIA FRENA EL DESARROLLO INFANTIL

El fenómeno de las "mamás profesión colegio" se da en la mayoría de las instituciones educativas, y en todos los niveles, desde prebásica, básica hasta media, y es mucho más frecuente y complejo en los niños más pequeños: desde prekinder hasta sexto básico.

La psicóloga Neva Milicic explica que cuando los niños son chicos les encanta que sus mamás estén en el colegio, porque les produce una sensación de bienestar.

Pero que a medida que van creciendo se comienzan a sentir avergonzados, lo sienten como una falta de confianza en ellos.

-Preocuparse e involucrarse es algo positivo: favorece mucho la alianza entre la familia y el colegio. Pero, como dice el dicho, "es bueno el cilantro, pero no tanto". Cuando los padres se sobreinvolucran, los profesores se sienten vigilados, controlados, y a los niños más grandes les molesta porque los compañeros se ríen de ellos. La madre los pone en una situación infantilizada que les produce mucha vergüenza. Les dicen que son unos mamones.

Una profesora jefe de un colegio de hombres, que trabaja con preadolescentes, ve lo mismo que la psicóloga:

-Por la influencia de la mamá, estos niños se exponen en forma negativa dentro de su grupo. Por ejemplo, en un consejo de curso pueden fácilmente decir: "mi mamá opina" o "mi mamá no me deja". Esto va generando lo que llamamos "niños isla". No porque les hagan bullying, sino porque el grupo los va dejando de lado. Al final, su único grupo de contención es la familia, la madre. Son los niños que dicen que no les importa no tener amigos en el colegio porque juegan con los primos. Las mamás les van cautelando hasta las amistades: "Éste no me gusta porque le va mal en el colegio"; "porque no me gusta la hermana"; "porque no me gusta la mamá". Y los van aislando. Lo hacen para protegerlos, pero a la larga significa que este niño no va a tener ninguna herramienta propia de autocuidado.

Otra educadora, también de un colegio de hombres, señala:

-Nosotros podemos deshacernos de estas madres. Al año siguiente podemos pedir que no nos toque en el curso, nos vamos turnando a las mamás "cacho" que todas ya sabemos quiénes son. Pero los niños no pueden deshacerse de ellas. Y lo que esas mamás logran son niños inseguros, con cero tolerancia a la frustración, con muy baja autoestima y niveles de autonomía: sin la ayuda de un tercero no son capaces de hacer las cosas.

Neva Milicic confirma:

-Uno tiene que tratar, en la medida de lo posible, que aprendan a solucionar sus problemas solos. Hablar con las misses sólo cuando hay un real tema que preocupa: toda ayuda innecesaria frena el desarrollo infantil. De alguna manera, ir limándoles las piedras es una manera de sobreprotegerlos.

Aquí entra el tema de las tareas. Las "mamás profesión colegio" hacen las tareas con los hijos o se las hacen ellas mismas, con tal de que se saquen una buena nota.

La educadora diferencial Patricia Straub, quien también trata con estas madres frecuentemente a raíz de su trabajo en varios colegios del sector oriente, dice que el resultado de este constante e innecesario sobreinvolucramiento de las madres se refleja en "niños muy estresados, muy angustiados, porque además de la larga jornada de clases, sus madres los recargan aún más, con talleres y actividades extraprogramáticas que realmente no sabemos si tendrán los efectos deseados o no".

En este sentido, Anamaría Cabrera señala que los padres tienen que ser una guía, pero no estar encima de los niños.

-Hay que darles la oportunidad de que aprendan de sus errores, que sepan que se pueden caer, que pueden hacerlo mal, y que para eso hay soluciones. Y no recargarlos de cosas, porque al final son las madres las que terminan haciendo las tareas del colegio. Con esto, los niños empiezan a tener conductas no apropiadas, a manipular a sus mamás, cuando como colegio estamos trabajando para conseguir todo lo contrario. Si un niño ve a su mamá siempre preocupada por él, va a dejar de hacer las tareas porque sabe que su mamá se las hará; no va a adquirir la responsabilidad de llevar su almuerzo, porque sabe que si se le olvida la mamá se lo irá a dejar. En vez de desarrollar las habilidades sociales que uno como colegio pretende desarrollar, una mamá muy abrumadora va a obtener exactamente lo contrario.

INSEGURIDAD, TEMOR, TERROR AL FRACASO

Otras acciones típicas de las "mamás profesión colegio": La que pone en duda, sistemáticamente, las materias que han pasado en clases: "Juanito dice que no han visto los adjetivos calificativos".

Una mamá que exige que todos los profesores que le hacen clases a su hijo le pongan atención individualmente a causa de sus dificultades de aprendizaje, cuando, según los siete o más educadores que lo ven durante la semana, esa dificultad es una imaginación de la apoderada.

Una mamá que les dice, orgullosa, a los otros padres: "Con la Amelita nos sacamos un 6,5 en la prueba. Y a ustedes: ¿cómo les fue?".

Una mamá a la que las profesoras deben obligar a salir de la sala en las mañanas. En forma cuidadosa, le cierran la puerta en la cara y le dicen: "Por escrito, por favor".

Una mamá que le exige a la profesora jefe que "interceda" por su hijo que se sacó un tres en una prueba. Porque se la "tienen" que repetir.

Una mamá que si no recibe respuesta inmediata del e-mail que le mandó a la profesora reclama al día siguiente con el rector, sin tener en cuenta que la profesora está en clases hasta las cinco y media de la tarde.

Que la llama por teléfono para que le busque la parka que al niño se le quedó en el colegio. El equipo de gimnasia. Una zapatilla.

Patricia Straub señala que la mayoría de las "madres profesión colegio" no trabajan fuera de la casa o lo hacen part-time.

Y que en el caso de que trabajen jornada completa, llegan a las siete de la tarde a su casa a martirizar a sus hijos para que estudien hasta horas más allá de lo razonable.

También comenta que muchas de las que ella ha conocido son mamás solas, que deben cumplir un doble rol.

-La mayoría de estas madres obsesivas quieren que sus hijos logren lo que ellas no pudieron. Diría que en ellas existe un vacío personal. También veo mucha sobreprotección, angustia innecesaria. Quieren que su hijo se destaque, que a su hijo no le digan nada, que tenga un rendimiento óptimo que, lamentablemente, para ella sólo se traduce en una buena nota.

Para Anamaría Cabrera, el gran problema que tienen es que -a raíz de este vacío personal- centran sus vidas en su hijo, quien se convierte en su núcleo:

-Están abocadas por entero a sus hijos, pero como todo en la vida, tiene que existir un equilibrio. Lograr ese equilibrio es el que cuesta, porque es bueno que estén presentes, pero centradas en un objetivo. ¿Cuál debiera ser? Desarrollar a un niño fortalecido, independiente, autónomo. Una madre invasora no lo cumple. Además, los hijos también tienen que saber y pensar que sus mamás tienen que hacer otras cosas fuera de preocuparse de ellos. De otra manera, terminan relacionándose mal con ellos, porque se vuelven locas con las tareas, los trabajos, y todas las cosas que tienen que hacer.

La especialista Patricia Straub señala que cuando un alumno no es capaz de hacer una tarea solo, porque está acostumbrado a hacerlas con la mamá, la espera hasta que ella llegue a la casa, aunque sean las ocho o nueve de la noche, porque necesita apoyo y estímulo.

Y la mamá, que ya no da más con su jornada de trabajo, en vez de llegar a compartir, a disfrutar, lo único que logra es establecer una relación dificultosa con su hijo o hija.

Una profesora de un colegio mixto de Vitacura entrega su visión de las "mamás profesión colegio", justo cuando se encuentra en medio del proceso de entrevistas a los padres de los alumnos que postulan al colegio para 2011.

-En las entrevistas nos estamos fijando en este tema, porque precisamente no queremos este tipo de mamás. Buscamos padres que acompañen a sus hijos, pero no los extremos: no queremos familias que los tengan botados, así como tampoco ahogadores. Estos papás y, sobre todo, mamás, quieren que sus hijos no sufran, que no lo pasen mal, lo que a la larga genera adolescentes que toman decisiones equivocadas, erróneas. Veo un enorme temor al fracaso... Un enorme temor a que el hijo o hija lo pase mal... Además, estas mamás todo se lo toman como algo personal. Ellas sienten que son perfectas y, para lo que se les ocurra, sienten que los que están equivocados son los demás y nunca ellas. Una madre obsesiva está convencida de que nadie mejor que ella sabe y conoce lo que su hijo necesita. Y son mamás muy exigentes con ellas mismas. Si su hijo falla, son ellas las que están fallando. Eso no lo queremos aquí.

"LAS MADRES DEBEN AUTOCONTROLARSE"

La psicóloga Neva Milicic dice que el ser invasivas es una conducta de personalidad propia de las personas que quieren tener el control de todas las variables.

Pero aunque sea así, dice que estas mamás tienen que estar alertas a las señales que les dan los niños y los profesores, y autocontrolarse.

-Si notan que se están sobreinvolucrando o angustiando demasiado con la cosas del colegio, tienen que buscarse otra actividad o ir a terapia, donde sí van a ser bien recibidas.

Para Anamaría Cabrera, una de las cosas más importantes de señalar es que las "mamás profesión colegio" confíen en el sistema.

-Ellas escogieron el colegio y el proyecto educativo. Y tienen que darles tiempo a sus hijos.

Patricia Straub, quien lleva trabajando 25 años en esto y ve que este fenómeno es cada vez más frecuente, señala que hay que cambiar un poco el switch respecto de lo que es la educación:

-Estamos enfocados a una cultura del conocimiento más que a una cultura de aprender a vivir y disfrutar. Si estas madres pudieran disfrutar más con sus hijos, que los ayudaran a aprender de una manera entretenida, sería bastante más positivo. Pero en esto también tienen mucho que ver los colegios, que pueden mandar cuatro o cinco tareas de distintos ramos para el día siguiente, provocando una presión gigantesca.