Destacamos

Reinauguración Campo en Batuco | Directorio de la Asociación

Reinauguración Campo Recreativo de la Asociación de Padres de Familia del Instituto de Huma nidades Luis Campino en Batuco | 14 de octub...

domingo, 4 de noviembre de 2012

Actualidad: La Receta del Inspector que logró Bajar el Sobrepeso en los Alumnos de su Liceo

Intervención en el Liceo Municipal de Río Claro, en la región del Biobío. En poco más de un año, Óscar Riffo ayudó a reducir en 12% (de 18% a 6%) el número de estudiantes con kilos de más. Aquí cuenta cómo lo hizo. 

Por Paula Leighton N., El Mercurio.

"Es bien simple y casi dramático". Así describe Óscar Riffo el origen de una cruzada que inició a principios de 2011, cuando asumió como inspector del Liceo Municipal C 77 de Río Claro, en Yumbel.

No fue que se tratara de un liceo altamente vulnerable lo que más llamó su atención. La disciplina tampoco era un problema.

Su primera impresión, dice, fue que entre los cerca de 300 alumnos de kínder a cuarto medio "había una cantidad enorme de chiquillos gordos".

Profesor de biología, padre de una nutricionista y conocedor de que para él mismo "es un drama espantoso bajar los kilos de más", Óscar se propuso hacer algo por sus nuevos alumnos.

La idea fue reducir el sobrepeso de los estudiantes a través de una intervención con toda la comunidad escolar.

Un plan cuyos logros en los últimos meses se han traducido en alianzas con profesionales de la salud, premios para su liceo y seminarios comunales y provinciales para compartir la experiencia con otros profesores.

Cambio de Hábitos

Óscar cuenta que con su formación en el área científica e inspirado por el hombre que contaba estrellas en "El Principito", su libro favorito, su primer paso fue "llevar esta realidad a números para comparar y evaluar".

Midieron, pesaron y calcularon el índice de masa corporal de todos los alumnos del liceo. Conclusión: solo el 57% estaba en su peso normal. Del resto, 22% eran obesos, 18% tenían sobrepeso y 3% estaban bajo su peso.

Tras la intervención, dice, "hoy el 70% de los alumnos está en su peso adecuado". La obesidad se ha mantenido, pero el sobrepeso cayó a 6% y el bajo peso a 2%.

Para lograrlo, Óscar involucró a toda la comunidad. Una nutricionista del Centro de Salud Familiar de Yumbel dictó talleres a los alumnos para que aprendieran a leer el etiquetado de los alimentos y las apoderadas participaron en talleres para aprender a hacer comidas saludables y baratas.

"Yo era el catador. Era realmente rico y muy saludable lo que preparaban", dice Óscar.

Además, la comida chatarra se erradicó del quiosco y se introdujo la venta de jugos naturales, que hacen furor en el recreo.

El sobrepeso de los alumnos ya había empezado a caer. En diciembre pasado, la iniciativa ganó la versión social del Premio Henri Nestlé.

Con los $5 millones que recibieron compraron 13 máquinas de ejercicio para el gimnasio, instalaron barras y pesas y compraron tres máquinas para ejercicios al aire libre.

La actividad física en el recreo se incentivó con un patio de juegos para los más chicos y mesas de pimpón para los mayores. Además, implementaron talleres deportivos y de baile entretenido y se aumentaron las horas de educación física.

El mensaje trascendió más allá del liceo. Con apoyo de profesores y profesionales del Inacap, la U. de Concepción, Nestlé y la Seremi de Salud, se organizó un seminario comunal y otro provincial sobre educación física, nutrición y salud para profesores, parvularias y educadores de colegios de integración, cuenta Óscar Riffo.

Ahora, su objetivo es reducir la obesidad del liceo y demostrar que enfrentar el problema es posible. "Esto es completamente replicable. Es cosa de voluntad", concluye.

Pocos Recursos y Mucha Energía

"Él demostró que con pocos recursos se puede hacer mucho, teniendo la convicción y ganas de generar cambios de hábitos y promover estilos de vida saludable en niños y sus familias", destaca Bernardita Varas, sustainability manager de Nestlé, empresa que en 2011 premió la intervención de Óscar Riffo.

Para Isabel López, directora del Liceo de Río Claro, el gran logro del inspector fue "establecer una cultura de alimentación saludable entre toda la comunidad escolar".

Orgullosa de sus logros, agrega que en el resto del país "debería haber otros Óscar, otros inspectores y directores que se suban al carro y tomen conciencia de que el sobrepeso es un problema que hay que enfrentar".

No hay comentarios: