Ir al contenido principal

Actualidad: Estudio demuestra que los Niños Chilenos son tan Felices como los Suecos

Investigación analizó a más de 1.300 menores. Aunque hay una gran brecha entre los adultos de ambos países, hasta los 14 años, quienes viven en Chile dicen sentirse incluso más satisfechos con su colegio y hermanos. 

Por Amalia Torres

Los niños que viven en Suecia, el cuarto país más feliz del mundo según datos de la ONU, son igual de felices que los niños chilenos. Esto, a pesar de que los adultos de nuestro país se ubican en el lugar número 43 del mismo ranking.

Así lo demostró un estudio encabezado por la U. de los Andes, en conjunto con investigadores suecos y estadounidenses, quienes evaluaron el nivel de satisfacción vital de 729 niños chilenos de entre 8 y 14 años, de colegios privados, subvencionados y municipales, y los datos de 623 escolares suecos.

Según explica Lisa Clefberg, académica de la Escuela de Psicología de la U. de los Andes, quien encabezó la recolección de datos en el país, los niños fueron evaluados en diez áreas de satisfacción (padres; hermanos; primos; colegio; profesores; amigos; tiempo de juego; salud; autorrespeto y hogar).

"Los resultados fueron sorprendentes. Pensábamos que si los adultos de Suecia aparecen como dentro de los con mejor calidad de vida en el mundo, esto se replicaría en los niños. Sin embargo, notamos que hay diferencias. De hecho, aunque los niños de ambos país en general tienen el mismo grado de satisfacción, hay áreas en las que los niños chilenos están más satisfechos".

La escala de medición iba de cero a seis, y según se vio, en los ítems relacionados con hermanos y colegio, los chilenos obtuvieron puntajes más altos.

Así, por ejemplo, si le dieron 3,44 puntos a su satisfacción con la escuela, los suecos promediaron 2,69. En la satisfacción en la relación con sus amigos, en cambio, los escolares chilenos promediaron 4,91, mientras que los suecos, 5,19.

"Esto podría ser un reflejo de la orientación a la familia nuclear que parece existir en la sociedad chilena", agrega la investigadora.

Según la especialista, eso sí, aunque los niños chilenos tienen puntajes que demuestran estar tan contentos con su vida como los suecos, mientras más crecen, menor es su puntuación, lo que podría demostrar por qué en la adultez las diferencias son tan grandes.

"El promedio general de satisfacción alcanzado es de 4,27 puntos en nuestro país y los niveles más altos se encuentran en el tramo de edad de 8 y 10 años (4,62 puntos). Sin embargo entre los 11 y 12 años las valoraciones caen a 4,13 puntos y luego, entre los 13 y 14 años, a 3,92 puntos. Esta clara disminución longitudinal de las puntuaciones estaría relacionado con aspectos del desarrollo psicológico y social del niño, y particularmente con cambios en los grupos de referencia", dice Clefberg.
Es decir, si un niño de cerca de ocho años sólo se compara con su barrio, cuando más grande considera a grupos más extendidos.

"Es posible que disminuya el grado de satisfacción relativa al notar diferencias importantes entre lo que posee y lo que observa en este medio extendido, en cuanto a cualidades o atributos valorados por el niño y su familia", agrega Clefberg.

Entradas populares de este blog

Semana Santa: Eucaristía de Domingo de Ramos da Inicio a Liturgias en el Colegio

Por César Antonio Campos, periodista Asociación de Padres. La llegada de nuevas familias a nuestro Instituto se notó esta tarde. Papás, mamás, abuelitos y bastantes niños y niñas llegaron entusiasmados para participar en la primera celebración de Semana Santa: la Eucaristía de Domingo de Ramos. El inicio de la celebración se realizó en el hall de entrada con la bendición de los diferentes ramos. El padre rector José Agustín Tapia presidió la liturgia y esparció agua bendita entre todos los asistentes. Muchos estiraron sus brazos en busca de algunas gotas. Luego y en procesión, los fieles ingresaron al salón Eduardo Frei Montalva para continuar con la misa. En la homilía el padre José Agustín destacó la importancia que tiene la Semana Santa para nuestro Instituto, especialmente este año con el aumento de cerca de 200 familias que se integraron. Una de ellas son los Zambrano Julio, quienes se sumaron al 4° básico B y presentaron al Señor el pan y el vino. Miguel y Marta junto

40% de descuento para textos escolares SM

El Directorio de la Asociación de Padres, por segundo año consecutivo, ha gestionado la aplicación de un 40% de descuento en los textos escolares vinculados con la Editorial SM (nivel 1° a 6° básico). La compra de los textos debe ser online a través del sitio de SM, el que actualmente está en proceso de actualización. A diferencia del año pasado, no es necesario retirar un cupón de descuento. Todo es de forma online.     ¿Cómo aplica el descuento para los libros SM? El/la apoderado/a deberá registrarse en la página de SM  www.tiendasm.cl  . Debe señalar el nombre del Instituto e indicar el nombre del estudiante.  VER INSTRUCTIVO   Más informaciones sobre textos, libros y útiles escolares, se encuentra en el comunicado emitido por el Instituto:  http://luiscampino.cl/2020/ 12/29/comunicado-criterios- sobre-textos-escolares-lista- de-utiles-y-aula-virtual-2021/

Diferencias en la Enseñanza de Ayer y de Hoy: "Así No lo Hacemos en el Colegio, Mamá"

Ayudar en las tareas de matemáticas a los hijos puede ser un problema para los padres, porque la terminología cambió. Por Rob Eastaway, The Times. Una niña de 10 años pide que le ayuden a hacer una tarea de matemáticas. ¿Usted podría explicarle algunos conceptos? La mayoría de los adultos ingleses no pasaría esta prueba. Esto, porque los métodos y el lenguaje que se emplean para enseñar matemáticas en la enseñanza básica han cambiado. Y la terminología que se usa hoy para la mayoría de los padres es puro blablá. Este desconocimiento ha producido una barrera comunicacional entre padres e hijos a la que se le ha dado poquísima atención en todo el debate sobre la educación de las matemáticas. Es probable que el nuevo gobierno aborde varios problemas clave en relación con esta asignatura, pero yo sugeriría uno que no se ha tomado en cuenta y que es cada vez más común: las pataletas. Las que se desatan cuando el niño, después de pedir ayuda a un padre, grita: "¡Pero no lo hace