Destacamos

¡A remachar!: Nuevo taller de #volleyball

Fuente imagen: Supercoloring.com ¡Tenemos un nuevo taller deportivo abierto a la comunidad campina! Sí, este segundo semestre ofrecere...

jueves, 29 de noviembre de 2012

Actualidad: El Matonaje Escolar provoca un Peor Rendimiento en Lenguaje

Víctimas y victimarios sufren las consecuencias. Es más difícil enseñar sobre competencias comunicativas e interacción social cuando la violencia se vuelve parte de la sala de clases, asegura un nuevo estudio de la UDP. 

Por Margherita Cordano F., El Mercurio.

Un alumno que sufre de bullying no sólo tendrá menos ganas de ir al colegio.

Las consecuencias del matonaje también se verán reflejadas en una baja en sus notas de Lenguaje, explican las investigadoras Virna Gutiérrez y María Isabel Toledo, académicas de las Facultades de Ingeniería y Psicología de la Universidad Diego Portales.

Tomando como base los resultados nacionales de la prueba Pisa 2009, las investigadoras indagaron cómo se relacionaba el nivel de intimidación declarado por los directores de 30 colegios de Santiago (públicos, privados y particular subvencionado) con el rendimiento general que presentaban sus alumnos en los ramos de Matemáticas y Lenguaje.

En el estudio "Influencia de la intimidación y la relación profesor - estudiante sobre el rendimiento en PISA 2009: un estudio multinivel" se concluye que aunque el aprendizaje de los números no se ve afectado cuando hay un alto nivel de matonaje, las asignaturas que se relacionan con las áreas sociales tienden a volverse más difíciles y menos comprensibles para los estudiantes.

Esto incluye tanto a las víctimas como a los victimarios.

"Sucede que el bullying es un fenómeno que tiene que ver con la interacción social, que a su vez está mucho más asociado a las competencias que tienen que ver con las humanidades y el lenguaje", explica María Isabel Toledo, antropóloga a cargo del proyecto.

La investigación, que mezcló datos del año 2009 con las conclusiones de un cuestionario realizado a estudiantes de 2° medio en 2011, se financió con apoyo del Fondo de Investigación y Desarrollo en Educación (Fonide).

Cultura del Silencio

"Los resultados hacen mucho sentido si se piensa que Lenguaje es un área que busca fortalecer los niveles de comunicación, argumentación y racionabilidad. El reconocimiento de otro como persona también es parte de su currículo", indica Jaime Retamal, académico especialista en bullying y jefe de Educación General Básica de la Usach, quien no participó del estudio.

"Justamente, lo que acá vemos es que empiezan a decaer todas esas cosas, porque no están presentes en situaciones de violencia", agrega.

Para Retamal, la clave para sobrellevar este problema está en cumplir con la Ley de Violencia Escolar, exigir que el problema sea parte de la formación docente universitaria y asegurar jornadas de capacitación a profesores y directores que ya ejercen.

Este último punto es el mismo que resaltan las autoras del estudio. Según los datos que pudieron recopilar, mientras que un 100% de los alumnos dijeron haber presenciado alguna situación de matonaje en el colegio, un 30% de los directores aseguró que no hay "para nada" intimidación en sus establecimientos.

"Hay una diferencia muy grande en la percepción del fenómeno dado que el bullying se relaciona con la cultura del silencio. Esto significa que se trata de una relación entre pares -compañeros de trabajo, de colegio o de curso- donde uno toma más poder que el otro y donde ese otro tiene una incapacidad de responder y denunciar la situación. La mayoría piensa que al contarlo va a quedar aún más expuesto o que será tildado de cobarde, por lo que el fenómeno permanece oculto", dice Toledo.

El estudio también revela que un 30% de los estudiantes de 2° medio reconoce molestar a algunos de sus compañeros de forma verbal, física y/o relacional durante el semestre.

Un 4% lo hace de forma cotidiana. En la otra vereda, un 26% declara ser agredido, mientras que un 2,3% dice ser victimizado psicológica o físicamente de manera repetida.

1,5% de los estudiantes encuestados dice haber sido agredido físicamente dos a tres veces a la semana durante un año.

5,6% recibió una agresión verbal todos los días. Un 15% dijo que la recibió dos a tres veces en un mes.

12,8% de los alumnos cree que los docentes hacen un muy buen trabajo protegiendo a los estudiantes de los revoltosos.

25,6% dijo estar de acuerdo con la afirmación "me siento cómodo hablando con mis profesores cuando tengo algún problema".

No hay comentarios: