Ir al contenido principal

Opinión: Aprender Idiomas

Cuando un niño llega a otro país con los rudimentos del idioma, su actitud es más segura; se facilitará el aprendizaje y su inserción social.   

Por Neva Milicic, psicóloga

"Ya sabe entablar una conversación sencilla con sus compañeros de curso", contaba orgullosa una mamá sobre su hija Catalina de cinco años, a los quince días de haberse ido la familia a Italia por el trabajo del marido.

Y agregaba: "Mientras que a mí, que algo sabía de italiano, me cuesta". Es realmente maravillosa la velocidad con que el cerebro de un niño aprende un nuevo idioma al estar inmerso a tiempo global en otra lengua.

En un mundo globalizado, saber otro idioma es una ventaja. En un mundo en que hay familias cuyos padres tienen lenguas nativas diferentes, en que las familias son trasladadas por razones de trabajo a países en que se habla otra lengua, ya no es inusual que los niños a veces se enfrenten a la necesidad de comunicarse en tres idiomas: su lengua nativa, la del país en que van a vivir y el inglés, como idioma que suele ser de alta exigencia en los colegios.

Al bilingüismo se le ha atribuido una serie de ventajas que al parecer también son válidas para el trilingüismo. Se estima que el aprendizaje de otro idioma previene o retarda los procesos de deterioro. Pero no todo son buenas noticias.

En el trilingüismo la estabilidad en el aprendizaje de los idiomas es menor. Por otra parte, es muy importante para el desarrollo de la afectividad y para los vínculos familiares que el idioma nativo tenga preponderancia en la comunicación familiar.

La lengua del país en que van a vivir será básica para el aprendizaje de las otras asignaturas. La neuroplasticidad de sus jóvenes cerebros facilita este proceso de aprendizaje.

Cuando un niño llega a otro país con los rudimentos del idioma, su actitud es más segura, lo que le facilitará el aprendizaje de la lengua y la inserción social con sus nuevos compañeros.

Realizar el proceso de enseñanza en forma de juego y entretenida predispondrá al niño a tener una actitud optimista acerca de sus posibilidades de aprender.

Aprender otro idioma es una ventaja, pero hay que cuidar que este aprendizaje sea un proceso placentero. Que abra las puertas a que el lenguaje sea un proceso de comunicación y no una exigencia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Deportes: Vive un Fin de Semana de Entretención y Recreación en el Instituto

La Asociación de Padres te invita a vivir un fin de semana deportivo y recreativo con entretenidas actividades que hemos organizado en el Instituto.
Hoy viernes 3 de agosto, reanudamos el Campeonato Baby Fútbol Papás en el gimnasio Institutano con el desarrollo de la Sexta Fecha del Torneo.
Vuelven a las canchas los equipos del Pre Kínder B, 4º Básico B, 2° básico A+4° básico A+5° básico A, Kínder B, 2° básico B, 3° básico B, 8° básico A-B y 5° básico B.

Opinión: Las Diferencias Generacionales

Por Neva Milicic, psicóloga.

Las diferencias de intereses, gustos, estéticas y valores que hay entre las personas de diferentes generaciones son una realidad innegable, y representan un valor que permite la diferenciación y abre paso a nuevas ideas.
En ellas reside la posibilidad de cambios que cada generación aporta a su cultura. Cuando esta dialéctica entra en la familia, las disputas pueden ser enormes y dañar la relación, si las tensiones no se resuelven con sabiduría.
Es en la adolescencia donde esta brecha generacional se da con mayor intensidad.

Buenas Ideas en Familia

Por Revista Hagamos Contacto

Las actividades en familia son indispensables y muy importantes para lograr un acercamiento, unión y comunicación entre sus miembros. Es estos tiempos en donde la convivencia entre padres e hijos se está limitando cada vez más, debemos hacer un pausa.

Hay muchísimas cosas que se pueden hacer, ya sea al aire libre o en casa, gratis o de bajo costo. Aquí algunas sugerencias:

Deportes: planear actividades físicas donde toda la familia participe, además de ser muy saludable, propicia un acercamiento y comunicación más directo con ellos. Haga una lista de actividades que se pueden hacer bajo techo, por ejemplo, ejercicios de estiramiento y aeróbicos, trotar y andar en bicicleta. Otra forma de hacer ejercicios de manera divertida es por medio del baile y la música.

Jugar: jugar a encontrar el tesoro: se trata de esconder objetos por toda la casa y dar pistas para encontrar los objetos escondidos. Incluso para que sea más emocionante, las pistas pueden estar en algú…