Ir al contenido principal

Opinión: Valorar Mundos Diversos a través de los Libros

Por Neva Milicic, psicóloga

Nadie discute el valor que tiene la lectura para ampliar la mirada de la realidad ni de cómo esto prepara a los niños en la aceptación de la diversidad cultural.

Basta recordar el maravilloso libro "La cabaña del tío Tom" y la impresión que nos produjo en nuestra niñez o las conversaciones que tuvimos sobre el libro "Mujercitas".

Estos y muchos otros son libros que los niños y las niñas leen con ojos maravillados, porque les abren un mundo fantástico, pero en el cual se intuye que hay mucho de real, lo que puede tener un impacto decisivo en su vida.

A través de la lectura, ellos pueden abrirse al mundo con los ojos del asombro, lo que se observa por primera vez

Las lecturas conectan emocionalmente al lector con otros mundos, dan tiempo para experimentar sus emociones y elaborarlas en el diálogo.

Las conversaciones iniciadas en la infancia de libros bien elegidos dejan una huella imborrable de esa etapa de la vida. Son una poderosa herramienta para dejar a los niños maravillarse con esas realidades, reconocerlas y valorarlas.

La identidad se forma del reconocimiento de quiénes somos y de alguna manera se dibuja por las semejanzas y diferencias con los otros. En un libro como "Papelucho", una niña podrá verse reflejada en las reflexiones que el niño escribe.

Al leer "El diario de Gregg" abrirá su horizonte a la vida cotidiana de un niño estadounidense, pero que tiene las mismas necesidades emocionales que un niño del otro extremo del continente.

También está el encuentro entre dos culturas en "Mi amigo el Negro", de Felipe Alliende.

Recuerdo los encuentros semanales de dos adolescentes de una población de Santiago que viajaban imaginariamente por el mundo.

Esta reunión les producía una enorme felicidad, les mostraba un mundo tan diferente al que vivían, pero en el que, sin embargo, podían habitar en una experiencia compartida.

Thomas Wren plantea que leer y discutir literatura multicultural promueve el logro de una mayor sensibilidad moral: "Enseña que la vida es compleja, que los juicios apresurados son irresponsables, que las personas aunque sean diferentes tienen sentimientos semejantes".

Para lograr una apertura a la diversidad, es esencial la elección de los textos, permitiendo a los niños grados de libertad dentro de una propuesta atractiva. ¿Qué está leyendo tu hijo y qué libros le han gustado? es una pregunta que podría estar presente en la conversación de los padres.

A la mayoría de los niños les gusta leer sobre países, lo que puede ser una buena oportunidad para incorporar en ellos, además del placer de leer, una actitud de valoración ante las diferentes culturas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Deportes: Vive un Fin de Semana de Entretención y Recreación en el Instituto

La Asociación de Padres te invita a vivir un fin de semana deportivo y recreativo con entretenidas actividades que hemos organizado en el Instituto.
Hoy viernes 3 de agosto, reanudamos el Campeonato Baby Fútbol Papás en el gimnasio Institutano con el desarrollo de la Sexta Fecha del Torneo.
Vuelven a las canchas los equipos del Pre Kínder B, 4º Básico B, 2° básico A+4° básico A+5° básico A, Kínder B, 2° básico B, 3° básico B, 8° básico A-B y 5° básico B.

Opinión: Las Diferencias Generacionales

Por Neva Milicic, psicóloga.

Las diferencias de intereses, gustos, estéticas y valores que hay entre las personas de diferentes generaciones son una realidad innegable, y representan un valor que permite la diferenciación y abre paso a nuevas ideas.
En ellas reside la posibilidad de cambios que cada generación aporta a su cultura. Cuando esta dialéctica entra en la familia, las disputas pueden ser enormes y dañar la relación, si las tensiones no se resuelven con sabiduría.
Es en la adolescencia donde esta brecha generacional se da con mayor intensidad.

Buenas Ideas en Familia

Por Revista Hagamos Contacto

Las actividades en familia son indispensables y muy importantes para lograr un acercamiento, unión y comunicación entre sus miembros. Es estos tiempos en donde la convivencia entre padres e hijos se está limitando cada vez más, debemos hacer un pausa.

Hay muchísimas cosas que se pueden hacer, ya sea al aire libre o en casa, gratis o de bajo costo. Aquí algunas sugerencias:

Deportes: planear actividades físicas donde toda la familia participe, además de ser muy saludable, propicia un acercamiento y comunicación más directo con ellos. Haga una lista de actividades que se pueden hacer bajo techo, por ejemplo, ejercicios de estiramiento y aeróbicos, trotar y andar en bicicleta. Otra forma de hacer ejercicios de manera divertida es por medio del baile y la música.

Jugar: jugar a encontrar el tesoro: se trata de esconder objetos por toda la casa y dar pistas para encontrar los objetos escondidos. Incluso para que sea más emocionante, las pistas pueden estar en algú…