Ir al contenido principal

Opinión: Enseñar a los Niños a Defenderse del Abuso Sexual

Conversar francamente con ellos es clave.

Por Neva Milicic, psicóloga.

El abuso es de una alta tasa de ocurrencia. Las estadísticas informan que uno de cada diez niños ha sido víctima. Para protegerlos, es necesario estar alerta y educarlos, ya que cuando ellos están suficientemente informados, se pueden proteger mejor.

Cuando un niño puede decir "no me gusta que me toquen mis partes privadas", es porque ha conversado del tema con los adultos que lo tienen a su cuidado. Está más protegido que un niño al que no se le ha hablado sobre sexualidad.

La mayoría de las veces, el abuso es un proceso que es preparado cuidadosamente por el abusador, quien busca ganarse la confianza y el cariño del niño, a través de regalos, golosinas y juegos.

Es la puesta en marcha de un proceso de seducción fríamente calculado.

Cuando el abusador ha logrado seducir al niño, comienza la etapa de comportamientos sexuales propiamente dichos.

Mientras esto sucede, el abusador exige de diferentes maneras al niño que mantenga el secreto con diversas estrategias; las más frecuentes son las amenazas y la búsqueda de complicidad.

Es necesario alertar a los hijos sobre las personas que los inducen a tener secretos, con advertencias como: "Hay algunas personas que les gusta engañar a los niños y que los invitan a hacer cosas con sus partes privadas, diciéndoles que hay que guardar el secreto. No debes hacerle caso y tienes que contarme en forma inmediata, aunque él te amenace, yo sabré protegerte. No hagas caso de sus amenazas".

Si la familia y el colegio dan educación sexual y advierten al niño que sus partes privadas no pueden ser tocadas sin su consentimiento, habrán dado un paso importante hacia la protección frente al abuso sexual.

Cuando hay cercanía afectiva y los niños tienen espacio para conversar, estarán más protegidos de los abusadores.

Habitualmente, cuando los niños están siendo víctimas de abuso, tienen cambios importantes de conducta con señales que deben ser atendidas, como llanto frecuente, alteraciones del sueño, miedos que antes no tenían y, con frecuencia, están erotizados presentando conductas masturbadoras o agrediendo sexualmente a otros niños.

Conversar francamente con los hijos sobre sexualidad y sobre el derecho que tienen sobre su cuerpo, enfatizando que si alguien los molesta o quiere tocarlos de una manera que no les gusta, tienen que contarles de inmediato a los padres, haciendo caso omiso de las amenazas, todo lo cual constituye un mecanismo protector indispensable y eficaz.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Deportes: Vive un Fin de Semana de Entretención y Recreación en el Instituto

La Asociación de Padres te invita a vivir un fin de semana deportivo y recreativo con entretenidas actividades que hemos organizado en el Instituto.
Hoy viernes 3 de agosto, reanudamos el Campeonato Baby Fútbol Papás en el gimnasio Institutano con el desarrollo de la Sexta Fecha del Torneo.
Vuelven a las canchas los equipos del Pre Kínder B, 4º Básico B, 2° básico A+4° básico A+5° básico A, Kínder B, 2° básico B, 3° básico B, 8° básico A-B y 5° básico B.

Opinión: Las Diferencias Generacionales

Por Neva Milicic, psicóloga.

Las diferencias de intereses, gustos, estéticas y valores que hay entre las personas de diferentes generaciones son una realidad innegable, y representan un valor que permite la diferenciación y abre paso a nuevas ideas.
En ellas reside la posibilidad de cambios que cada generación aporta a su cultura. Cuando esta dialéctica entra en la familia, las disputas pueden ser enormes y dañar la relación, si las tensiones no se resuelven con sabiduría.
Es en la adolescencia donde esta brecha generacional se da con mayor intensidad.

Buenas Ideas en Familia

Por Revista Hagamos Contacto

Las actividades en familia son indispensables y muy importantes para lograr un acercamiento, unión y comunicación entre sus miembros. Es estos tiempos en donde la convivencia entre padres e hijos se está limitando cada vez más, debemos hacer un pausa.

Hay muchísimas cosas que se pueden hacer, ya sea al aire libre o en casa, gratis o de bajo costo. Aquí algunas sugerencias:

Deportes: planear actividades físicas donde toda la familia participe, además de ser muy saludable, propicia un acercamiento y comunicación más directo con ellos. Haga una lista de actividades que se pueden hacer bajo techo, por ejemplo, ejercicios de estiramiento y aeróbicos, trotar y andar en bicicleta. Otra forma de hacer ejercicios de manera divertida es por medio del baile y la música.

Jugar: jugar a encontrar el tesoro: se trata de esconder objetos por toda la casa y dar pistas para encontrar los objetos escondidos. Incluso para que sea más emocionante, las pistas pueden estar en algú…