Destacamos

¡A remachar!: Nuevo taller de #volleyball

Fuente imagen: Supercoloring.com ¡Tenemos un nuevo taller deportivo abierto a la comunidad campina! Sí, este segundo semestre ofrecere...

martes, 17 de julio de 2012

Opinión: "El Control Autoritario es efectivo sólo a Corto Plazo"

En el desarrollo moral de los niños.

Por Neva Milicic, psicóloga

Cómo afecta la crianza el desarrollo moral de los niños ha sido un tema central para las personas que se preocupan de la infancia y la educación.

La mayoría de los padres desean que sus hijos sean buenas personas y vayan internalizando conceptos morales que dirijan sus acciones en una línea correcta.

Sobre la importancia de los estilos familiares en el desarrollo moral, se han realizado investigaciones desde diversas perspectivas teóricas.

Uno de los hallazgos es que las culturas familiares en que los niños perciben apoyo parental y contención emocional tienen mejor desarrollo social que los niños criados en un ambiente en que perciben menores niveles de apoyo.

En este sentido, los ambientes negligentes frente a las necesidades emocionales de los hijos presentan más dificultades para internalizar comportamientos morales, ya que la empatía por lo que le sucede y sienten los otros es fundamental para la toma de decisiones responsables en relación a los demás.

La base del comportamiento empático se encuentra en las experiencias de haber sido cuidado por padres que se conectan con lo que el niño siente: decir, por ejemplo, "sé que estás enojado con tu hermano, pero no te puedo permitir pegarle", es más educativo que decir "te voy a castigar por pegarle a tu hermano".

El nivel de razonamiento moral que se da en los momentos en que los padres intentan educar a sus hijos influye en forma muy decisiva en lo que los niños aprenderán como normas morales.

Un concepto clave es el desarrollo de la toma de perspectiva del otro. La idea central cuando un niño transgrede una norma es enfocar el tema en la consideración de los intereses y sentimientos de la víctima de la transgresión, más que en el castigo.

Al respecto, el experto holandés en desarrollo moral Jan Janssens dice que cuando un niño ha sido castigado, tiende a centrarse en su rabia y en las consecuencias que tuvo para él, más que en las consecuencias para la víctima, y en este sentido el castigo suele promover una actitud egoísta más que una altruista o reparatoria.

La forma de establecer la disciplina no puede estar disociada con la manera de expresar los afectos. Los logros en esta área son lentos y se deben dar en el marco de la contención y el afecto si se quiere tener resultados en el largo plazo.

Un control más autoritario puede ser efectivo en el corto plazo, pero interioriza normas morales centradas en el desarrollo de la perspectiva que los derechos de los otros limitan los nuestros.

No hay comentarios: