Destacamos

Reinauguración Campo en Batuco | Directorio de la Asociación

Reinauguración Campo Recreativo de la Asociación de Padres de Familia del Instituto de Huma nidades Luis Campino en Batuco | 14 de octub...

jueves, 19 de abril de 2012

Actualidad: Un Examen de Sangre detecta la Depresión en los Adolescentes

Se analizan 26 marcadores genéticos. El test permite hacer un diagnóstico temprano y tratar esta condición, para la cual existe una nueva familia de medicamentos que corrige la actividad cerebral de los pacientes. 

Por Sebastián Urbina, El Mercurio.

Un examen de sangre que permite diagnosticar la existencia de depresión mayor en adolescentes, dieron a conocer investigadores de la U. Northwestern, de Chicago.

Se trata de analizar 26 marcadores genéticos, 11 de los cuales diagnostican con certeza si la persona sufre de esta enfermedad o no.

En tanto, los otros marcadores informan si la depresión es pura o está combinada con ansiedad, lo que permite a los psiquiatras dar los medicamentos que necesita cada paciente.

El estudio se hizo primero en animales de laboratorio y luego en jóvenes de entre 15 y 19 años. Para esto se compararon 14 adolescentes depresivos con 14 que no tenían problemas de ánimo. Los resultados se publicaron ayer en la revista Translational Psychiatry.

"Este es el primer paso importante para entender cuál tratamiento será el más efectivo para un paciente en particular", explica la doctora Eva Redei, profesora de psiquiatría de la Escuela de Medicina Feinberg, de la U. de Northwestern.

Para ella es esencial detectar esta enfermedad en forma precoz, ya que cuando los jóvenes no son tratados, tienen mayor riesgo de sufrir abuso de sustancias, desadaptación social, problemas de salud física y suicidio.

"El próximo paso es probar este test en un grupo de jóvenes más numeroso", dicen los científicos en la publicación.

Nuevas Terapias

El conocimiento que se tiene acerca de la depresión mayor está experimentando el mayor progreso de los últimos 20 a 30 años.

En este contexto, la semana pasada visitó Chile Stephen Stahl, profesor de psiquiatría de la U. de California en San Diego.

Este médico expuso ante 350 profesionales del país acerca de los progresos registrados en la investigación de esta enfermedad, "gracias a los nuevos marcadores genéticos, los estudios con resonancia magnética y a los nuevos fármacos que permiten tratarla".

La nueva evidencia indica que una de las alteraciones esenciales que produce la depresión es la de los ritmos circadianos, ciclos de 24 horas que determinan diversos comportamientos humanos.

"En la depresión genética se altera, por ejemplo, el ciclo sueño-vigilia y estos pacientes tienden a dormirse más tarde", explica el doctor Robert Tabak, psiquiatra y director médico de Integramédica.

"Lo anterior se acompaña de una alteración de la temperatura corporal, la que en el común de las personas se reduce a la hora de dormir, algo que no sucede en el depresivo y que le hace más difícil conciliar el sueño", agrega este especialista.

Todo esto altera la liberación de algunas hormonas, lo que termina afectando el ánimo del individuo.

Para resincronizar estos ritmos existe ahora un medicamento cuyo principio activo, la agomelatina, actúa en el cerebro a modo de un director de orquesta que vuelve a armonizar todos estos ciclos.

Esto ocurre debido, en parte, a la liberación de dopamina y noradrenalina que produce en la corteza cerebral.

Gracias a esto, el paciente recupera más rápido su energía, su buen ánimo y puede dormir mejor.

El efecto de este fármaco es tan específico y limpio, que no produce los efectos adversos de otros antidepresivos, como el aumento de peso o la baja de la libido.

Una Enfermedad de Todo el Cuerpo

Otro fenómeno que se ha comenzado a descubrir es que la depresión es un problema sistémico.

Esto porque se trata de un trastorno del ánimo que reduce el tamaño de los llamados telómeros, que es la parte del ADN que se encuentra en los extremos de los cromosomas y se va gastando a medida que envejecemos.

En los depresivos, y en los niños abusados, estos telómeros se gastan más rápido y producen un envejecimiento prematuro.

A los 30 años, la persona tendrá 35 de edad biológica. Investigadores de la U. de California en San Francisco han demostrado que cuando los pacientes depresivos presentan esta condición de vejez acelerada y no reciben un tratamiento adecuado, están más expuestos a enfermarse y sufrir de muerte prematura.

No hay comentarios: