Ir al contenido principal

Actualidad: Niños que Roncan o Respiran por la Boca al Dormir tienen Mayor Riesgo de Hiperactividad

Esto, porque su cerebro recibe menos oxígeno y se altera el proceso restaurador del sueño, lo que daña la atención y el autocontrol. Más de 11.000 menores fueron seguidos por alrededor de seis años.

Por Sebastián Urbina, El Mercurio.

Hace tiempo que dormir dejó de asociarse con flojera o perder el tiempo. Todo indica que el sueño no sólo es reparador del cuerpo y del cerebro, sino que es crucial para un buen aprendizaje.

Ahora, un grupo de investigadores descubrió que los niños con problemas para respirar mientras duermen tienen entre 40% y 100% más riesgo de tener dificultades conductuales al llegar a la edad de siete años, como son la hiperactividad y la agresividad.

En el estudio dirigido por la doctora Karen Bonuck, de la Escuela de Medicina Albert Einstein, de Nueva York, 11.000 niños del Reino Unido fueron seguidos desde los seis meses de edad hasta los siete años.

En ellos se observó que quienes roncaban, respiraban por la boca o tenían apnea -dejaban de respirar por varios segundos, varias veces en la noche- era muy probable que a partir de los cuatro años de edad presentaran problemas conductuales.

Entre ellos se cuentan la dificultad para poner atención, para organizarse, así como para controlar sus emociones, presentando ansiedad y depresión.

Los resultados del estudio los publicó ayer online la revista Pediatrics.

Fuerte Evidencia

"Este es un estudio que entrega una fuerte evidencia respecto de que los problemas de respiración al dormir aumentan el riesgo de alteraciones conductuales", explica a "El Mercurio" la doctora Bonuck.

"Los padres, madres y los pediatras por igual deberían prestar más atención cuando ocurren estos trastornos en la respiración de los niños mientras duermen, quizás desde el primer año de vida", añade Bonuck, quien es profesora de medicina social y familiar.

De hecho, el estudio reveló que uno de cada 10 niños ronca y que hasta el 4% tiene apnea del sueño, es decir episodios en que dejan de respirar por al menos 15 segundos.

Debido a esto se reduciría la cantidad de oxígeno que llega al cerebro, al tiempo que aumentan los niveles de CO2 en la sangre, todo lo cual afecta a la corteza cerebral, en especial el área prefrontal que tiene a su cargo funciones como la de poner atención, de focalizarse en lo que se hace, de organizarse, así como de controlar sus impulsos.

"No es raro que los niños ronquen", dice el neurólogo infantil de la Clínica Alemana doctor Marcos Manríquez.

Y agrega: "Cuando esto es ocasional, no hay problema. Pero si es persistente y se producen pausas de sueño, es mejor que sea evaluado por un otorrinolaringólogo, ya que puede haber adenoides o amígdalas de mayor tamaño".

Para la doctora Bonuck, los médicos ya no deben contentarse con preguntar a los padres cómo está durmiendo el niño. "Deben averiguar específicamente si el niño tiene alguno de estos síntomas, como roncar o dejar de respirar", explica.

Según el doctor Manríquez, el aporte de este estudio son su masividad y el extenso tiempo de seguimiento.

"Desde el punto de vista médico, hay que tenerlo en cuenta, ya que se trata de niños con problemas del tipo déficit atencional, pero secundario a problemas de respiración en el sueño".

Lo importante es que existe tratamiento, es decir se pueden operar -sacarle las amígdalas o las adenoides- y se supera el problema.

Otra alternativa que se debe tener en cuenta es que el niño esté con sobrepeso o sea obeso, lo que le dificulta respirar. En este caso, hacerlo bajar de peso puede ser la solución.

Uno de cada 10 niños ronca, es una de las conclusiones del estudio publicado en Pediatrics. Muchas veces esto se debe a la presencia de adenoides o amígdalas aumentadas de tamaño.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Semana Santa: Eucaristía de Domingo de Ramos da Inicio a Liturgias en el Colegio

Por César Antonio Campos, periodista Asociación de Padres.

La llegada de nuevas familias a nuestro Instituto se notó esta tarde. Papás, mamás, abuelitos y bastantes niños y niñas llegaron entusiasmados para participar en la primera celebración de Semana Santa: la Eucaristía de Domingo de Ramos.

El inicio de la celebración se realizó en el hall de entrada con la bendición de los diferentes ramos.

El padre rector José Agustín Tapia presidió la liturgia y esparció agua bendita entre todos los asistentes. Muchos estiraron sus brazos en busca de algunas gotas.



Luego y en procesión, los fieles ingresaron al salón Eduardo Frei Montalva para continuar con la misa. En la homilía el padre José Agustín destacó la importancia que tiene la Semana Santa para nuestro Instituto, especialmente este año con el aumento de cerca de 200 familias que se integraron.



Una de ellas son los Zambrano Julio, quienes se sumaron al 4° básico B y presentaron al Señor el pan y el vino. Miguel y Marta junto a su hijo Seb…

¿Es Tan Malo Recompensar?

Por Neva Milicic, sicóloga.

La pregunta acerca de los riesgos y los beneficios de utilizar los premios como mecanismo educativo encierra una duda legítima, que muchos padres que están realmente preocupados por educar bien a sus hijos se han hecho en más de una ocasión.

¿Por qué debiera premiar a un niño por hacer algo que le corresponde hacer?

La respuesta es compleja y depende de las características del niño, pero un premio ocasionalmente no pareciera ser una actitud negativa.

No se trata de dar un gran premio por levantarse en la mañana y todas las mañanas, pero si cuando hace un esfuerzo mayor que lo habitual, reconocerlo a través de un estímulo puede hacer sentir al niño que lo que hace es valorado por sus padres.

Cuando usted prepara el desayuno, no espera un gran reconocimiento, pero sí al menos un gracias, o un comentario amable, como “rico te quedó”, que sea una señal que los demás se han dado cuenta del esfuerzo que ha puesto en prepararlo, sobre todo si se esmeró especialmente y…

Agreden a Ex Apoderado del Colegio y Rector de la Universidad Tecnológica Metropolitana

Recibió escupitajos, insultos, manotazos, le lanzaron pintura y estuvo retenido por más de 4 horas, así fueron las tensas horas que vivió ayer el rector de la Universidad Tecnológica Metropolitana y ex apoderado de nuestro colegio hasta el año pasado, Miguel Ángel Avendaño.

Todo comenzó, cerca de las 18 horas, cuando unos 300 estudiantes interrumpieron una reunión que el rector sostenía con la Asociación de Académicos de la universidad. Ellos exigían a viva voz la renuncia de éste y de toda la plana mayor de la corporación.

En una acalorada discusión el ex papá replicó “este rector no va a romper ninguna institucionalidad. La universidad tiene un gobierno universitario y un sistema que lo representa al cual también se debe el rector. Ningún rector debe someterse a presiones de los estudiantes”.

Los alumnos, liderados por Francisca Rubio, lo responsabilizan por diversos fracasos de la casa de estudios, en especial la crisis que llevó al cierre de la carrera de Criminalística, que tiene s…