Ir al contenido principal

Opinión: Ayudarlos a Entender la Muerte

"Sabemos que por dolorosa que sea la experiencia de perder a alguien significativo en la infancia, esta experiencia puede -si el proceso de duelo ha sido bien elaborado- convertir a un niño en una persona más empática, más profunda, más sensible y conectada con las necesidades de los otros".

Por Neva Milicic, psicóloga.

Aunque racionalmente todos sabemos que la muerte es parte de la vida, qué duda cabe que uno de los momentos más difíciles en la vida de cualquier persona lo constituye el tener que enfrentar la pérdida de un ser querido.

También resulta para la familia doloroso explicársela y acompañar a los niños en esta experiencia, especialmente cuando los vínculos con la persona que ha partido son muy cercanos.

Comprender el significado de la muerte es una tarea de desarrollo indispensable, y ojalá que los niños, cuando tengan que experimentar la pérdida de alguien cercano, tengan alguna aproximación cognitiva previa a lo que la muerte significa.

Comprender que esa persona a quien se quiso tanto y que fue un vínculo tan importante ya no estará más disponible para él o ella, ni para jugar, ni para acompañarlo, tampoco para acariciarlo, es muy doloroso, y será más complejo de elaborar si no tiene ningún concepto acerca de lo que significa morir.

Las muertes repentinas resultan más difíciles de aceptar y de elaborar. Para lograr comprender una realidad que es atemorizante y crea mucha incertidumbre -y en la medida de lo posible superar el dolor-, el niño requerirá de muchísima compañía y del consuelo de sus personas más cercanas.

A veces ocurre que los adultos que están a cargo de los niños se encuentran tan ensimismados en su propio dolor, que olvidan que los niños necesitan desahogarse y elaborar el duelo.

Los niños requieren de mucha contención, afecto y conversación para comprender un hecho tan fuerte y definitivo como es la muerte. Es necesario ayudarlos a procesar que quien ya no está, de algún modo, siempre estará en los recuerdos y ocupando un lugar muy central.

Sabemos que por dolorosa que sea la experiencia de perder a alguien significativo en la infancia, esta experiencia puede -si el proceso de duelo ha sido bien elaborado- que tenga como consecuencia el convertirlos en una persona más empática, más profunda, más sensible y conectada con las necesidades de los otros.

Si bien nunca es posible estar completamente preparado para asumir la pérdida de alguien significativo, hay medidas que pueden tomarse para amortiguar el golpe.

Si la muerte es algo que no sucede repentinamente porque hay una enfermedad que da tiempo para despedirse, es aconsejable ir preparando al niño de antemano.

Por ejemplo, explicarles que la persona está muy enferma y permitirles hacerle una visita corta a quien está enfermo sin atemorizarlo quedará en la memoria del niño como una despedida, aunque en ese momento no la viva así.

Ojalá hacerle un regalo como un dibujo, una poesía o un cuento. También, si es posible, que la persona que va a morir les entregue algún recuerdo, un peluche si son pequeños, o algo más simbólico si se trata de niños más grandes.

En el largo plazo la tarea más difícil para los padres es enseñarles a vivir, a jugar y a divertirse a pesar de la falta que puede hacer la persona que se ha muerto.

Entradas populares de este blog

Semana Santa: Eucaristía de Domingo de Ramos da Inicio a Liturgias en el Colegio

Por César Antonio Campos, periodista Asociación de Padres. La llegada de nuevas familias a nuestro Instituto se notó esta tarde. Papás, mamás, abuelitos y bastantes niños y niñas llegaron entusiasmados para participar en la primera celebración de Semana Santa: la Eucaristía de Domingo de Ramos. El inicio de la celebración se realizó en el hall de entrada con la bendición de los diferentes ramos. El padre rector José Agustín Tapia presidió la liturgia y esparció agua bendita entre todos los asistentes. Muchos estiraron sus brazos en busca de algunas gotas. Luego y en procesión, los fieles ingresaron al salón Eduardo Frei Montalva para continuar con la misa. En la homilía el padre José Agustín destacó la importancia que tiene la Semana Santa para nuestro Instituto, especialmente este año con el aumento de cerca de 200 familias que se integraron. Una de ellas son los Zambrano Julio, quienes se sumaron al 4° básico B y presentaron al Señor el pan y el vino. Miguel y Marta junto

40% de descuento para textos escolares SM

El Directorio de la Asociación de Padres, por segundo año consecutivo, ha gestionado la aplicación de un 40% de descuento en los textos escolares vinculados con la Editorial SM (nivel 1° a 6° básico). La compra de los textos debe ser online a través del sitio de SM, el que actualmente está en proceso de actualización. A diferencia del año pasado, no es necesario retirar un cupón de descuento. Todo es de forma online.     ¿Cómo aplica el descuento para los libros SM? El/la apoderado/a deberá registrarse en la página de SM  www.tiendasm.cl  . Debe señalar el nombre del Instituto e indicar el nombre del estudiante.  VER INSTRUCTIVO   Más informaciones sobre textos, libros y útiles escolares, se encuentra en el comunicado emitido por el Instituto:  http://luiscampino.cl/2020/ 12/29/comunicado-criterios- sobre-textos-escolares-lista- de-utiles-y-aula-virtual-2021/

Diferencias en la Enseñanza de Ayer y de Hoy: "Así No lo Hacemos en el Colegio, Mamá"

Ayudar en las tareas de matemáticas a los hijos puede ser un problema para los padres, porque la terminología cambió. Por Rob Eastaway, The Times. Una niña de 10 años pide que le ayuden a hacer una tarea de matemáticas. ¿Usted podría explicarle algunos conceptos? La mayoría de los adultos ingleses no pasaría esta prueba. Esto, porque los métodos y el lenguaje que se emplean para enseñar matemáticas en la enseñanza básica han cambiado. Y la terminología que se usa hoy para la mayoría de los padres es puro blablá. Este desconocimiento ha producido una barrera comunicacional entre padres e hijos a la que se le ha dado poquísima atención en todo el debate sobre la educación de las matemáticas. Es probable que el nuevo gobierno aborde varios problemas clave en relación con esta asignatura, pero yo sugeriría uno que no se ha tomado en cuenta y que es cada vez más común: las pataletas. Las que se desatan cuando el niño, después de pedir ayuda a un padre, grita: "¡Pero no lo hace