Ir al contenido principal

Opinión: En Defensa de las Niñas

"Sin quererlo, en forma no consciente, los padres y los profesores les podemos estar entregando a las niñas mandatos muy restringidos, que pueden transformarse en guiones de vida empobrecedores".

Por Neva Milicic, psicóloga.

Las mujeres no son tratadas de igual a igual en todas las culturas. Y aunque occidente, en general, ha avanzado bastante en materia de discriminación de género, aún permanecen formas sutiles y no tan sutiles de machismo.

Es importante estar alerta y cuidarse, porque estas conductas marcan la socialización que reciben nuestras niñas vulnerando sus derechos a ser tratadas en forma equitativa.

La forma en que las personas se evalúan y valorizan depende de la manera en que fueron miradas y evaluadas en la infancia.

Por ello hay que prestar atención al cómo juzgamos y valorizamos a los niños y a las niñas, ya que a veces, a través de nuestra mirada, les entregamos una definición de sí mismos bastante estereotipada y sobre todo centrada en los déficits más que en las competencias.

Las investigaciones muestran que especialmente a las niñas, muchas veces se les transmite una sensación de no estar haciendo las cosas suficientemente bien, y con una mirada excesivamente centrada en lo físico.

"El estás muy linda, pero...", se escucha con más frecuencia de lo deseable. El mensaje de la belleza no es malo en sí mismo, pero ahorrarse el "pero" sería mejor.

Sin embargo, sería bueno destacar otras características en las niñas y que la belleza no sea el único adjetivo con que se las califica.

"Me encanta lo creativa que eres" o "Se notó tu esfuerzo, te quedó precioso", "Tocas muy bien la guitarra", evidencia una visión más completa de los talentos y habilidades de las mujeres.

La definición de las características masculinas es, en general, menos limitada y contiene rasgos que favorecen más el atreverse, la audacia y la inteligencia.

En muchas mujeres, producto de su socialización, hay un profundo malestar consigo misma, que puede conducir a lo que A. María Daskal, psicóloga argentina en su libro "Permiso para quererse", llamó la desestima de las mujeres.

La familia tiene un rol central para pasar de la desestima a la autoestima.

Hay que evitar las generalizaciones descalificadoras como el "Siempre estás creando problemas", que no favorece que la niña se forme una visión de sí misma positiva y con matices.

Centrarse en las competencias, darles seguridad, sin restringir sus espacios de realización, permitirá que se valore y se atreva desenvolverse en ambientes diversos y exigentes.

Sin quererlo, en forma no consciente, los padres y los profesores les podemos estar entregando mandatos muy restringidos, que pueden transformarse en guiones de vida empobrecedores.

Una estupenda mujer profesional se estaba cortando las alas de su carrera porque sentía que estaba obligada a cuidar a todo el mundo. Cuando pequeña tenía un hermano con una enfermedad neurológica que le produjo un nivel de discapacidad cognitiva.

En su familia la hicieron sentirse responsable de su hermano (lo que está bien) y fue muy valorada por ello, pero le indujeron un sentido de responsabilidad excesivo.

Así, cuando ella tomaba un espacio para sí misma, se sentía muy culpable y necesitaba reparar.

El modelo materno también es importante. Cuando una madre le resta valor a lo que hace, le está transmitiendo a su hija un modelo de no valoración de lo que hace.

Cuidemos que las oportunidades y la valoración que hacemos de las hijas sean equivalentes a las de los hijos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Semana Santa: Eucaristía de Domingo de Ramos da Inicio a Liturgias en el Colegio

Por César Antonio Campos, periodista Asociación de Padres. La llegada de nuevas familias a nuestro Instituto se notó esta tarde. Papás, mamás, abuelitos y bastantes niños y niñas llegaron entusiasmados para participar en la primera celebración de Semana Santa: la Eucaristía de Domingo de Ramos. El inicio de la celebración se realizó en el hall de entrada con la bendición de los diferentes ramos. El padre rector José Agustín Tapia presidió la liturgia y esparció agua bendita entre todos los asistentes. Muchos estiraron sus brazos en busca de algunas gotas. Luego y en procesión, los fieles ingresaron al salón Eduardo Frei Montalva para continuar con la misa. En la homilía el padre José Agustín destacó la importancia que tiene la Semana Santa para nuestro Instituto, especialmente este año con el aumento de cerca de 200 familias que se integraron. Una de ellas son los Zambrano Julio, quienes se sumaron al 4° básico B y presentaron al Señor el pan y el vino. Miguel y Marta junto

Urgente: Se Necesita Dadores de Sangre para Alonso, Hijo del Profesor de Música Oscar Pino

Por César Antonio Campos, periodista Asociación de Padres. Con urgencia se necesita la mayor cantidad de dadores de sangre para el pequeño Alonso Pino Reyes, hijo del profesor de música Oscar Pino y alumno de Kínder de nuestro colegio, quien lucha por vencer un tumor cancerígeno (neuroblastoma) próximo a su riñón izquierdo. Alonso de cinco años acaba de iniciar su tratamiento de quimioterapia lo cual le provoca una baja en sus defensas, especialmente en sus plaquetas, por lo que necesita de transfusiones de sangre en cada sesión. La Asociación de Padres hace un llamado solidario a las familias Institutanas para que se acerquen al Banco de Sangre de la Clínica Indisa.

Opinión: Las Diferencias Generacionales

Por Neva Milicic, psicóloga. Las diferencias de intereses, gustos, estéticas y valores que hay entre las personas de diferentes generaciones son una realidad innegable, y representan un valor que permite la diferenciación y abre paso a nuevas ideas. En ellas reside la posibilidad de cambios que cada generación aporta a su cultura. Cuando esta dialéctica entra en la familia, las disputas pueden ser enormes y dañar la relación, si las tensiones no se resuelven con sabiduría. Es en la adolescencia donde esta brecha generacional se da con mayor intensidad.