Ir al contenido principal

Actualidad: Mujeres que Trabajan Sin Creerse "Supermamás" sufren Menos Depresión

Quienes se mantienen como dueñas de casa tienen una salud mental más frágil. Cuando ellas adhieren al mito de que pueden ser trabajadoras y madres ejemplares, es probable que terminen sintiéndose fracasadas y abrumadas.

Por Sebastián Urbina, El Mercurio.

La imagen de la mujer ultra eficiente, que maneja su casa y sus hijos a la perfección y que en la oficina es la empleada ejemplar, no pasa de ser un mito.

El problema es que se trata de una imagen muy difundida en la sociedad actual, por lo que muchas madres que trabajan intentan cumplir con ese ideal.

Algo que es mejor no hacer si se quiere cuidar la salud mental. Esto, porque quienes trabajan y piensan que pueden ser supermamás "tienen un mayor riesgo de hacer una depresión que aquellas que son más realistas y que no creen que puedan cumplir ambos roles a la perfección", dice a "El Mercurio" la socióloga Katrina Leupp, de la Universidad de Washington.

Ella presentó ayer un estudio con 1.600 mujeres en la reunión anual de la Asociación Americana de Sociólogos, que se realiza en Las Vegas. En el encuentro se analizaron varias encuestas de mujeres jóvenes en EE.UU. que se realizaron entre los años 1979 y 2006.

Los sondeos detectaron la actitud de ellas frente al trabajo, antes de entrar al mundo laboral. Después, cuando tenían alrededor de 40 años, se les midieron los niveles de depresión.

Trabajo y Autonomía

Los resultados mostraron que quienes se quedan en sus casas criando a los hijos, cuando adultas más que duplican el riesgo de depresión respecto de las que trabajan.

"Esto es porque las mujeres ven el trabajo más allá de un medio de subsistencia. Lo ven como un espacio de desarrollo, de autonomía y de libertad, lo cual mejora su salud mental", dice Elisa Ansoleaga, psicóloga del trabajo de la U. Diego Portales (UDP).

Pero cuando entran al mundo laboral "se les vende la idea de que 'pueden hacerlo todo', cuando en realidad la mayoría de los lugares de trabajo aún están pensados para empleados que no tienen responsabilidades de cuidar a sus niños", dice Leupp.

Por su parte, las que salen a trabajar creyendo que pueden combinar sin problema lo laboral y lo familiar -incluida la crianza de los hijos- se deprimen 50% más que aquellas que pensaron que sería difícil cumplir con ambos roles.

Reconocer esta dificultad "permite reducir las exigencias que se hace la mujer al momento de cumplir con los dos roles, lo que puede proteger su salud mental", dice la socióloga Viviana Salinas, del Instituto de Sociología de la U. Católica.

Al parecer, la mejor actitud es la de hacerlo "lo mejor posible", pero en el caso de las mujeres perfeccionistas, esto puede ser incluso más angustiante.

El problema es que "la sociedad sigue asignando el rol principal de crianza y cuidado de los niños a las mujeres, lo que las tensiona entre cumplir con su familia y con su trabajo", explica Ansoleaga.

En Chile existe un agravante, ya que el 44,5% de las jefaturas de hogar es ocupado por mujeres.

"Estas mujeres no tienen opción y deben ser madres y trabajar. Además, en un ambiente laboral como el actual, que es más competitivo que colaborativo", dice esta investigadora del Programa de Estudios Psicosociales del Trabajo de la UDP.

Ella reconoce, en todo caso, que se han producido enormes avances, como el proyecto del posnatal y algunos progresos en materia de igualdad salarial. "Lo que falta es que estas normativas permeen nuestra sociedad. En esto nos falta mucho", concluye Ansoleaga.

¿Y los Superpapás?

Al revisar las cifras de Estados Unidos, se observa que entre los años 1965 y 2000, los hombres han duplicado el tiempo que pasan con los niños. A pesar de esto, la mujer sigue llevando el mayor peso del hogar y la crianza.

Por ejemplo, se ve que los hombres no restan horas a su trabajo para cuidar a los hijos. O sea, cuando terminan de trabajar, parte de ese tiempo excedente lo dedican a la casa.

Entradas populares de este blog

Semana Santa: Eucaristía de Domingo de Ramos da Inicio a Liturgias en el Colegio

Por César Antonio Campos, periodista Asociación de Padres. La llegada de nuevas familias a nuestro Instituto se notó esta tarde. Papás, mamás, abuelitos y bastantes niños y niñas llegaron entusiasmados para participar en la primera celebración de Semana Santa: la Eucaristía de Domingo de Ramos. El inicio de la celebración se realizó en el hall de entrada con la bendición de los diferentes ramos. El padre rector José Agustín Tapia presidió la liturgia y esparció agua bendita entre todos los asistentes. Muchos estiraron sus brazos en busca de algunas gotas. Luego y en procesión, los fieles ingresaron al salón Eduardo Frei Montalva para continuar con la misa. En la homilía el padre José Agustín destacó la importancia que tiene la Semana Santa para nuestro Instituto, especialmente este año con el aumento de cerca de 200 familias que se integraron. Una de ellas son los Zambrano Julio, quienes se sumaron al 4° básico B y presentaron al Señor el pan y el vino. Miguel y Marta junto

40% de descuento para textos escolares SM

El Directorio de la Asociación de Padres, por segundo año consecutivo, ha gestionado la aplicación de un 40% de descuento en los textos escolares vinculados con la Editorial SM (nivel 1° a 6° básico). La compra de los textos debe ser online a través del sitio de SM, el que actualmente está en proceso de actualización. A diferencia del año pasado, no es necesario retirar un cupón de descuento. Todo es de forma online.     ¿Cómo aplica el descuento para los libros SM? El/la apoderado/a deberá registrarse en la página de SM  www.tiendasm.cl  . Debe señalar el nombre del Instituto e indicar el nombre del estudiante.  VER INSTRUCTIVO   Más informaciones sobre textos, libros y útiles escolares, se encuentra en el comunicado emitido por el Instituto:  http://luiscampino.cl/2020/ 12/29/comunicado-criterios- sobre-textos-escolares-lista- de-utiles-y-aula-virtual-2021/

Diferencias en la Enseñanza de Ayer y de Hoy: "Así No lo Hacemos en el Colegio, Mamá"

Ayudar en las tareas de matemáticas a los hijos puede ser un problema para los padres, porque la terminología cambió. Por Rob Eastaway, The Times. Una niña de 10 años pide que le ayuden a hacer una tarea de matemáticas. ¿Usted podría explicarle algunos conceptos? La mayoría de los adultos ingleses no pasaría esta prueba. Esto, porque los métodos y el lenguaje que se emplean para enseñar matemáticas en la enseñanza básica han cambiado. Y la terminología que se usa hoy para la mayoría de los padres es puro blablá. Este desconocimiento ha producido una barrera comunicacional entre padres e hijos a la que se le ha dado poquísima atención en todo el debate sobre la educación de las matemáticas. Es probable que el nuevo gobierno aborde varios problemas clave en relación con esta asignatura, pero yo sugeriría uno que no se ha tomado en cuenta y que es cada vez más común: las pataletas. Las que se desatan cuando el niño, después de pedir ayuda a un padre, grita: "¡Pero no lo hace