Ir al contenido principal

Opinión: ¿Cómo nos ven los Niños?

Por Neva Milicic, psicóloga.

La mirada de los niños sobre los adultos y especialmente sobre sus padres influye en la forma en que se vinculan con ellos, pero también con la realidad.

A los ojos de sus hijos, la forma en que los padres se comportan puede resultar para ellos muchas veces incomprensibles. Escapar a sus miradas y a sus juicios no es posible.

A veces será una mirada asustada sobre las rabias; otras, será una mirada orgullosa de lo que está haciendo.

Los descubrimientos sobre lo que hacen los adultos que están a cargo de educarlos, dejan huellas en su biografía y se consolidará como una imagen interna sobre ellos.

En la infancia esta mirada puede ser algo ingenua y benevolente, pero a medida que van creciendo y especialmente cuando se hacen adolescentes, su percepción será más implacable.

Rosario una adolescente de doce años le comentaba a su mejor amiga: "Mi mamá me exige que yo sea respetuosa, pero no sabes como ella trata a la suya, es decir, a mi abuela".

A veces los adultos actúan como si los niños no existieran y hablan de temas complejos delante de niños o niñas, que no tienen la estructura cognitiva para entender.

A veces los adultos pierden la perspectiva de cómo los niños absorben como esponjas la información, y tienden a no darse cuenta de la presencia de los niños mientras hablan.

El teléfono es una instancia en que son particularmente indiscretos y descuidados cuando están hablando.

De a poco, los niños y las niñas, se van dando cuenta de quiénes son sus padres y pueden pasar de una mirada amorosa a juicios implacables.

No son espectadores pasivos, observan lo que hacen sus padres, cómo ocupan su tiempo, lo que hablan entre ellos y con otros.

Su juicio sobre lo que ven marcará su validación o rechazo de las creencias y actitudes, especialmente de aquellos que tienen que ver con la forma en que se sienten tratados.

Esta imagen interna de cómo se han sentido tratados continúa hasta la vida adulta a veces, y ojala así sea con la sensación de haber sido bien tratado y querido, como Rodrigo.

Él relata: "Siempre sentí que mis padres me querían muchísimo y estaban orgullosos de mí y ello me ha ayudado mucho a tener confianza en mí y a enfrentar con éxito situaciones difíciles".

En otras desafortunadamente los recuerdos serán más negativos como los de Cristina una mujer de treinta y cinco años quien con nostalgia, se queja diciendo: "Durante toda mi niñez intenté conseguir la aprobación de unos padres exigentes y exitosos. A mí me costaba el colegio, pero me esforzaba mucho y lograba rendimientos regulares, pero para mis exitosos padres, especialmente para mi madre, nunca fue suficiente nada de lo que yo hacía. Esta sensación de que lo que hago no es suficiente, me acompaña hasta hoy que soy adulta".

Escuchar a los niños y tomar su perspectiva de cómo nos visualizan, puede ayudarnos a ser los padres que queremos ser.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Deportes: Vive un Fin de Semana de Entretención y Recreación en el Instituto

La Asociación de Padres te invita a vivir un fin de semana deportivo y recreativo con entretenidas actividades que hemos organizado en el Instituto.
Hoy viernes 3 de agosto, reanudamos el Campeonato Baby Fútbol Papás en el gimnasio Institutano con el desarrollo de la Sexta Fecha del Torneo.
Vuelven a las canchas los equipos del Pre Kínder B, 4º Básico B, 2° básico A+4° básico A+5° básico A, Kínder B, 2° básico B, 3° básico B, 8° básico A-B y 5° básico B.

Opinión: Las Diferencias Generacionales

Por Neva Milicic, psicóloga.

Las diferencias de intereses, gustos, estéticas y valores que hay entre las personas de diferentes generaciones son una realidad innegable, y representan un valor que permite la diferenciación y abre paso a nuevas ideas.
En ellas reside la posibilidad de cambios que cada generación aporta a su cultura. Cuando esta dialéctica entra en la familia, las disputas pueden ser enormes y dañar la relación, si las tensiones no se resuelven con sabiduría.
Es en la adolescencia donde esta brecha generacional se da con mayor intensidad.

Buenas Ideas en Familia

Por Revista Hagamos Contacto

Las actividades en familia son indispensables y muy importantes para lograr un acercamiento, unión y comunicación entre sus miembros. Es estos tiempos en donde la convivencia entre padres e hijos se está limitando cada vez más, debemos hacer un pausa.

Hay muchísimas cosas que se pueden hacer, ya sea al aire libre o en casa, gratis o de bajo costo. Aquí algunas sugerencias:

Deportes: planear actividades físicas donde toda la familia participe, además de ser muy saludable, propicia un acercamiento y comunicación más directo con ellos. Haga una lista de actividades que se pueden hacer bajo techo, por ejemplo, ejercicios de estiramiento y aeróbicos, trotar y andar en bicicleta. Otra forma de hacer ejercicios de manera divertida es por medio del baile y la música.

Jugar: jugar a encontrar el tesoro: se trata de esconder objetos por toda la casa y dar pistas para encontrar los objetos escondidos. Incluso para que sea más emocionante, las pistas pueden estar en algú…