Ir al contenido principal

Actualidad: Los Beneficios de la Práctica de Yoga en los Niños en Edad Preescolar

El trabajo con esta disciplina en niños que aún no ingresan a enseñanza básica permite mejorar la atención y concentración.

Por J. M. Jaque, La Tercera.

Soraya Jacob empieza a inventar un cuento y la historia sirve de excusa para que 16 niños del jardín infantil del Colegio Apoquindo sobre sus mat (colchonetas) de colores imiten las posturas de los protagonistas: se estiran simulando un árbol o inclinan la espalda con las manos hacia abajo como si fueran un elefante.

Por medio del yoga, Jacob logra que los niños dejen por unos minutos el mundo externo y se concentren en el propio.

El yoga se convierte así en un aliado. Jacob, sicopedagoga de ese establecimiento, evalúa a los niños con dificultades de aprendizaje y vio en esta disciplina una ruta de trabajo.

"Había muchos problemas de atención y concentración que podían apaciguarse en la medida que los niños volvieran a su cuerpo y a autodominarse", explica.

Lo importante, sigue, es que el dominio de su cuerpo no llegue con una pastilla, sino que ellos tomen las riendas de su cuerpo a través de la voluntad.

"La respiración, la música y el cuento los conecta y les ayuda a crear espacios más largos de atención".

Con apenas cuatro sesiones con los niños, Jacob ya ha visto resultados. En un principio, a algunos niños les era imposible mantenerse quietos.

"No lograban estar en Shavasana (postura de relajación) porque la inquietud motora es tan grande que ni siquiera pueden dejar de parpadear. Y eso tiene que ver con el ambiente al que los exponemos, porque su reloj natural es mucho más lento", cuenta.

Hoy, esos niños van de a poco alcanzando el estado de mayor quietud. Si llegaban corriendo a la sala, hoy se van caminando. Y los gritos dieron paso a tonos en voz baja.

La idea de Soraya es implementar el yoga en la silla, es decir, llevarlo a la sala de clases.

Suman Experiencias

El yoga en la educación preescolar está ganando cada vez más espacio. Ximena Arriagada, educadora de Junji y terapeuta, cuenta que con esa disciplina y masajes de relajación se trabajó la contención de los niños de las zonas afectados por el terremoto.

Además, esa entidad tiene un programa de capacitación en yoga para que las educadoras lo apliquen con los niños.

"El yoga tiene el prejuicio de que se relaciona solo con el trabajo corporal, pero tiene una parte muy lúdica para los niños, por eso se trabaja a través de cuentos y ellos van aprendiendo las posturas".

¿Cómo actúa el yoga en ellos? Arriagada habla de la baja de la dopamina, neurotransmisor gatillante de situaciones de ansiedad y estrés.

También reporta la liberación de oxitocina, una hormona vinculada con el apego. No es todo, pues la ciencia ha investigado los aportes de esta disciplina.

Un estudio de la U. Estatal de Ohio concluyó que las personas que practican yoga habitualmente presentan una menor cantidad en la sangre de la proteína Interleukina 6, que se asocia con situaciones de estrés y que actúa como mensajera diciéndole a los órganos y tejidos que se inflamen ante ciertos estímulos.

Hay más. Investigadores de la Escuela de Medicina de la U. de Boston concluyeron que practicar yoga tres veces a la semana sirve como tratamiento a la ansiedad y la depresión mejor que otras formas de ejercicio.

¿Por qué? El estudio mostró un alto nivel del ácido gamma-aminobutírico, neurotransmisor que regula la actividad nerviosa y cuya baja presencia en la sangre se asocia con depresión.

Por eso, no extraña que los reportes de los jardines Junji que trabajan con yoga con los niños fueran positivos.

"Había mayor autocontrol de los niños. Además, cuando el niño evidencia los logros a través de su cuerpo mejora la autoestima", concluye Arriagada.

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Es Tan Malo Recompensar?

Por Neva Milicic, sicóloga.

La pregunta acerca de los riesgos y los beneficios de utilizar los premios como mecanismo educativo encierra una duda legítima, que muchos padres que están realmente preocupados por educar bien a sus hijos se han hecho en más de una ocasión.

¿Por qué debiera premiar a un niño por hacer algo que le corresponde hacer?

La respuesta es compleja y depende de las características del niño, pero un premio ocasionalmente no pareciera ser una actitud negativa.

No se trata de dar un gran premio por levantarse en la mañana y todas las mañanas, pero si cuando hace un esfuerzo mayor que lo habitual, reconocerlo a través de un estímulo puede hacer sentir al niño que lo que hace es valorado por sus padres.

Cuando usted prepara el desayuno, no espera un gran reconocimiento, pero sí al menos un gracias, o un comentario amable, como “rico te quedó”, que sea una señal que los demás se han dado cuenta del esfuerzo que ha puesto en prepararlo, sobre todo si se esmeró especialmente y…

Asociación de Padres: Invitamos a las Mamás a una Grata Sorpresa en víspera del Día de la Madre

La Asociación de Padres invita a todas las mamás del Instituto a vivir una grata y entretenida sorpresa este viernes, en víspera a la celebración del Día de la Madre, en el hall de entrada al colegio.  
La actividad se realizará en los horarios de ingreso y salida de los alumnos, es decir, desde las 7:30 horas en la mañana y alrededor de las 14:30 horas por la tarde. 
Las estaremos esperando para poder festejarlas como se merecen.

Opinión: Las Diferencias Generacionales

Por Neva Milicic, psicóloga.

Las diferencias de intereses, gustos, estéticas y valores que hay entre las personas de diferentes generaciones son una realidad innegable, y representan un valor que permite la diferenciación y abre paso a nuevas ideas.
En ellas reside la posibilidad de cambios que cada generación aporta a su cultura. Cuando esta dialéctica entra en la familia, las disputas pueden ser enormes y dañar la relación, si las tensiones no se resuelven con sabiduría.
Es en la adolescencia donde esta brecha generacional se da con mayor intensidad.