Destacamos

Reinauguración Campo en Batuco | Directorio de la Asociación

Reinauguración Campo Recreativo de la Asociación de Padres de Familia del Instituto de Huma nidades Luis Campino en Batuco | 14 de octub...

lunes, 7 de marzo de 2011

Cuaresma de Fraternidad: 40 Días para Cambiar Historias

Con el comienzo del tiempo litúrgico de la Cuaresma, este miércoles de Cenizas 9 de marzo la Iglesia Católica da el vamos a su campaña Cuaresma de Fraternidad, orientada a apoyar a jóvenes en situación de vulnerabilidad. Este año 2011 se inspira en el lema “40 días para cambiar historias, de ti también depende”.

Por Iglesia.cl

El Arzobispo de Santiago y Presidente de la Conferencia Episcopal de Chile, Mons. Ricardo Ezzati, presentó la campaña este lunes en conferencia de prensa que ofreció, junto al Padre Rodrigo Tupper, miembro del Consejo de la campaña, y un grupo de madres adolescentes del programa “Ayudando a Crecer”, uno de los proyectos apoyados por esta iniciativa.

Monseñor Ezzati recordó que el tiempo litúrgico de la Cuaresma -que la Iglesia universal comienza el 9 de marzo con la celebración del “miércoles de Cenizas”- es un período de reflexión y preparación para vivir en plenitud los misterios centrales de la fe en Semana Santa.


“Un modo muy fecundo de prepararnos para la Pascua de Cristo es llevando una vida austera y sencilla, junto a un esfuerzo especial para compartir nuestro dinero con aquellos que más necesitan”.

El Presidente de la CECh destacó que los obispos chilenos han establecido como una preocupación prioritaria en la pastoral y acción social de la Iglesia a los jóvenes y las jóvenes vulnerados en sus derechos y en sus posibilidades de acceder a mejores condiciones de vida.

En ese sentido, explicó que, como diversos estudios lo demuestran, los segmentos juveniles son los que sufren de manera más aguda las situaciones de pobreza y desigualdad existentes en el país.

“Nos preocupa que los indicadores de empleo, de pobreza y de indigencia sean considerablemente mayores entre adolescentes y jóvenes. Como sociedad tenemos una deuda importante en esta materia; por esa razón son una prioridad principal para la Iglesia y por eso son los destinatarios de la Cuaresma de Fraternidad”.

Una Campaña en Tono Positivo

El Padre Rodrigo Tupper, Vicepresidente de la Pastoral Social Caritas, anunció que la campaña Cuaresma de Fraternidad 2011 que se empieza a promover en las parroquias, capillas y colegios del país, tiene un tono marcadamente positivo y esperanzador.

“Hoy no queremos mostrar a los jóvenes vulnerados en su contexto más oscuro, en la soledad de la cárcel o el desamparo de la droga. Hoy queremos contar historias en que triunfa la vida, historias de superación y resurrección de tantos jóvenes que han vencido el sufrimiento de la falta de oportunidades, gracias a la ayuda generosa de esta campaña”.

Precisó el sacerdote que la meta de este año es obtener mil millones de pesos. El 30% de lo recaudado se destina para proyectos sociales.

Desde el año 2000, se han financiado 421 proyectos. Los 40 seleccionados para el año 2010 benefician a más de 840 jóvenes y a un total aproximado de 2.270 hombres y mujeres, pertenecientes a los grupos familiares, vecinos y otros jóvenes que participan como voluntarios.

Ayudando a Crecer

En este momento, se encuentra en ejecución un total de 83 proyectos destinados a mejorar las condiciones de los jóvenes vulnerables y que han sido financiados gracias al aporte de la Campaña de Cuaresma de Fraternidad.

Entre ellos se destacó el programa “Ayudando a crecer”, iniciativa de la Vicaría de Pastoral Social y de los Trabajadores de Santiago que desde el año 1992 acompaña a jóvenes madres que, en su mayoría, carecen del apoyo familiar, comunitario y educacional que les permitiría optar a mejores oportunidades de vida.

El programa actualmente apoya a 500 jóvenes de las zonas Norte, Sur y del Maipo de la arquidiócesis de Santiago, para que en conjunto con sus hijos y familias puedan seguir desarrollándose, de un modo particular en la continuidad de sus estudios.

Algunos Testimonios

Daniela Tapia quedó embarazada a los 12 años y se vio enfrentada a la discriminación en todo ámbito, partiendo por el propio colegio que la expulsó de inmediato cerrándole las puertas.

El caso llegó hasta el Programa “Ayudando a Crecer” y una de las monitoras la fue a buscar hasta su casa invitándola a participar.

“Fue muy bueno para mí porque pasé del encierro por la discriminación que sufría y la vergüenza a poder salir y hacer mis trámites sola, me independicé. Me ayudaron a salir adelante y seguir con los estudios. Ahora voy a hacer 3º y 4º medio gracias al programa y eso me tiene muy contenta”, señala.

Leslie Aguilar quedó embarazada a los 16 años y conoció el programa en el consultorio donde recibía atención:

“Tuve un embarazo complicado y participar en el programa ha sido muy bueno para mí porque me ayudan a solucionar mis problemas y he podido seguir estudiando. Gracias al programa me consiguieron una beca y voy a estudiar secretariado en el Manpower. Mi vida habría sido muy distinta sin el proyecto”, reflexiona.

40 días para Cambiar Historias

Tras escuchar el testimonio de una de las muchachas, el padre Tupper destacó que el aporte generoso de los fieles en la Campaña ha hecho posible que estas jóvenes madres hayan podido cambiar sus historias.

“Sabemos que la soledad y la marginación no son la última palabra. Tenemos 40 días para ayudar a cambiar otras tantas historias”, subrayó.

Las personas que quieran hacer sus aportes a esta Campaña pueden hacerlo durante los 40 días del tiempo cuaresmal, a través de las alcancías y sobres disponibles en parroquias, capillas y colegios. También hay una cuenta corriente dispuesta para ello.

No hay comentarios: