Ir al contenido principal

Opinión: El Derecho a Sentirse Eficaz

Por Neva Milicic, psicóloga

La sensación de sentirse competente es un atributo psicológico que se forma desde los primeros años de la infancia y en el cual los padres y los profesores juegan un rol decisivo.

Por ello, los niños no deben ser expuestos a situaciones en que sea altamente probable que fracasen. Lo que vivencie y aprenda que es capaz de hacer, dejará una huella en su capacidad de atreverse a emprender.

Las creencias de las personas acerca de su capacidad para lograr los objetivos que se proponen, fueron investigadas por el famoso psicólogo social americano Albert Bandura, quien la conceptualizó como "autoeficacia percibida": el éxito que una persona tenga en un determinado dominio influye en la valoración que la persona hace de sus aptitudes.

Esta valoración impulsa a las personas a realizar aquellas actividades en las que son exitosos y a evitar aquellas en que su desempeño ha sido un fracaso.

La sensación de ser eficaz produce seguridad y confianza en sí mismo, lo que lo impulsa al niño a seguir desarrollando actividades en las áreas en que se sienten competente, creándose un círculo virtuoso.

Carlos, de nueve años, siempre había sentido que era pésimo para las matemáticas y había desarrollado una actitud fóbica que se había generalizado a otras áreas, afectando su rendimiento escolar.

Se trataba de un niño inteligente, pero con dificultades en el área del lenguaje, las que no fueron detectadas oportunamente. El niño estudiaba en un colegio bilingüe, por lo que la enseñanza era realizada en inglés, lo que le dificultó el procesamiento de la información.

El niño no tenía dificultades reales en el área matemática, pero la barrera del idioma lo bloqueó de tal manera que cayó en una situación de desesperanza en relación con sus capacidades. Se autoetiquetó como "tonto".

Para restituirle su interés por aprender, se sugirió un cambio a un colegio no bilingüe. Se realizó una rehabilitación en matemáticas, para reformular su sensación de incapacidad en esta asignatura.

Sobreexigir es una mala estrategia educativa en la etapa en que el niño está desarrollando su percepción de cuán competente es, porque las huellas del fracaso persisten hasta la vida adulta, salvo que haya una experiencia emocional correctora.

Es necesario que los adultos se convenzan de la necesidad de crear condiciones favorables para desarrollar un apropiado sentimiento de autoeficacia en los niños.

Sentirse eficaz es importante para el bienestar psicológico y un poderoso factor predictor de la productividad futura.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Deportes: Vive un Fin de Semana de Entretención y Recreación en el Instituto

La Asociación de Padres te invita a vivir un fin de semana deportivo y recreativo con entretenidas actividades que hemos organizado en el Instituto.
Hoy viernes 3 de agosto, reanudamos el Campeonato Baby Fútbol Papás en el gimnasio Institutano con el desarrollo de la Sexta Fecha del Torneo.
Vuelven a las canchas los equipos del Pre Kínder B, 4º Básico B, 2° básico A+4° básico A+5° básico A, Kínder B, 2° básico B, 3° básico B, 8° básico A-B y 5° básico B.

Opinión: Las Diferencias Generacionales

Por Neva Milicic, psicóloga.

Las diferencias de intereses, gustos, estéticas y valores que hay entre las personas de diferentes generaciones son una realidad innegable, y representan un valor que permite la diferenciación y abre paso a nuevas ideas.
En ellas reside la posibilidad de cambios que cada generación aporta a su cultura. Cuando esta dialéctica entra en la familia, las disputas pueden ser enormes y dañar la relación, si las tensiones no se resuelven con sabiduría.
Es en la adolescencia donde esta brecha generacional se da con mayor intensidad.

Buenas Ideas en Familia

Por Revista Hagamos Contacto

Las actividades en familia son indispensables y muy importantes para lograr un acercamiento, unión y comunicación entre sus miembros. Es estos tiempos en donde la convivencia entre padres e hijos se está limitando cada vez más, debemos hacer un pausa.

Hay muchísimas cosas que se pueden hacer, ya sea al aire libre o en casa, gratis o de bajo costo. Aquí algunas sugerencias:

Deportes: planear actividades físicas donde toda la familia participe, además de ser muy saludable, propicia un acercamiento y comunicación más directo con ellos. Haga una lista de actividades que se pueden hacer bajo techo, por ejemplo, ejercicios de estiramiento y aeróbicos, trotar y andar en bicicleta. Otra forma de hacer ejercicios de manera divertida es por medio del baile y la música.

Jugar: jugar a encontrar el tesoro: se trata de esconder objetos por toda la casa y dar pistas para encontrar los objetos escondidos. Incluso para que sea más emocionante, las pistas pueden estar en algú…