Ir al contenido principal

Opinión: ¿Qué Lecciones sacar del Rescate?

"Queda mucho por hacer para rescatar a nuestros niños de la miseria; a los que perdieron sus casas por el terremoto; a los que están atrapados por la cesantía, a los presos en el alcohol...".

Por Neva Milicic, psicóloga.

La enorme felicidad que significa que se haya podido rescatar a los mineros que estaban atrapados en la mina San José puede ser para los niños y los adolescentes, y por qué no para los adultos, una oportunidad de reflexión.

Durante largos dos meses el país estuvo pendiente de las noticias para saber del destino y de la operación rescate de los mineros.

También se desplegaron esfuerzos en apoyar a las familias en la tensionante incertidumbre acerca de cuáles eran las reales condiciones en que estaban y qué posibilidades de éxito tenían las operaciones de rescate.

EL talento por sí solo nunca será suficiente para explicar el logro de grandes empresas como ésta.

El esfuerzo, la constancia y la tenacidad desplegados, a pesar de las adversidades que puedan surgir, son componentes indispensables para conseguir los objetivos propuestos.

Hay que probar diferentes caminos, mantener la esperanza, y cada día estar abierto a encontrar nuevas soluciones.

Se requiere ser capaz de trabajar en equipo, como lo demostraron los encargados de la operación para rescatar a los mineros, quienes, sin búsqueda de figuración personal, y muchas veces desde el anonimato, tenían como único objetivo recuperar la libertad de los mineros.

Aprender a respetar y valorar los saberes y las ideas de los otros siempre enriquecerá los logros.

Es tiempo de dar gracias y celebrar porque el rescate haya sido posible.

Gracias a todos quienes participaron de diferentes formas, planificando, informando, poniendo recursos, operando o reparando las maquinarias, dando soporte emocional o simplemente pidiendo para que se produjera el milagro.

A las familias, que siempre estuvieron presentes apoyándolos en todo momento.

También es tiempo de darles a los 33 mineros la bienvenida y las gracias por su fortaleza, por su compañerismo y por su constante preocupación por los que estaban fuera.

Como chilenos debemos sentirnos agradecidos y orgullosos de ellos. Están de vuelta, han sido rescatados, han resistido y son un ejemplo, especialmente para nuestros niños.

Es conveniente que la reflexión sobre esta situación crítica, así como la expresión de emociones, tenga un espacio en las familias y en el contexto escolar, para así poder elaborar las fuertes emociones que se vivieron en estos setenta días.

Quizás sea tiempo de recordar que en Chile los mineros no fueron los únicos atrapados.

Tomar conciencia de lo mucho que queda por hacer, por ejemplo, para rescatar a nuestros niños de la miseria; a los que han perdido sus casas y están atrapados por la desesperanza después del terremoto; a los que están atrapados por la cesantía; a los que se encuentran presos en adicciones como el alcohol y las drogas; a los que están inmersos en la soledad, y a quienes se sienten limitados por discapacidades físicas y mentales.

Es tiempo de fijar nuevas metas, en que haya participación de todos quienes puedan aportar, para disminuir las situaciones de marginalidad en que se encuentran atrapados grandes sectores de nuestra sociedad y de proteger a nuestros niños de situaciones de riesgo.

El rescate ha sido una empresa en que se ha puesto mucho esfuerzo y talento para la liberación.

Tengamos confianza de que esta dolorosa experiencia, junto con el valeroso ejemplo de los mineros y sus familias, así como la energía puesta por tantos en el rescate, nos sirva de ejemplo para convertirnos en mejores personas y emprender nuevos desafíos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Semana Santa: Eucaristía de Domingo de Ramos da Inicio a Liturgias en el Colegio

Por César Antonio Campos, periodista Asociación de Padres.

La llegada de nuevas familias a nuestro Instituto se notó esta tarde. Papás, mamás, abuelitos y bastantes niños y niñas llegaron entusiasmados para participar en la primera celebración de Semana Santa: la Eucaristía de Domingo de Ramos.

El inicio de la celebración se realizó en el hall de entrada con la bendición de los diferentes ramos.

El padre rector José Agustín Tapia presidió la liturgia y esparció agua bendita entre todos los asistentes. Muchos estiraron sus brazos en busca de algunas gotas.



Luego y en procesión, los fieles ingresaron al salón Eduardo Frei Montalva para continuar con la misa. En la homilía el padre José Agustín destacó la importancia que tiene la Semana Santa para nuestro Instituto, especialmente este año con el aumento de cerca de 200 familias que se integraron.



Una de ellas son los Zambrano Julio, quienes se sumaron al 4° básico B y presentaron al Señor el pan y el vino. Miguel y Marta junto a su hijo Seb…

Urgente: Se Necesita Dadores de Sangre para Alonso, Hijo del Profesor de Música Oscar Pino

Por César Antonio Campos, periodista Asociación de Padres.

Con urgencia se necesita la mayor cantidad de dadores de sangre para el pequeño Alonso Pino Reyes, hijo del profesor de música Oscar Pino y alumno de Kínder de nuestro colegio, quien lucha por vencer un tumor cancerígeno (neuroblastoma) próximo a su riñón izquierdo.

Alonso de cinco años acaba de iniciar su tratamiento de quimioterapia lo cual le provoca una baja en sus defensas, especialmente en sus plaquetas, por lo que necesita de transfusiones de sangre en cada sesión.

La Asociación de Padres hace un llamado solidario a las familias Institutanas para que se acerquen al Banco de Sangre de la Clínica Indisa.

Opinión: Las Diferencias Generacionales

Por Neva Milicic, psicóloga.

Las diferencias de intereses, gustos, estéticas y valores que hay entre las personas de diferentes generaciones son una realidad innegable, y representan un valor que permite la diferenciación y abre paso a nuevas ideas.
En ellas reside la posibilidad de cambios que cada generación aporta a su cultura. Cuando esta dialéctica entra en la familia, las disputas pueden ser enormes y dañar la relación, si las tensiones no se resuelven con sabiduría.
Es en la adolescencia donde esta brecha generacional se da con mayor intensidad.