Ir al contenido principal

Opinión: Recriminar, Arma de Doble Filo

Por Neva Milicic, psicóloga.

Muchos padres, que son extraordinariamente preocupados y generosos con sus hijos de una manera no consciente, parecieran recriminarlos con alguna frecuencia por las cosas que éstos tienen, y que ellos cuando fueron niños no tuvieron el privilegio de tener, especialmente si tuvieron infancias difíciles.

Por cierto, la educación de los hijos supone una enorme cantidad de sacrificios y postergaciones de legítimos deseos por parte de los padres.

Pero si un padre le compra un piano a su hija en vez de cambiar el auto es él quien ha tomado una decisión y no sería justo pasarle la cuenta a la niña si no resulta una eximia pianista.

Es legítimo que los padres sientan que los esfuerzos realizados no son valorados por los hijos, y es bueno reconocerlo en el fuero interno, pero hay que tener cuidado de no volcarlo en los niños con un dejo de amargura, haciéndolos sentirse culpables por lo recibido.

Cuántas veces hemos oído decir: "Yo, a tu edad, ya estaba trabajando" o "Nunca tuve las posibilidades de estudiar que tú tuviste".

Son expresiones muy verdaderas, pero si se repiten en forma reiterativa y en un tono inculpatorio, producen un efecto contraproducente en los hijos.

A veces, los niños, al culpabilizarse, no sienten admiración por lo logrado por sus padres a pesar de los obstáculos, sino que se sienten rabiosos con ellos.

Una adolescente decía: "Siento que mi mamá me tiene como envidia, porque yo he tenido más que ella".

Estoy segura de que esta mamá quería muchísimo a su hija, y buscaba darle todas las oportunidades que ella no tuvo.

Pero esta adolescente tenía un dejo de razón; en el discurso había ambivalencia y un deseo legítimo -por qué no- de estar en el lugar de la hija. Deseo que, por supuesto, coexistía con querer lo mejor para ella.

A veces, una buena manera de mejorar la relación es que los padres, y especialmente las madres, no se posterguen tanto y se conviertan en mártires de sus hijos, olvidando por completo sus propias necesidades.

Cuando se asume una actitud de martirio es posible que se les pase a los hijos una enorme factura afectiva.

Atender a las propias necesidades permite adultos más contentos. Las recriminaciones del tipo: "Mira, cuánto te doy y cómo me sacrifico" crean mucho rechazo en los hijos.

Asumir la responsabilidad de que la educación de los hijos sea de excelencia puede, en ocasiones, ser abrumador, pero por supuesto tiene sus recompensas.

Tener a veces sentimientos mezquinos, sentirse cansado o poco reconocido es normal: no es necesario sentirse culpable por ello, pero hay que tener cuidado de no traspasarlo a los hijos, anulando de alguna forma todo lo maravilloso que los padres y las madres sienten y hacen cada día por ellos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Semana Santa: Eucaristía de Domingo de Ramos da Inicio a Liturgias en el Colegio

Por César Antonio Campos, periodista Asociación de Padres.

La llegada de nuevas familias a nuestro Instituto se notó esta tarde. Papás, mamás, abuelitos y bastantes niños y niñas llegaron entusiasmados para participar en la primera celebración de Semana Santa: la Eucaristía de Domingo de Ramos.

El inicio de la celebración se realizó en el hall de entrada con la bendición de los diferentes ramos.

El padre rector José Agustín Tapia presidió la liturgia y esparció agua bendita entre todos los asistentes. Muchos estiraron sus brazos en busca de algunas gotas.



Luego y en procesión, los fieles ingresaron al salón Eduardo Frei Montalva para continuar con la misa. En la homilía el padre José Agustín destacó la importancia que tiene la Semana Santa para nuestro Instituto, especialmente este año con el aumento de cerca de 200 familias que se integraron.



Una de ellas son los Zambrano Julio, quienes se sumaron al 4° básico B y presentaron al Señor el pan y el vino. Miguel y Marta junto a su hijo Seb…

Urgente: Se Necesita Dadores de Sangre para Alonso, Hijo del Profesor de Música Oscar Pino

Por César Antonio Campos, periodista Asociación de Padres.

Con urgencia se necesita la mayor cantidad de dadores de sangre para el pequeño Alonso Pino Reyes, hijo del profesor de música Oscar Pino y alumno de Kínder de nuestro colegio, quien lucha por vencer un tumor cancerígeno (neuroblastoma) próximo a su riñón izquierdo.

Alonso de cinco años acaba de iniciar su tratamiento de quimioterapia lo cual le provoca una baja en sus defensas, especialmente en sus plaquetas, por lo que necesita de transfusiones de sangre en cada sesión.

La Asociación de Padres hace un llamado solidario a las familias Institutanas para que se acerquen al Banco de Sangre de la Clínica Indisa.

Opinión: Las Diferencias Generacionales

Por Neva Milicic, psicóloga.

Las diferencias de intereses, gustos, estéticas y valores que hay entre las personas de diferentes generaciones son una realidad innegable, y representan un valor que permite la diferenciación y abre paso a nuevas ideas.
En ellas reside la posibilidad de cambios que cada generación aporta a su cultura. Cuando esta dialéctica entra en la familia, las disputas pueden ser enormes y dañar la relación, si las tensiones no se resuelven con sabiduría.
Es en la adolescencia donde esta brecha generacional se da con mayor intensidad.