Ir al contenido principal

Opinión: Los Libros y el Aprendizaje

Por Neva Milicic, psicóloga.

Existe un tipo de literatura que está orientada a promover el desarrollo emocional para niños.

En ella se busca entregar a los lectores un lenguaje emocional ligado a las situaciones vividas, que les permitirá elaborar lo que sienten, verbalizarlo y, al poder comunicarse en forma más precisa, entrar en una conexión de mayor profundidad consigo mismos y con los otros, sean adultos o niños.

Un ejemplo de un texto que puede ayudar a los niños a enfrentar una situación crítica es el excelente libro sobre el terremoto del 27 de febrero "Cuando la tierra se movió", de Josefina Martínez, Elena Sepúlveda y Rossana Culaciati.

En este libro, financiado por el Consejo Minero, y que cuenta con el patrocinio del Centro de Buen Trato de la Escuela de Psicología de la Pontificia Universidad Católica de Chile, se busca que los niños puedan ir construyendo su propia narrativa acerca de la difícil experiencia vivida.

Si bien la mayoría de los libros infantiles amplían los horizontes y las vivencias de los niños y las niñas, ya que describen emociones vinculadas a las situaciones vividas por los protagonistas, no todos los libros tienen el contenido y el tono emocional adecuado, inclusive en ocasiones pueden ser nocivos para los niños.

Por ejemplo, la historia de Hansel y Gretel es un relato claramente provocador de ansiedades en los niños que genera temor a ser abandonados.

Elegir bien los libros que vamos a entregar a nuestros hijos requiere de tiempo y dedicación.

No es suficiente que tengan una estética atractiva, sino que es necesario que el contenido favorezca su crecimiento emocional, o al menos no sea dañino.

Buscar un libro adecuado en un paseo conjunto a una biblioteca o a una librería puede ayudar a hacer una conexión entre los intereses del niño y lo que sus padres consideran beneficioso para su nivel de lectura y necesidades afectivas.

Los libros interactivos, como los álbumes para completar, o "Cuando la tierra se movió", son ejemplos que permiten al niño una elaboración activa de la información.

Los libros ayudan también a normalizar experiencias difíciles, por ejemplo, entender que los miedos son normales, como en el caso de "El lobo rojo" o "Cuando estoy estresado", de Michaelene Mundy.

Contar cuentos con contenido emocional o entregarlos al niño es un ingrediente de la mayor importancia en el logro de una buena alfabetización emocional, especialmente si esta lectura es compartida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Deportes: Vive un Fin de Semana de Entretención y Recreación en el Instituto

La Asociación de Padres te invita a vivir un fin de semana deportivo y recreativo con entretenidas actividades que hemos organizado en el Instituto.
Hoy viernes 3 de agosto, reanudamos el Campeonato Baby Fútbol Papás en el gimnasio Institutano con el desarrollo de la Sexta Fecha del Torneo.
Vuelven a las canchas los equipos del Pre Kínder B, 4º Básico B, 2° básico A+4° básico A+5° básico A, Kínder B, 2° básico B, 3° básico B, 8° básico A-B y 5° básico B.

Opinión: Las Diferencias Generacionales

Por Neva Milicic, psicóloga.

Las diferencias de intereses, gustos, estéticas y valores que hay entre las personas de diferentes generaciones son una realidad innegable, y representan un valor que permite la diferenciación y abre paso a nuevas ideas.
En ellas reside la posibilidad de cambios que cada generación aporta a su cultura. Cuando esta dialéctica entra en la familia, las disputas pueden ser enormes y dañar la relación, si las tensiones no se resuelven con sabiduría.
Es en la adolescencia donde esta brecha generacional se da con mayor intensidad.

Buenas Ideas en Familia

Por Revista Hagamos Contacto

Las actividades en familia son indispensables y muy importantes para lograr un acercamiento, unión y comunicación entre sus miembros. Es estos tiempos en donde la convivencia entre padres e hijos se está limitando cada vez más, debemos hacer un pausa.

Hay muchísimas cosas que se pueden hacer, ya sea al aire libre o en casa, gratis o de bajo costo. Aquí algunas sugerencias:

Deportes: planear actividades físicas donde toda la familia participe, además de ser muy saludable, propicia un acercamiento y comunicación más directo con ellos. Haga una lista de actividades que se pueden hacer bajo techo, por ejemplo, ejercicios de estiramiento y aeróbicos, trotar y andar en bicicleta. Otra forma de hacer ejercicios de manera divertida es por medio del baile y la música.

Jugar: jugar a encontrar el tesoro: se trata de esconder objetos por toda la casa y dar pistas para encontrar los objetos escondidos. Incluso para que sea más emocionante, las pistas pueden estar en algú…