Ir al contenido principal

Opinión: La Importancia del Autocuidado

Por Neva Milicic, psicóloga.

El vínculo más significativo para un desarrollo infantil sano es el que las madres establecen con sus hijos.

Sin desmerecer cuánto favorecen a sus hijos los cuidados del padre, es ciertamente la interacción con la madre la que marca la forma en que el niño o la niña se relacionará en el futuro con las demás personas y consigo mismo(a).

La mayor parte de las madres, sean biológicas o adoptivas, hacen del cuidado de sus hijos la función más importante de sus vidas, y ello es esencial ya que de todas las especies, los seres humanos son los que nacen más desvalidos y requieren, por esta característica, adultos competentes que puedan hacerse cargo de su cuidado y protección.

La naturaleza proveyó a las mujeres de la ocitocina, que es llamada la hormona del cuidado, para cumplir esta importante misión.

Es necesario que a partir de esta extrema dependencia, el niño pueda convertirse en un adulto autónomo, interesado por el mundo que lo rodea y con un buen concepto de sí mismo.

Todo ello supone madres atentas y conectadas con las necesidades de sus hijos.

Para los niños pequeños el vínculo afectivo que los hace sentirse más protegidos y los ayuda a crecer es la relación con su madre.

Cuando ella está presente se sienten seguros y quieren explorar; en cambio, cuando la mamá desaparece el niño se paraliza y pierde el interés por lo que sucede a su alrededor.

Cuántas veces hemos sido testigos del grito de "¡mamá!" desesperado de un preescolar tendiendo sus manitos cuando tiene que separarse de ella.

Ser mamá, no cabe duda, es una de las experiencias más maravillosas en la vida de una mujer.

Sin embargo, por maravillosa que sea la experiencia de la maternidad, es necesario reconocer que también es extraordinariamente demandante y puede resultar en ocasiones abrumadora.

Es necesario estar ahí disponible y atenta a las necesidades físicas y afectivas de los hijos, y protegerlos de los riesgos, sobre todo a los que por su falta de conciencia del peligro se encuentran expuestos.

Las exigencias que incluye el rol materno se hacen más fáciles cuando se cuenta con un padre que apoya a la madre y comparte con ella el cuidado de los hijos.

Desafortunadamente muchos padres son bastantes ausentes y periféricos en relación con la educación de sus hijos.

Por lo cual las madres pueden estar muy sobreexigidas y con mucho miedo a no hacerlo bien.

Para conservar el optimismo, a veces las madres necesitan ayuda, porque en el afán de hacerlo todo perfecto, no se dan tiempo para sí mismas ni para descansar.

Para ser una buena mamá es necesario estar bien, autocuidarse, aprender a descansar, pedir ayuda y delegar algunas funciones, de manera de asegurar que el tiempo que se está con los hijos sea de buena calidad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Deportes: Vive un Fin de Semana de Entretención y Recreación en el Instituto

La Asociación de Padres te invita a vivir un fin de semana deportivo y recreativo con entretenidas actividades que hemos organizado en el Instituto.
Hoy viernes 3 de agosto, reanudamos el Campeonato Baby Fútbol Papás en el gimnasio Institutano con el desarrollo de la Sexta Fecha del Torneo.
Vuelven a las canchas los equipos del Pre Kínder B, 4º Básico B, 2° básico A+4° básico A+5° básico A, Kínder B, 2° básico B, 3° básico B, 8° básico A-B y 5° básico B.

Opinión: Las Diferencias Generacionales

Por Neva Milicic, psicóloga.

Las diferencias de intereses, gustos, estéticas y valores que hay entre las personas de diferentes generaciones son una realidad innegable, y representan un valor que permite la diferenciación y abre paso a nuevas ideas.
En ellas reside la posibilidad de cambios que cada generación aporta a su cultura. Cuando esta dialéctica entra en la familia, las disputas pueden ser enormes y dañar la relación, si las tensiones no se resuelven con sabiduría.
Es en la adolescencia donde esta brecha generacional se da con mayor intensidad.

Buenas Ideas en Familia

Por Revista Hagamos Contacto

Las actividades en familia son indispensables y muy importantes para lograr un acercamiento, unión y comunicación entre sus miembros. Es estos tiempos en donde la convivencia entre padres e hijos se está limitando cada vez más, debemos hacer un pausa.

Hay muchísimas cosas que se pueden hacer, ya sea al aire libre o en casa, gratis o de bajo costo. Aquí algunas sugerencias:

Deportes: planear actividades físicas donde toda la familia participe, además de ser muy saludable, propicia un acercamiento y comunicación más directo con ellos. Haga una lista de actividades que se pueden hacer bajo techo, por ejemplo, ejercicios de estiramiento y aeróbicos, trotar y andar en bicicleta. Otra forma de hacer ejercicios de manera divertida es por medio del baile y la música.

Jugar: jugar a encontrar el tesoro: se trata de esconder objetos por toda la casa y dar pistas para encontrar los objetos escondidos. Incluso para que sea más emocionante, las pistas pueden estar en algú…