Ir al contenido principal

Cómo los Padres de Hermanos Kennedy Entrenaron a sus Hijos para ser Influyentes

En Chile, los patriarcas de los clanes Frei y Piñera también inculcaron a los suyos la pasión por la vida pública.

Por El Mercurio.

En 1930, Estados Unidos, Nueva York, un matrimonio almuerza con sus nueve hijos, de entre 2 y 15 años. El padre de familia es Joseph P., conocido con el apodo de "Joe", empresario y político de 42 años.

Ella es Rose, dueña de casa (40). En el comedor hay una mesa especial para los hermanos mayores donde se discute de política, actualidad, literatura. "Haz algo meritorio con tu vida", les suele repetir el padre a los niños.

John, el segundo de los hermanos, en 1960 se convertiría en Presidente de Estados Unidos a los 43 años. La quinta, Eunice, que falleció el martes a los 88, pasó a la historia como la fundadora de los Juegos Olímpicos Especiales.

Robert, el séptimo de los hermanos Kennedy, llegó a ganar las primarias de California para la candidatura a la Presidencia en 1968.

El más pequeño, Edward "Ted", se convirtió en senador del Estado de Massachussetts en 1962, cargo que desempeña hasta hoy.

Los niños fueron educados para dedicar su vida al servicio público y, desde muy pequeños, aprendieron a convivir con la política y el poder.

"No Quiero Perdedores"

La historia de los Kennedy se teje con la misma mano. Los padres del numeroso clan, Joseph P. y Rose, siempre expresaron el amor a sus hijos transmitiéndoles sus altas expectativas e imponiéndoles muchas normas.

Para el patriarca lo más importante era ser un aporte para la sociedad y, en ese empeño, ahorró gran parte de su sueldo en un fondo de inversiones para que sus hijos no tuvieran que preocuparse de ganar dinero, sino, más bien, dedicar su vida al servicio público.

En 1938 Joe obtuvo el trabajo de sus sueños. El Presidente Franklin D. Roosevelt lo nombró embajador de Estados Unidos en el Reino Unido.

Junto a él partieron su esposa y sus hijos: Joseph Jr., John F., Rosemary, Kathleen, Eunice, Patricia, Robert o "Bobby", Jean y Edward o "Ted".

La prensa se encargó de seguir durante dos años a cada uno de los integrantes de la prole para capturar alguna foto. Los muchachos se acostumbraron en Londres a la exposición pública, a la fama y a relacionarse en círculos de poder.

Ya en ese entonces los ojos de Joe estaban puestos en los varones de más edad: Joseph Jr. y John. La presión sobre los más pequeños, Bobby y Teddy, vendría más tarde.

La máxima aspiración del padre de familia era que algún día los niños asumieran un alto cargo público. Algunos autores describen la mesa de los Kennedy como una "sala de clase", en la que Rose y Joe se empeñaban en interrogar a sus hijos.

Los progenitores comparaban a los hermanos constantemente y eso provocó que los niños Kennedy siempre compitieran entre sí.

Una vez de vuelta en los EE.UU., Joseph P. y Rose Kennedy siguieron inculcando en sus hijos los mismos valores.

Pese a que los muchachos tuvieron toda clase de comodidades, la vida para ellos no fue siempre fácil: la exigencia que imponían los padres a veces se les hacía cuesta arriba. "No quiero perdedores en la familia", solía repetir Joseph P.

La madre, Rose, también era estricta: tenía un decálogo de reglas que ninguno de sus hijos se atrevía a romper. Todos los hermanos tenían que levantarse e irse a la cama a la misma hora todos los días.

El horario de la cena, por ejemplo, era siempre a las 19.30 y los temas de conversación que se trataban en la mesa siempre alentaban las creencias políticas.

En aquellas charlas se cimentó la ideología de cada uno de los Kennedy, un clan que hasta el día de hoy es tal vez el más influyente del Partido Demócrata.

El modelo de educación empujó a los hermanos Kennedy para asumir roles sociales y políticos relevantes para la historia de Estados Unidos.

En Chile, algunas décadas más tarde, dos familias numerosas también criarían a sus hijos con un fuerte énfasis en la educación cívica: los Frei y los Piñera, castas fundadoras de la Democracia Cristiana.

Los niños crecieron con personajes públicos sentados en la mesa, desde pequeños escucharon hablar de política y aprendieron a relacionarse con el poder. Hoy en día los clanes se enfrentan en la campaña presidencial.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Semana Santa: Eucaristía de Domingo de Ramos da Inicio a Liturgias en el Colegio

Por César Antonio Campos, periodista Asociación de Padres.

La llegada de nuevas familias a nuestro Instituto se notó esta tarde. Papás, mamás, abuelitos y bastantes niños y niñas llegaron entusiasmados para participar en la primera celebración de Semana Santa: la Eucaristía de Domingo de Ramos.

El inicio de la celebración se realizó en el hall de entrada con la bendición de los diferentes ramos.

El padre rector José Agustín Tapia presidió la liturgia y esparció agua bendita entre todos los asistentes. Muchos estiraron sus brazos en busca de algunas gotas.



Luego y en procesión, los fieles ingresaron al salón Eduardo Frei Montalva para continuar con la misa. En la homilía el padre José Agustín destacó la importancia que tiene la Semana Santa para nuestro Instituto, especialmente este año con el aumento de cerca de 200 familias que se integraron.



Una de ellas son los Zambrano Julio, quienes se sumaron al 4° básico B y presentaron al Señor el pan y el vino. Miguel y Marta junto a su hijo Seb…

Agreden a Ex Apoderado del Colegio y Rector de la Universidad Tecnológica Metropolitana

Recibió escupitajos, insultos, manotazos, le lanzaron pintura y estuvo retenido por más de 4 horas, así fueron las tensas horas que vivió ayer el rector de la Universidad Tecnológica Metropolitana y ex apoderado de nuestro colegio hasta el año pasado, Miguel Ángel Avendaño.

Todo comenzó, cerca de las 18 horas, cuando unos 300 estudiantes interrumpieron una reunión que el rector sostenía con la Asociación de Académicos de la universidad. Ellos exigían a viva voz la renuncia de éste y de toda la plana mayor de la corporación.

En una acalorada discusión el ex papá replicó “este rector no va a romper ninguna institucionalidad. La universidad tiene un gobierno universitario y un sistema que lo representa al cual también se debe el rector. Ningún rector debe someterse a presiones de los estudiantes”.

Los alumnos, liderados por Francisca Rubio, lo responsabilizan por diversos fracasos de la casa de estudios, en especial la crisis que llevó al cierre de la carrera de Criminalística, que tiene s…

Opinión: Las Diferencias Generacionales

Por Neva Milicic, psicóloga.

Las diferencias de intereses, gustos, estéticas y valores que hay entre las personas de diferentes generaciones son una realidad innegable, y representan un valor que permite la diferenciación y abre paso a nuevas ideas.
En ellas reside la posibilidad de cambios que cada generación aporta a su cultura. Cuando esta dialéctica entra en la familia, las disputas pueden ser enormes y dañar la relación, si las tensiones no se resuelven con sabiduría.
Es en la adolescencia donde esta brecha generacional se da con mayor intensidad.