Ir al contenido principal

El Valor de la Retroalimentación Positiva

Por Neva Milicic, sicóloga.

Al recibir un comentario positivo acerca de sí mismo, de una persona con la que tiene vínculos positivos, el niño o el adolescente, ciertamente experimenta una sensación de bienestar emocional que es siempre gratificante. Pero, sobre todo, se siente confirmado en los aspectos positivos de su personalidad y eso es favorable para su desarrollo emocional.

Pocas cosas se mantienen con más fuerza en la memoria emocional que el recuerdo de recibir una opinión positiva acerca de sí mismo, que se percibe como verdadera y cargada de emoción. Al recibirla ingresa en el sistema emocional del niño un mensaje poderoso acerca de sí mismo que tendrá un gran valor de programación personal.

No es sólo lo que se dice, sino cómo se dice lo que explica la eficacia de los mensajes positivos. Para que el registro sea positivo es importante cuidar la forma y la intensidad, si lo que se busca es lograr un enriquecimiento de la imagen personal.

Una adolescente, Isidora, que era bien aplicada, contaba entre sus lindos recuerdos que cuando era muy pequeña su abuelita le había dicho: “Me encanta tu interés y tu capacidad para aprender”. Ella comentaba: “Aunque yo no sabía muy bien qué significaba esa opinión de la abuela, se me quedó grabada en mi memoria como que era algo muy bueno. Entendí que era una característica mía de la que podía estar orgullosa. Además, ella solía llevarme libros y revistas de regalo y comentaba con sus amigas lo buena lectora que era yo, porque me interesaban los libros. Cuando ella hacía estos comentarios, yo me sentía muy bien conmigo misma”.

Ciertamente la relación de Isidora con esta abuela era muy especial, porque ella se sentía muy valorada intelectualmente por ella. Y como las relaciones son recíprocas, en la medida que ella se sentía reconocida y visibilizada por su abuela en sus características positivas, estableció con ella una relación de cercanía y afecto que ha perdurado en el tiempo.

Por supuesto, hay que dar retroalimentación en forma verdadera. Es decir, cuando el comportamiento del niño corresponde con lo que se le dice. Por ejemplo, decirle que es esforzado y trabajador, cuando efectivamente se está esforzando por terminar un dibujo o en hacer algún ejercicio. Si se le dice cuando no está en esa actitud, el niño puede percibir el mensaje como una ironía.

Cuando uno quiere sembrar un concepto, por ejemplo, de que el niño o niña son esforzados, es posible desafiarlos a realizar una tarea no muy difícil, que sea de su interés y que sea entretenida para el niño, de manera que se motive a desplegar esfuerzos. En este contexto se le podrá dar la retroalimentación que el niño necesita para progresar en el área del esfuerzo.

No eche a perder su trabajo con comentarios que anulan el efecto de la retroalimentación positiva, por ejemplo diciendo: “Claro, como te gusta le pones empeño” o “así podría ser siempre y te iría mejor”. Estos comentarios agregados —que son muy característicos de la “Cultura Parental”— echan a perder, el trabajo realizado.

Si los padres aprenden a frenar y a simplemente reconocer las características positivas o las virtudes de los niños, no habrá respuestas que echen a perder la imagen personal de los niños y también lograrán mejorar los vínculos con sus hijos. Recuerde que una gota de miel es siempre mejor que un tonel de miel.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Semana Santa: Eucaristía de Domingo de Ramos da Inicio a Liturgias en el Colegio

Por César Antonio Campos, periodista Asociación de Padres.

La llegada de nuevas familias a nuestro Instituto se notó esta tarde. Papás, mamás, abuelitos y bastantes niños y niñas llegaron entusiasmados para participar en la primera celebración de Semana Santa: la Eucaristía de Domingo de Ramos.

El inicio de la celebración se realizó en el hall de entrada con la bendición de los diferentes ramos.

El padre rector José Agustín Tapia presidió la liturgia y esparció agua bendita entre todos los asistentes. Muchos estiraron sus brazos en busca de algunas gotas.



Luego y en procesión, los fieles ingresaron al salón Eduardo Frei Montalva para continuar con la misa. En la homilía el padre José Agustín destacó la importancia que tiene la Semana Santa para nuestro Instituto, especialmente este año con el aumento de cerca de 200 familias que se integraron.



Una de ellas son los Zambrano Julio, quienes se sumaron al 4° básico B y presentaron al Señor el pan y el vino. Miguel y Marta junto a su hijo Seb…

Agreden a Ex Apoderado del Colegio y Rector de la Universidad Tecnológica Metropolitana

Recibió escupitajos, insultos, manotazos, le lanzaron pintura y estuvo retenido por más de 4 horas, así fueron las tensas horas que vivió ayer el rector de la Universidad Tecnológica Metropolitana y ex apoderado de nuestro colegio hasta el año pasado, Miguel Ángel Avendaño.

Todo comenzó, cerca de las 18 horas, cuando unos 300 estudiantes interrumpieron una reunión que el rector sostenía con la Asociación de Académicos de la universidad. Ellos exigían a viva voz la renuncia de éste y de toda la plana mayor de la corporación.

En una acalorada discusión el ex papá replicó “este rector no va a romper ninguna institucionalidad. La universidad tiene un gobierno universitario y un sistema que lo representa al cual también se debe el rector. Ningún rector debe someterse a presiones de los estudiantes”.

Los alumnos, liderados por Francisca Rubio, lo responsabilizan por diversos fracasos de la casa de estudios, en especial la crisis que llevó al cierre de la carrera de Criminalística, que tiene s…

Opinión: Las Diferencias Generacionales

Por Neva Milicic, psicóloga.

Las diferencias de intereses, gustos, estéticas y valores que hay entre las personas de diferentes generaciones son una realidad innegable, y representan un valor que permite la diferenciación y abre paso a nuevas ideas.
En ellas reside la posibilidad de cambios que cada generación aporta a su cultura. Cuando esta dialéctica entra en la familia, las disputas pueden ser enormes y dañar la relación, si las tensiones no se resuelven con sabiduría.
Es en la adolescencia donde esta brecha generacional se da con mayor intensidad.