Ir al contenido principal

Cambiar las Preguntas

Por Neva Milicic, sicóloga.

Las personas, en cualquier etapa de la vida, pasan varias horas al día en un monólogo interno, y este diálogo consigo mismas explica en gran medida como actúan frente a las diferentes situaciones, pero especialmente en aquellas relacionadas con áreas problemáticas de la conducta, lo que en los manuales de autoayuda llaman “las zonas erróneas”.

Cuando las personas conversan consigo mismo se preguntan: ¿Qué debería hacer? ¿Por qué no me resulta? O se dicen autoafirmaciones como ¡Eso estuvo bien!, o bien, ¡Lo hice fatal!

Este monólogo interno está fuertemente influenciado por las opiniones que los padres, los profesores y por sus compañeros, ya que ellos contribuyen poderosamente a lo que los niños y las niñas piensan sobre sí mismos.

En ocasiones, los niños, y también los adultos, se encuentran entrampados en monólogos internos que son muy paralizantes. Son temas en que los niños están pegados y que les llevan a veces reiteradamente a cometer los mismos errores. Esto ocurre cuando hay un predominio de autoafirmaciones negativas. Es el caso de Santiago, quien se decía a sí mismo “Todos me persiguen”, y por lo tanto actuaba agresivamente como una forma de defenderse. Como a su vez los compañeros le pegaban para defenderse de las agresiones del niño, Santiago veía confirmada su hipótesis de que lo perseguían.

Otro ejemplo es Camila, una adolescente de quince años con bajo rendimiento escolar. Ella tenía una conversación consigo misma que estaba plagada de afirmaciones negativas como las siguientes:

“A mí nada me resulta”; “Soy un fracaso”; “Haga lo que haga, siempre me va mal”.

Este diálogo era reforzado por los padres, con la mejor intención, con frases como: “¿Es que no puedes hacer nada bien?”,“¿Cuándo vas a madurar?”.

Este monólogo interno negativo operaba como una profecía autocumplida.

Fue necesario que los padres y Camila cambiaran las preguntas que se hacían frente a las dificultades y que se plantearan cómo podrían hacerlo de otra manera: “¿Qué puedo aprender de esto, que no me resultó?”, “¿Cómo puedo cambiar mis hábitos de estudio? Si un niño se hace una pregunta que no lo lleva a cambiar su modo de pensar seguirá en el pantano de las autoafirmaciones negativas.

Quizás le ayude a entender lo que pasa en la cabeza de sus hijos pensando en las situaciones en que usted está paralizado y que no puede cambiar. Si usted se pregunta, por ejemplo, ¿por qué me descontrolo con tanta facilidad? o ¿por qué dejo para mañana lo que debería hacer hoy? Piense si el preguntarse de manera negativa lo ha ayudado a cambiar o lo ha mantenido en la misma dificultad por mucho tiempo.

Hay pocas cosas más predecibles que las acciones y emociones que las personas experimentan frente a los errores que cometen. Si la pregunta que se hacen es la misma lo más probable es que el error se repita. Una clave para disminuir la posibilidad que los errores no se repitan reside en cambiar la formulación de las preguntas del ¿Por qué a mí? o ¿Por qué será así? Y aprovechar las situaciones y emociones difíciles para preguntarse ¿Cómo hacer para que resulte diferente?, o bien, ¿Cómo podría hacerlo diferente para tener otro resultado?

Enseñar a los niños a través del modelo de preguntas que se formulan sus padres a hacerse las interrogaciones en positivo es un camino para evitar caer en la trampa de las autoafirmaciones negativas permanentes, que conducen a paralizarse.

Entradas populares de este blog

Semana Santa: Eucaristía de Domingo de Ramos da Inicio a Liturgias en el Colegio

Por César Antonio Campos, periodista Asociación de Padres. La llegada de nuevas familias a nuestro Instituto se notó esta tarde. Papás, mamás, abuelitos y bastantes niños y niñas llegaron entusiasmados para participar en la primera celebración de Semana Santa: la Eucaristía de Domingo de Ramos. El inicio de la celebración se realizó en el hall de entrada con la bendición de los diferentes ramos. El padre rector José Agustín Tapia presidió la liturgia y esparció agua bendita entre todos los asistentes. Muchos estiraron sus brazos en busca de algunas gotas. Luego y en procesión, los fieles ingresaron al salón Eduardo Frei Montalva para continuar con la misa. En la homilía el padre José Agustín destacó la importancia que tiene la Semana Santa para nuestro Instituto, especialmente este año con el aumento de cerca de 200 familias que se integraron. Una de ellas son los Zambrano Julio, quienes se sumaron al 4° básico B y presentaron al Señor el pan y el vino. Miguel y Marta junto

40% de descuento para textos escolares SM

El Directorio de la Asociación de Padres, por segundo año consecutivo, ha gestionado la aplicación de un 40% de descuento en los textos escolares vinculados con la Editorial SM (nivel 1° a 6° básico). La compra de los textos debe ser online a través del sitio de SM, el que actualmente está en proceso de actualización. A diferencia del año pasado, no es necesario retirar un cupón de descuento. Todo es de forma online.     ¿Cómo aplica el descuento para los libros SM? El/la apoderado/a deberá registrarse en la página de SM  www.tiendasm.cl  . Debe señalar el nombre del Instituto e indicar el nombre del estudiante.  VER INSTRUCTIVO   Más informaciones sobre textos, libros y útiles escolares, se encuentra en el comunicado emitido por el Instituto:  http://luiscampino.cl/2020/ 12/29/comunicado-criterios- sobre-textos-escolares-lista- de-utiles-y-aula-virtual-2021/

Diferencias en la Enseñanza de Ayer y de Hoy: "Así No lo Hacemos en el Colegio, Mamá"

Ayudar en las tareas de matemáticas a los hijos puede ser un problema para los padres, porque la terminología cambió. Por Rob Eastaway, The Times. Una niña de 10 años pide que le ayuden a hacer una tarea de matemáticas. ¿Usted podría explicarle algunos conceptos? La mayoría de los adultos ingleses no pasaría esta prueba. Esto, porque los métodos y el lenguaje que se emplean para enseñar matemáticas en la enseñanza básica han cambiado. Y la terminología que se usa hoy para la mayoría de los padres es puro blablá. Este desconocimiento ha producido una barrera comunicacional entre padres e hijos a la que se le ha dado poquísima atención en todo el debate sobre la educación de las matemáticas. Es probable que el nuevo gobierno aborde varios problemas clave en relación con esta asignatura, pero yo sugeriría uno que no se ha tomado en cuenta y que es cada vez más común: las pataletas. Las que se desatan cuando el niño, después de pedir ayuda a un padre, grita: "¡Pero no lo hace