Ir al contenido principal

Pedir y Reclamar

Por Neva Milicic, sicóloga.

Hay personas que reclaman y se quejan sin cesar acerca de todo y que creen que el mundo está en deuda con ellos. Si hay una actitud cansadora y que predispone negativamente hacia quien la presenta, esa es la quejumbre.

En el reclamo lo que se intenta es modificar la conducta del otro, a quien de alguna manera, se intenta hacer que se sienta en falta, frente a quien reclama.

El problema del reclamo es que se trata de manipular al otro haciéndolo sentir incómodo y culpable. Comentarios del tipo: “Tú nunca me ayudas”, “No te acuerdas de mi cumpleaños” o “Siempre dejas todo de lado”, inducen en el otro una sensación de culpabilidad que las más de las veces, contrariamente a lo que se espera, no induce al cambio y se tiende a deteriorar la relación.

Los padres de Pablo, están preocupados, porque a sus diez años, tiene una actitud excesivamente quejumbrosa. Reclama por todo, nada le parece suficiente. Asume una actitud plañidera, que hace sentir a sus padres y a sus amigos culpables.

Contrariamente a lo que Pablo quiere, los demás pocas veces le hacen caso en sus demandas y más bien le rehúyen, ya que les molesta su tono quejumbroso y que los haga sentirse culpables.

En reiteradas ocasiones sus padres le han dicho que les solicite las cosas de otra manera, sin éxito. La madre es poco consciente de su propia actitud quejosa, la que sin duda constituye un modelo para su hijo.

Es bueno recordar que cuando se hace a alguien sentir culpable, más que deseos de cambiar, suele producirse mucha rabia, frente a quien lo hace sentirse culpable. ¿Quiere decir entonces, que no podemos quejarnos y que no hay que registrar las molestias? Por supuesto que no.

Cuando algo no nos parece o deseamos algo que creemos justo, tenemos todo el derecho a decirlo y a pedirlo. El problema está en el tono o en el inducir culpa en el mensaje. Es necesario pedirlo asertivamente. Es distinto decir: “Necesito que me ayudes a ordenar tu pieza”, que decir “estoy cansada de ordenarte la pieza, siempre dejas todo botado, nunca piensas en los demás”.

La primera respuesta, señala el legítimo derecho a pedir que el niño o la niña hagan algo correcto. La segunda está teñida de una actitud inculpadora destinada a que el otro se sienta mal, mientras que quien plantea el reclamo, queda como un mártir.

Aprender a pedir sin reclamar, es una estrategia más eficiente para lograr lo que se quiere y para mejorar las relaciones, que la queja. Por cierto, las quejas nos ayudan a descomprimirnos y a veces es bueno liberarse y darse permiso para quejarse, con las amigos(as), con el terapeuta o con quien se tenga al lado, pero no las utilice excesivamente ni para manipular.

A lo mejor en vez de tanta queja, será mejor buscar cómo solucionar los problemas, desde una actitud de enfrentamiento activo de los problemas.

A lo mejor, se podría instalar un libro de reclamos, como el que hay en las oficinas. Siempre, he sospechado que estos libros están allí, más para que la gente se descomprima que para solucionar los problemas, y como una forma inteligente de liberar al personal de las presiones y quejas del público. En este libro una vez al mes, cada cual podría hacer su “pedido fundamentado para solucionar las dificultades”. Exponer su versión del problema y ver cómo se podría modificar la situación, buscar maneras de concretizar los pedidos.

Recuerde que las personas quejumbrosas, aunque tengan toda la razón, son muy aburridas y provocan rechazo. Aprenda a pedir y si su hijo o hija es tan quejumbroso como Pablo, pregúntese si no será usted un modelo que está favoreciendo esta actitud.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Semana Santa: Eucaristía de Domingo de Ramos da Inicio a Liturgias en el Colegio

Por César Antonio Campos, periodista Asociación de Padres.

La llegada de nuevas familias a nuestro Instituto se notó esta tarde. Papás, mamás, abuelitos y bastantes niños y niñas llegaron entusiasmados para participar en la primera celebración de Semana Santa: la Eucaristía de Domingo de Ramos.

El inicio de la celebración se realizó en el hall de entrada con la bendición de los diferentes ramos.

El padre rector José Agustín Tapia presidió la liturgia y esparció agua bendita entre todos los asistentes. Muchos estiraron sus brazos en busca de algunas gotas.



Luego y en procesión, los fieles ingresaron al salón Eduardo Frei Montalva para continuar con la misa. En la homilía el padre José Agustín destacó la importancia que tiene la Semana Santa para nuestro Instituto, especialmente este año con el aumento de cerca de 200 familias que se integraron.



Una de ellas son los Zambrano Julio, quienes se sumaron al 4° básico B y presentaron al Señor el pan y el vino. Miguel y Marta junto a su hijo Seb…

¿Es Tan Malo Recompensar?

Por Neva Milicic, sicóloga.

La pregunta acerca de los riesgos y los beneficios de utilizar los premios como mecanismo educativo encierra una duda legítima, que muchos padres que están realmente preocupados por educar bien a sus hijos se han hecho en más de una ocasión.

¿Por qué debiera premiar a un niño por hacer algo que le corresponde hacer?

La respuesta es compleja y depende de las características del niño, pero un premio ocasionalmente no pareciera ser una actitud negativa.

No se trata de dar un gran premio por levantarse en la mañana y todas las mañanas, pero si cuando hace un esfuerzo mayor que lo habitual, reconocerlo a través de un estímulo puede hacer sentir al niño que lo que hace es valorado por sus padres.

Cuando usted prepara el desayuno, no espera un gran reconocimiento, pero sí al menos un gracias, o un comentario amable, como “rico te quedó”, que sea una señal que los demás se han dado cuenta del esfuerzo que ha puesto en prepararlo, sobre todo si se esmeró especialmente y…

Agreden a Ex Apoderado del Colegio y Rector de la Universidad Tecnológica Metropolitana

Recibió escupitajos, insultos, manotazos, le lanzaron pintura y estuvo retenido por más de 4 horas, así fueron las tensas horas que vivió ayer el rector de la Universidad Tecnológica Metropolitana y ex apoderado de nuestro colegio hasta el año pasado, Miguel Ángel Avendaño.

Todo comenzó, cerca de las 18 horas, cuando unos 300 estudiantes interrumpieron una reunión que el rector sostenía con la Asociación de Académicos de la universidad. Ellos exigían a viva voz la renuncia de éste y de toda la plana mayor de la corporación.

En una acalorada discusión el ex papá replicó “este rector no va a romper ninguna institucionalidad. La universidad tiene un gobierno universitario y un sistema que lo representa al cual también se debe el rector. Ningún rector debe someterse a presiones de los estudiantes”.

Los alumnos, liderados por Francisca Rubio, lo responsabilizan por diversos fracasos de la casa de estudios, en especial la crisis que llevó al cierre de la carrera de Criminalística, que tiene s…