Destacamos

Campo de Batuco continúa cerrado por remodelación

Estimadas familias: la remodelación de nuestro campo en Batuco continúa, razón por la cual debemos mantenerlo cerrado por todavía alguna...

sábado, 21 de junio de 2008

Uso de Celulares, Internet y Videojuegos No Deben Reemplazar Otras Actividades en Niños

Expertas sugieren mantener a los preescolares alejados de los aparatos digitales, acompañar a los niños de 5 a 7 años en su uso y evitar que la pantalla ocupe la atención de los mayores.

Por Paula Leighton y Cristián González, El Mercurio.

Francisco comenzó a jugar con computadores apenas pudo sentarse. A los cuatro años manejaba el mouse y usaba software educativos. A los 8, sus papás decidieron eliminar la tecnología de sus actividades cotidianas. "Aunque el computador le ayudó a aprender a leer antes que lo normal y a hacer cálculos mentales, hay actividades en las que creemos que el uso de software o videojuegos le ha jugado en contra", reconoce su papá.

Por ejemplo, sus habilidades sociales se han resentido y en las pruebas que requieren resolución de problemas responde de forma impulsiva, sin tomarse el tiempo de reflexionar.

Casos como el de Francisco son cada vez más comunes en un mundo donde los niños crecen rodeados de dispositivos tecnológicos. Si es o no apropiado que los usen y cómo introducirlos de manera adecuada son algunas de las inquietudes que muchos padres intentan resolver.

Preescolares

"Los aparatos tecnológicos en sí mismos no son ni malos ni buenos, todo depende de cómo se usen o de si esto se hace en reemplazo de otra cosa", dice la psicóloga María Elena Gorostegui, coautora del libro 'Psicología General y Evolutiva'.

En el caso de los videojuegos, por ejemplo, hay algunos que ayudan a desarrollar destrezas, habilidades y competencias. Sin embargo, agrega, la clave está en lograr un buen equilibrio entre el uso de estas tecnologías y otras actividades necesarias en el desarrollo infantil.

Por ello, en edad preescolar no es conveniente que los niños convivan con pantallas y videojuegos. La psicopedagoga Ilia García, experta en estimulación educativa, sugiere cautela "porque por llegar a ella se corre el riesgo de saltarse experiencias de aprendizaje necesarias en esta etapa". Entre éstas, menciona el desarrollo psicomotor fino, la socialización con otros niños, las actividades manuales y el juego no estructurado, que estimula la imaginación y creatividad.

En un artículo publicado por "The New York Times", Sandra Calvert, directora del Children's Digital Media Center de la U. de Georgetown, explica que antes de los cinco años "a los niños les gusta jugar con celulares de juguete como si fueran reales".

Esta simulación es parte importante de la etapa que Piaget llama "preoperacional", cuando los niños aprenden que pueden controlar algunas situaciones.

Los trabajos del psicólogo y filósofo suizo Jean Piaget sobre el desarrollo cognitivo infantil (ver infografía) son un punto de referencia para los expertos respecto a la conveniencia de la tecnología en los primeros años de vida.

Primer contacto

De ahí que el primer contacto con la tecnología, en cualquiera de sus formas, va a depender de la edad. "Ojalá nunca antes de que sea capaz de procesar mentalmente la información o estímulos que recibe, lo que es posterior a los cinco años", dice la neuróloga infantil Karin Kleinsteuber, de la Clínica Las Condes y miembro de la Sociedad de Psiquiatría y Neurología de la Infancia y Adolescencia.

Entre los cinco y siete años es importante que los niños se introduzcan en el uso de las nuevas tecnologías en presencia de sus padres. Esto, debido a que los niños todavía no manejan por completo las ideas abstractas. Por eso, internet y videojuegos "debieran usarse para complementar más que para reemplazar experiencias reales", dice Calvert. En vez de jugar al fútbol frente a la pantalla, mejor salir a patear una pelota.

A edades mayores, el tiempo dedicado a estos aparatos no debe superar un cuarto del tiempo libre. "Si por la jornada completa el niño llega a la casa a las cinco o seis de la tarde y se acuesta antes de las 10 de la noche, significa que le quedan cuatro horas para hacer tareas, comer, compartir con la familia y jugar", dice Kleinsteuber. O sea, no más de una hora debe dedicarla a internet, videojuegos y televisión.

Después de los 12 años los niños tienen responsabilidad para tener un celular, el que debiera emplearse principalmente para mantener contacto con los padres. Sin embargo, el uso excesivo de los mensajes de texto juega en contra. "Al enviar mensajes se ocupa sólo la memoria de trabajo y no se ejercitan la memoria analítica y la introspección".

Cuándo preocuparse

Hay ciertas actitudes que permiten sospechar cuándo la relación de un niño con la tecnología va más allá de un simple pasatiempo. La neuróloga infantil Karin Kleinsteuber precisa que hay que preocuparse si el menor prefiere la pantalla del computador o del televisor a cualquier otra actividad (salir, jugar con amigos), sobre todo si "no hace interrupciones para hacer otras cosas domésticas, como comer sin alejarse de la pantalla".

Al respecto, a diferencia de la TV (que tiene programas con duración definida), los videojuegos tienen la desventaja que no tienen fin, "y el niño no es capaz de parar", dice la doctora.

Esta conducta se suele acompañar de una baja en el rendimiento escolar. Otras señales que deben alertar a los padres son cuando el menor tiene pesadillas o se desordena su hábito de sueño; o si muestra conductas agresivas hacia otros niños.

------------------
PANTALLA
3,5 horas diarias de televisión ven en Chile los menores de 5 años; los escolares hasta 14 años ven 3 horas en promedio (datos del CNTV).

El 61% de los santiaguinos de 4 a 12 años tiene acceso a un computador. El 86% pasa de 1 a 2 horas al día conectado a internet.

No hay comentarios: