Ir al contenido principal

Cómo Enfrentar el Estrés Escolar

Muchos piensan que el estrés es cosa de mayores y que nuestros niños ni siquiera saben lo que significa esa palabra tan rara, ya que consideran que su única preocupación es jugar y disfrutar, sin embargo, esto no es cierto, al igual que nosotros, los niños están sometidos a gran cantidad de estresores en la vida cotidiana, que les afectan tanto como a los adultos y que incluso, en algunos casos, pueden originar serios problemas. Claro está que en el estrés, como en casi todo, hay niveles.

El ritmo actual de vida hace que los niños se enfrenten al estrés a edades más tempranas. Entre los desencadenantes más comunes podemos mencionar el incremento de hogares monoparentales, la exposición diaria a violencia en televisión (películas e incluso dibujos animados), las altas expectativas de los padres y otras dificultades de nuestro tiempo (enfermedades, desastres naturales, accidentes de tránsito, contaminación ambiental, etc.).

Una de las fuentes de estrés más generalizadas es el colegio y todo lo relacionado con él. Las notas, los deberes y pasar de curso son la queja principal de casi todos. Esta preocupación se debe en gran parte a la presión que ejercen los padres, que con la mejor de las intensiones ven la necesidad de que sus hijos tengan buenos resultados académicos para que el día de mañana puedan disfrutar de una vida lo más agradable posible.

Claro está, que esto se debe a que cada vez se necesita estar más preparado para acceder a un puesto de trabajo que permita una buena posición económica. Los niños, que no piensan en el futuro, porque les resulta difícil tener expectativas a largo plazo, ven en los resultados escolares una forma de satisfacer o desesperar a sus padres.

Algunos síntomas del estrés escolar son: Sensación de nudo en el estómago, cansancio, sudor en las palmas de las manos, temblor de manos y rodillas, dificultad para levantarse por las mañanas, tensión muscular en el cuello y cabeza, rabietas o conductas indisciplinadas, conductas regresivas (edades anteriores), malhumor, retraimiento social, peleas con hermanos, negarse a ir al colegio y pérdida de concentración. Incluso en ocasiones se desarrollan tics, movimientos extraños o rarezas, enfermedades de la piel, resfriados frecuentes, y sobre todo, lo más común, problemas de tipo digestivo.

¿Qué hacer?

Si los padres creen que su hijo puede estar padeciendo algunos de estos síntomas deben estar alerta y acudir a un especialista antes de que desarrollen problemas mayores. Para disminuir el estrés de su hijo durante el curso del año y especialmente en épocas de exámenes, proporciónele hábitos adecuados.

Algunos consejos positivos son:
• Que elaboren un plan de estudio.
• Que realicen los deberes a diario.
• Que se ajuste a un horario.
• Entrenamiento en hábitos de estudio.
• Supervise su trabajo.
• Reconozca su esfuerzo.
• Proporcione refuerzo si lo necesita.
• Sea flexible y permítale que gobierne su lugar de estudio.
• Permítale de vez en cuando estudiar en grupo.
• No les prive de su tiempo de juego o diversión.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Deportes: Vive un Fin de Semana de Entretención y Recreación en el Instituto

La Asociación de Padres te invita a vivir un fin de semana deportivo y recreativo con entretenidas actividades que hemos organizado en el Instituto.
Hoy viernes 3 de agosto, reanudamos el Campeonato Baby Fútbol Papás en el gimnasio Institutano con el desarrollo de la Sexta Fecha del Torneo.
Vuelven a las canchas los equipos del Pre Kínder B, 4º Básico B, 2° básico A+4° básico A+5° básico A, Kínder B, 2° básico B, 3° básico B, 8° básico A-B y 5° básico B.

Opinión: Las Diferencias Generacionales

Por Neva Milicic, psicóloga.

Las diferencias de intereses, gustos, estéticas y valores que hay entre las personas de diferentes generaciones son una realidad innegable, y representan un valor que permite la diferenciación y abre paso a nuevas ideas.
En ellas reside la posibilidad de cambios que cada generación aporta a su cultura. Cuando esta dialéctica entra en la familia, las disputas pueden ser enormes y dañar la relación, si las tensiones no se resuelven con sabiduría.
Es en la adolescencia donde esta brecha generacional se da con mayor intensidad.

Buenas Ideas en Familia

Por Revista Hagamos Contacto

Las actividades en familia son indispensables y muy importantes para lograr un acercamiento, unión y comunicación entre sus miembros. Es estos tiempos en donde la convivencia entre padres e hijos se está limitando cada vez más, debemos hacer un pausa.

Hay muchísimas cosas que se pueden hacer, ya sea al aire libre o en casa, gratis o de bajo costo. Aquí algunas sugerencias:

Deportes: planear actividades físicas donde toda la familia participe, además de ser muy saludable, propicia un acercamiento y comunicación más directo con ellos. Haga una lista de actividades que se pueden hacer bajo techo, por ejemplo, ejercicios de estiramiento y aeróbicos, trotar y andar en bicicleta. Otra forma de hacer ejercicios de manera divertida es por medio del baile y la música.

Jugar: jugar a encontrar el tesoro: se trata de esconder objetos por toda la casa y dar pistas para encontrar los objetos escondidos. Incluso para que sea más emocionante, las pistas pueden estar en algú…